Ejemplos ?
Al rato volvieron a entrar Atarés y Milans del Bosch, volviendo el primero a arremeter contra Gutiérrez Mellado con una retahíla de insultos.
Al día siguiente ―tras una retahíla de reacciones contrarias desde todo el espectro político― tuvo que retractarse de sus dichos y «se mostró arrepentido».
Este ser infernal, descendiente de Judas Iscariote, comete una retahíla de horrendos crímenes que al final son castigados por un ángel y dos personajes: Sofía, encarnación de lo humano, y Balán, símbolo de la naturaleza, dos mundos unidos para vencer al mal.
En 1916 aparecen una retahíla de clubs, algunos de vida efímera de un año o incluso menos (La Invencible de Astillero, Astillero Sport Club, Hispania Foot-ball Club, Unión Astillerense), otros que aguantan un par de años (Selección Club de Astillero y Sigva Foot-ball Club, denominado en 1917 como Sigva Balompié, activos ambos clubs entre 1916 y 1917) y el primer club astillerense que logra una cierta continuidad, el Ariñ Sport de Astillero (activo entre 1916 y 1921); el Ariñ se federa en la Federación Regional Norte y disputa el Campeonato Regional.
El relato literario de una vida no se parece al relato histórico-biográfico y, a veces, Diez mujeres cede hacia una retahíla de hechos, que como las fechas de los reinos, van jalonando estas vidas.
Cuando pasaba por aquí, eran seguras las riñas, las heridas, la sangre… El ventero seguía con su retahíla, comentando la turbulenta vida del personaje, mientras éste le escuchaba dando cuenta de un plato de lentejas.
Es conocido también por su nombre en inglés ampersand, proveniente a su vez de la expresión and per se and, es decir, «y por sí mismo, y», antiguamente usada como parte de la retahíla para la memorización del alfabeto.
Tras una larga retahíla de pretenciosos razonamientos escoge una engañando al enmascarado y cambiándolas a último momento...
La apocalíptica retahíla sobre el Infierno a cargo del jesuita, en el capítulo 3, muestra claras resonancias de discursos pronunciados en Moby Dick y en Los hermanos Karamazov.
En el caso del primero, su Subida al monte Carmelo es de hecho una densa retahíla de sentencias místicas...
Tras rechazar una retahíla de nombres (incluidos: Just Us, Next Issue y Verse Four) se decantaron por 98 Degrees tras una sugerencia de sus managers: Paris Djon y Johnny Camisa.
Lo que inicialmente se traducía en inofensivos juegos oníricos pasa a ocupar un tiempo y un espacio cada vez más esencial dentro de su vida consciente. La segunda etapa de esta funesta retahíla mereció el nombre de “fase de búsqueda”.