retaguardia

(redireccionado de retaguardias)
También se encuentra en: Sinónimos.

retaguardia

1. s. f. MILITAR Parte de una tropa que está en último lugar en una marcha. vanguardia
2. MILITAR Conjunto de fuerzas e instalaciones bélicas que están detrás o alejadas de la línea de combate. vanguardia
3. MILITAR Zona de una nación en guerra no ocupada por los enemigos la población se desplaza hacia la retaguardia del país.
4. Parte de atrás de una cosa el ciclista se cayó y quedó en la retaguardia del pelotón. cola
5. a retaguardia loc. adv. MILITAR 1. Fuera de la zona de combate: las tropas de nuestro país están a retaguardia .2. Retrasado respecto a otras personas: el corredor francés iba a retaguardia. rezagado
6. a retaguardia de loc. prep. Detrás de iré con el coche a retaguardia de los participantes en el maratón.
7. picar la retaguardia MILITAR Perseguir de cerca al enemigo que se retira.

retaguardia

(reta'γwaɾðja)
sustantivo femenino
1. militar vanguardia parte del ejército que se encuentra detrás del resto Formaba parte de la retaguardia de infantería.
2. militar vanguardia zona más alejada del frente Habían dejado al último pueblo en la retaguardia.
3. parte trasera de algo La caída de la bicicleta lo dejó a la retaguardia del pelotón.
Sinónimos

retaguardia

sustantivo femenino
Traducciones

retaguardia

Nachhut

retaguardia

arrière

retaguardia

الخلفية

retaguardia

z tyłu

retaguardia

πίσω

retaguardia

zadní

retaguardia

リア

retaguardia

후면

retaguardia

SF
1. (Mil) → rearguard
a retaguardiain the rear
tres millas a retaguardiathree miles to the rear, three miles further back
estar o ir a o en retaguardiato bring up the rear
2. (= culo) → rear, posterior (hum)
Ejemplos ?
Sería indigno que al heroísmo de nuestros oficiales, soldados y voluntarios que en las líneas de fuego desafían a la muerte soñando con una España mejor, correspondieran con la cobardía y falta de valor cívico las personas que gozan de la paz de las retaguardias.
Desde los años noventa, y particularmente después de 2000 las minas se convirtieron en el arma principal de los guerrilleros, pues les permite asestar golpes sin combatir a muy bajo precio, y obligar al enemigo a transitar por carreteras o vías principales, vedando el acceso a las trochas y retaguardias.
De esta forma, los buques de vanguardia de ambos bandos estuvieron cañoneándose pesada y continuamente desde el comienzo de la acción, mientras que varios de los de las retaguardias nunca entraron realmente en acción.
Actuaron con contundencia y representaron una perpetua preocupación para los franceses, constantemente asaltados en sus retaguardias y en sus convoyes de aprovisionamiento.
Muchas de las canciones de la época se hicieron en ambos bandos como propaganda y como medio para incrementar la moral de los combatientes y retaguardias del propio bando.
Prescindiendo de las muertes producidas en los frentes y en ambas retaguardias, la obra analiza las circunstancias y los porqués de las ejecuciones de algunos de los mejores españoles de la época y lo que se indicó en el acta de defunción, que casi nunca coincidió con la verdad.
Comenzó una violentísima represión en ambas retaguardias, más sistemática en el bando sublevado, mas descontrolada en el republicano, que llegó incluso a graves enfrentamientos internos (sucesos de Barcelona de mayo de 1937, entre anarquistas, trotskistas y comunistas, involucrados en un conflicto de prioridades entre ganar la guerra o hacer la revolución -la denominada revolución social española, que realizaba colectivizaciones y experimentos libertarios en zonas carentes del control gubernamental y perdidas en poco tiempo-).
Así, al llegar los italianos al Tagliamento, sus retaguardias seguían siendo hostigadas por los austroalemanes, por lo que el 30 de octubre el general Cadorna autorizó a sus tropas el cruce del río para evitar una aniquilación completa.
El escolta militar es el escolta que protege específicamente a personal del ejército. Hay escoltas escolares y están integradas de la siguiente forma: dos guardia, dos retaguardias, un abanderado y un comandante.
Un cambio en la dirección del viento durante la batalla hizo aún más difícil que se comprometiesen los buques de las retaguardias.
Ambos bandos cometieron y se acusaron recíprocamente de la comisión de graves crímenes en el frente y en las retaguardias, como sacas de presos, paseos, desapariciones de personas o tribunales extrajudiciales.
En la zona bajo control de la República, los enfrentamientos entre milicias y facciones opuestas también sirvieron de coartada a episodios de represión sangrientos, como en el caso de las jornadas de mayo de 1937 en Barcelona, narradas por el escritor inglés George Orwell en su obra Homenaje a Cataluña, basada en su experiencia de primera mano. El militar Ramón Salas Larrazábal estudió las cifras de víctimas que pudieron morir en estas retaguardias.