resplandor


También se encuentra en: Sinónimos.

resplandor

1. s. m. Luz muy intensa que procede de un cuerpo luminoso le delató el resplandor de la hoguera; le cegó el resplandor del rayo. fulgor, luminosidad
2. Brillo muy intenso contemplamos el resplandor de la cúpula dorada. opacidad
3. Esplendor, lucimiento o gloria.

resplandor

 
m. Luz muy clara que despide un cuerpo luminoso.
fig.Brillo de algunas cosas.
fig.Esplendor o lucimiento.

resplandor

(resplan'doɾ)
sustantivo masculino
1. luz muy intensa que procede de un cuerpo luminoso El resplandor del sol me cegaba.
2. máximo grado de perfección o grandeza de algo En el siglo XVIII, brillaron con increíble resplandor filósofos como Montesquieu.
Sinónimos

resplandor

sustantivo masculino
Traducciones

resplandor

glitter, blaze, radiance, glow

resplandor

gloed

resplandor

brilho

resplandor

توهج

resplandor

λάμψη

resplandor

блясък

resplandor

záře

resplandor

זוהר

resplandor

グロー

resplandor

SM
1. (= brillantez) → brilliance, brightness; [de joyas] → sparkle, glitter
2. (Méx) (= luz del sol) → sunlight; (= calor del sol) → warmth of the sun; (= brillo) → glare
Ejemplos ?
Admirada de que se hubiese pasado tan pronto la noche, encendió su luz y se dirigió hacia la iglesia. A su llegada halló la nave alumbrada no por velas como de costumbre, sino por una luz extraña y de un resplandor dudoso.
Marchó de cara al moribundo día, hacia el lejano resplandor postrero, y a manera de sol que se moría, su planta iba sangrando en el sendero.
"Ahora todos tendrán que percatarse de que somos los primeros -pensaban-. ¡Menudo brillo y menudo resplandor el nuestro!". Y de este modo se consumieron».
Al rojizo resplandor de una fogata que proyectaba las sombras de aquel círculo infernal en los muros del templo, había creído ver que algunos hacían esfuerzos por levantar en alto una pesada cruz, mientras otros tejían una corona con las ramas de los zarzales o afilaban sobre una piedra las puntas de enormes clavos de hierro.
Conviene adelantar su muerte a esta maldad, antes que el nombre de rey con el resplandor de la majestad halague la ignorancia de la plebe y atemorice el celo de los leales.
Finalmente, mientras les es permitido el estar en su dicha mostrándose en la forma que ellos quieren ser vistos, resplandecen y engañan; pero cuando sucede algo que los perturbe y que los descubra, entonces se conoce cuánto de verdadera y honda fealdad encubría el ajeno resplandor.
En tanto tras de los vidrios De sus calados balcones De los suntuosos salones Irradiando el resplandor, En cuadros de luz brillante En la plaza se pintaban, Y mil sombras los cruzaban En tropel encantador.
Vuelvo la cabeza adentro: en este instante mismo el resplandor del hogar abierto centellea todo alrededor del sweater del fogonero, que está inmóvil.
Si hace un instante no tuve tiempo—¡no material: mental!—para desatar a mi asistente y confiarle el tren, no lo tendré tampoco para detenerlo... Pongo la mano sobre la llave para cerrarla-arla ¡eluf eluf!, amigo ¡Otra rata! Último resplandor... ¡Y qué horrible martirio!
No era usual que los viejos vendedores de la calle se reunieran, sino que cada cual permanecía en su tenducho, que se cerraba al atardecer, y entonces la calleja quedaba completamente oscura; sólo un tenue resplandor salía por la pequeña placa de cuerno del rejado, y en el interior de la casucha, el viejo, sentado generalmente en la cama con su libro alemán de cánticos, entonaba su canción nocturnal o trajinaba hasta bien entrada la noche, ocupado en mil quehaceres.
Yo esperé, perdido en la oscuridad, mientras el fraile encendía un enroscado de cerilla, que ardió esparciendo olor de iglesia. La llama lívida temblaba en el ancho zaguán, y al incierto resplandor columbrábase la cabeza del fraile, también temblona.
Y Antoñuelo el Matraca, haciendo un esfuerzo y casi como el que se decide a tirarse por un despeñadero, avanzó decidido hacia el grupo donde lucía el de los Bigotes su imponente actitud de hombre aguerrido y capaz de quitarle el resplandor de un metío a cualquiera de los luceros, y díjole llegando a él y mirándolo con heroica indiferencia: -¿Usté quisiera premitirme, señor Curro, que platiquemos dos minutos?