Ejemplos ?
Tú, dulce amigo, que en la noche umbría Al grato son del arpa melodiosa Ensayabas cantares algún día Bajo el balcón de tu adorada hermosa, Déjame que hoy en soledad delire, Y a delirar contigo me aventure, Que en tus brazos un hora en paz respire Y del dormido mundo en paz murmure.
-Pero verá usted el de hoy -dijo el médico. -Que abran esos balcones para que el moribundo respire el aire libre. Una criada abrió de par en par el balcón del comedor, y el sol, que todavía estaba muy lejos del ocaso, inundó el comedor de luz e hirió el rostro de don Lesmes, que dio un grito de alegría y sorpresa, al mismo tiempo que todos los circunstantes prorrumpían en ruidosas carcajadas y aplausos a Samaniego, calificando de su más ingeniosa fábula la que acababa de poner en acción.
En tus vastas laderas Deja que se dilate el pensamiento Y respire el aliento De aquellas auras de tu honor primeras; Auras de libertad que en su regazo Hasta Dios condujeron, El sello á recibir de eterna vida, Con las almas de bravos que cayeron, El alma de la patria redimida.
Siempre que yo le proponía a Guedita volver a Madrid o emprender algún viaje que la distrajese, infaliblemente me respondía: -No se debe nunca variar cuando se está a gusto. Es tentar a la mala suerte. Déjame que viva y respire... ¡Razón tenía!
Merced a esta pasión de publicidad que las embriaga, las chicas de doña Calixta son conocidas hasta de la última fregona de Santander, y no hay un ser que respire en este pueblo de quien ellas no puedan dar más pormenores que un agente de policía.
–Sí, a un ente de ficción, como a uno de carne y hueso, a lo que llama usted hombre de carne y hueso y no de ficción de carne y de ficción de hueso, puede uno engendrarlo y lo puede matar; pero una vez que lo mató no puede, ¡no!, no puede resucitarlo. Hacer un hombre mortal y carnal, de carne y hueso, que respire aire, es cosa fácil, muy fácil, demasiado fácil por desgracia...
Aquí nada que no sea rico, venturoso; nada que no respire e inspire despreocupación y gozo de dejarse vivir; nada, salvo el aspecto de aquella turba que se apoya allá, en la valla exterior, cogiendo gratis, a merced del viento, un jirón de música y mirando la centelleante hornaza interior.
¿verdad? Pero somos de distinta pasta… Sin embargo, traiga su cloroformo, respire un poco más y óigame. Apreciará entonces lo que va de su droga a la cocaína.
Dejadme que respire, Que viva y que delire; Pues mis errores lloro, Dejadme, yo os imploro ¡Dejad que en paz suspire Lo que insensato holló!
Pero otras mil flores, más olorosas y no menos bellas, aparecen después, llamando y excitando al céfiro á que respire los aromas que exhalan.
La rueda o molino representa la maquinaria de la administración, el viento que la mueve simboliza la voluntad pública, y el timón que siempre mantiene la pala de la rueda cual veleta al viento, no importa lo repentina o completamente que éste pueda cambiar, representa el método por el cual la administración se mantiene en todo momento receptiva y obediente a cada mandato de la gente, aunque ésta simplemente respire.
He sentido una como asfixia en lo profundo de mi pecho; como si un enorme hueco se estuviera gestando, como si me faltara aire, aunque respire bien.