resonante


También se encuentra en: Sinónimos.

resonante

1. adj. Que resuena las habitaciones vacías son resonantes.
2. Que ha alcanzado mucha resonancia o divulgación en su último concierto tuvo un éxito resonante. famoso, importante

resonante

(reso'nante)
abreviación
1. que resuena Las gradas de madera son muy resonantes.
2. que ha alcanzado una gran divulgación o importancia La película que ganó el premio ha tenido un éxito resonante.
Sinónimos
Traducciones

resonante

resonant, hollow

resonante

ADJ
1. (= que resuena) → resonant; (= sonoro) → ringing, resounding
2. [éxito] → tremendous, resounding

resonante

a. resonant, ringing, that gives out a vibrant sound on percussion.
Ejemplos ?
El gordo Satán se golpeaba con el puño la inmensa panza, de donde salía entonces un largo y resonante tintineo de metal, que terminaba en un vago gemido hecho de numerosas voces humanas.
que el bosque de Helicón venera, no es tiempo que reposes; alza el divino canto y la acordada voz hasta el cielo osada, con eco que supere resonante al estruendo confuso y vocería, popular alegría, y aplauso cortesano triünfante, que se escucha distante en el sangriento coso matritense, en cuya arena intrépido se planta el vencedor circense, lleno de glorias que la fama canta.
Es peregrinación que trae buenas granjerías a comerciantes, vendecomidas y mesoneros. La del 68 será probablemente la más caudalosa y resonante.
Por eso, porque un oscuro, porque un sincero es quien canta y no un cortesano impuro, oiréis el de mi garganta canto llano, pobre y duro. Más placerá a vuestro oído el débil trinar sentido del pájaro del erial que el resonante graznido del hueco pavo real.
-Pos sá menester que la abras, que por querer alimentarte con suspiros te estás poniendo ca vez más amarilla y cá día con más ojeras, y... -Señá Micaela -gritó en aquel momento Toño el Carambuco desde el umbral de la casa con acento resonante.
Se torna resplandeciente la mansión del muy resonante Zeus padre al propagarse el delicado canto de las diosas y retumba la nevada cumbre del Olimpo y los palacios de los Inmortales.
Pero tú, insulsa, mal y molesta vives, por la cual no se puede ser distraído.” 11 Furio y Aurelio, compañeros de Catulo bien si a los extremos indos va a penetrar, donde el litoral por la lejos resonante, oriental onda es batido, bien si a los hircanos o árabes blandos ya si a los sagas o a los saeteros partos, bien si las superficies que el septillizo Nilo colora, bien si tras los altos Alpes pisa, de César divisando los monumentos, el magno, el gálico Rin, los horribles, pintados de verde, últi- mos britanos, todo esto y cuanto traiga la voluntad de los celestes, una vez a probar preparados, unas pocas anunciad a mi chica, no buenas palabras.
Ese mismo año concurrimos al Congreso de Historia de Buenos Aires con una delegación amplia y bien preparada que colaboró eficazmente en las labores de aquella resonante Asamblea.
También los triunfos de una eran celebrados como propios por todas las demás. El regocijo alcanzaba hasta donde podía llegar resonante la noticia, según su trascendencia.
De la moralidad irreprochable de Lavalleja, dice claramente su actitud en Bagé cuando los soldados de Alvear entraron a saco en las casas del villorio abandonado, seguidos de algún jefe porteño de alta graduación, como Mansilla, Rodríguez no tenía en haber ninguna victoria y Lavalleja tenía la muy reciente y resonante de Sarandí; “ combate de caballería ” a juicio de los historiadores porteños que hacen pedestal para la gloria indiscutible de Belgrano, con Salta y Tucumán, “ combates de caballería ” también que no tuvieron más trascendencia… ¡y no contemos a Rondeau, estratega de Sipe-Sipe, ni al propio Alvear, vencedor auténtico de Otorgués en Marmarajá y dudosamente conciente de Barbacena en Ituzaingó!
Y bien; nuestra Provincia Oriental que con Artigas había sido rectora ejerciendo con desinterés y coraje esa función hasta lejanos pueblos del mediterráneo argentino (los enviados del “Patriarca de la Federación” llegaban en 1820 hasta Santiago; San Juan había quedado separada de hecho del núcleo americano) justamente en el año que hemos citado y que sería también – cruel destino del Patriarca – el del triunfo resonante de las repúblicas comunalistas embanderadas en el federalismo, sobre las oligarquías aislacionistas y prepotentes que se adueñaron de Buenos Aires.
A los que trabajan en el mar intransitable y elevan sus súplicas a Hécate y al resonante Ennosigeo, fácilmente la ilustre diosa les concede pesca abundante y fácilmente se la quita cuando parece segura si así lo desea su corazón.