resolutorio

resolutorio, a

adj. Que implica una resolución o decisión condición resolutoria; expediente resolutorio. decisorio

resolutorio, -ria

 
adj. Que tiene, motiva o denota resolución.
Ejemplos ?
Emana de una administración pública. Un acto resolutorio finaliza el procedimiento administrativo y, asimismo, refleja una decisión final de la administración.
Obligaciones de dar, hacer y no hacer, en Revista de la Facultad de Derecho (Montevideo). Plazo suspensivo y resolutorio, en Revista de la Facultad de Derecho (Montevideo).
Los actos de trámite, en cambio, son actos administrativos preparatorios del acto resolutorio: la suma de actos de trámite es igual al acto resolutorio.
Tratado sobre las rentas de los beneficios eclesiásticos, "De redditibus beneficiorum Ecclesiaticorum...", que alcanzó numerosas ediciones a partir de su primera publicación en Valladolid (1566). Comentario Resolutorio de Cambios.
e) El efecto de la aplicación de estas direcciones doctrinales es la revisión del contrato con efecto resolutorio cuando no sea posible restablecer de otra forma el equilibrio jurídico, o bien con mero efecto modificativo acomodando lo convenido a las circunstancias concurrentes en el caso enjuiciado al tiempo de ser cumplido.
La empresa envía un telegrama de reintegro el mismo día de la audiencia, el dilema es si ese telegrama es o no válido para configurar ánimo resolutorio del reclamante.
Desarrolló así una teoría del valor-escasez precursora de la teoría cuantitativa del dinero en su obra Manual de confesores y penitentes (1556) y sus apéndices Comentario resolutorio de usuras y Comentario resolutorio de cambios, adelantándose, y de forma más completa, a las Respuestas a las paradojas de Monsieur de Malestroit (1588) de Jean Bodin.
Autores conocidos como "arbitristas", como Tomás de Mercado (Suma de tratos y contratos) o Martín de Azpilicueta (Manual de Confesores y Penitentes, De Usuras y Simonía, Tratado sobre las rentas de los beneficios eclesiásticos, Comentario Resolutorio de Cambios, Enajenación de las Cosas Eclesiásticas), no sólo se limitaban a aplicar las recetas tradicionales de la teología moral de un modo teórico, sino que reflexionaban sobre las prácticas cotidianas que requerían soluciones efectivas para los casos de conciencia que se planteaban a los confesores ("casuismo" en la corriente jesuítica).
Era considerado un oficial competente y resolutorio, aunque en las distancias cortas se mostraba como un hombre frío e introvertido, envuelto en un halo de romanticismo (gustaba de leer poesía y tener rosas rojas en su despacho con los pétalos húmedos).
Alianza, Madrid, 1995 “Martín de Azpilcueta “Comentario resolutorio de cambios” und Luis Ortiz “Memorial del Contador Luis Ortiz a Felipe II”, ed.