residir

(redireccionado de residían)
También se encuentra en: Sinónimos.

residir

(Del lat. residere, permanecer.)
1. v. intr. Vivir una persona en un lugar de forma habitual es francés pero ya hace seis años que reside aquí. habitar
2. Estar una culpa, una facultad o un poder en una persona el poder de perdonar las ofensas reside en ti. morar
3. Tener una cosa su causa o explicación en otra el problema reside en los gastos. radicar
4. Vivir una persona en el lugar donde tiene su empleo o cargo.

residir

 
intr. Estar de asiento en un lugar.
esp. Hallarse uno personalmente en determinado lugar por razón de su empleo, dignidad, etc.
fig.Estar en una persona cualquier cosa inmaterial.
Radicar en un punto o en una cosa el quid de la cuestión.

residir

(resi'ðiɾ)
verbo intransitivo
1. vivir una persona en un lugar de forma habitual Es de Sevilla, pero reside en Valladolid.
2. tener una cosa su causa o explicación en otra El problema reside en este punto.

residir


Participio Pasado: residido
Gerundio: residiendo

Presente Indicativo
yo resido
tú resides
Ud./él/ella reside
nosotros, -as residimos
vosotros, -as residís
Uds./ellos/ellas residen
Imperfecto
yo residía
tú residías
Ud./él/ella residía
nosotros, -as residíamos
vosotros, -as residíais
Uds./ellos/ellas residían
Futuro
yo residiré
tú residirás
Ud./él/ella residirá
nosotros, -as residiremos
vosotros, -as residiréis
Uds./ellos/ellas residirán
Pretérito
yo residí
tú residiste
Ud./él/ella residió
nosotros, -as residimos
vosotros, -as residisteis
Uds./ellos/ellas residieron
Condicional
yo residiría
tú residirías
Ud./él/ella residiría
nosotros, -as residiríamos
vosotros, -as residiríais
Uds./ellos/ellas residirían
Imperfecto de Subjuntivo
yo residiera
tú residieras
Ud./él/ella residiera
nosotros, -as residiéramos
vosotros, -as residierais
Uds./ellos/ellas residieran
yo residiese
tú residieses
Ud./él/ella residiese
nosotros, -as residiésemos
vosotros, -as residieseis
Uds./ellos/ellas residiesen
Presente de Subjuntivo
yo resida
tú residas
Ud./él/ella resida
nosotros, -as residamos
vosotros, -as residáis
Uds./ellos/ellas residan
Futuro de Subjuntivo
yo residiere
tú residieres
Ud./él/ella residiere
nosotros, -as residiéremos
vosotros, -as residiereis
Uds./ellos/ellas residieren
Imperativo
reside (tú)
resida (Ud./él/ella)
residid (vosotros, -as)
residan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había residido
tú habías residido
Ud./él/ella había residido
nosotros, -as habíamos residido
vosotros, -as habíais residido
Uds./ellos/ellas habían residido
Futuro Perfecto
yo habré residido
tú habrás residido
Ud./él/ella habrá residido
nosotros, -as habremos residido
vosotros, -as habréis residido
Uds./ellos/ellas habrán residido
Pretérito Perfecto
yo he residido
tú has residido
Ud./él/ella ha residido
nosotros, -as hemos residido
vosotros, -as habéis residido
Uds./ellos/ellas han residido
Condicional Anterior
yo habría residido
tú habrías residido
Ud./él/ella habría residido
nosotros, -as habríamos residido
vosotros, -as habríais residido
Uds./ellos/ellas habrían residido
Pretérito Anterior
yo hube residido
tú hubiste residido
Ud./él/ella hubo residido
nosotros, -as hubimos residido
vosotros, -as hubísteis residido
Uds./ellos/ellas hubieron residido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya residido
tú hayas residido
Ud./él/ella haya residido
nosotros, -as hayamos residido
vosotros, -as hayáis residido
Uds./ellos/ellas hayan residido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera residido
tú hubieras residido
Ud./él/ella hubiera residido
nosotros, -as hubiéramos residido
vosotros, -as hubierais residido
Uds./ellos/ellas hubieran residido
Presente Continuo
yo estoy residiendo
tú estás residiendo
Ud./él/ella está residiendo
nosotros, -as estamos residiendo
vosotros, -as estáis residiendo
Uds./ellos/ellas están residiendo
Pretérito Continuo
yo estuve residiendo
tú estuviste residiendo
Ud./él/ella estuvo residiendo
nosotros, -as estuvimos residiendo
vosotros, -as estuvisteis residiendo
Uds./ellos/ellas estuvieron residiendo
Imperfecto Continuo
yo estaba residiendo
tú estabas residiendo
Ud./él/ella estaba residiendo
nosotros, -as estábamos residiendo
vosotros, -as estabais residiendo
Uds./ellos/ellas estaban residiendo
Futuro Continuo
yo estaré residiendo
tú estarás residiendo
Ud./él/ella estará residiendo
nosotros, -as estaremos residiendo
vosotros, -as estaréis residiendo
Uds./ellos/ellas estarán residiendo
Condicional Continuo
yo estaría residiendo
tú estarías residiendo
Ud./él/ella estaría residiendo
nosotros, -as estaríamos residiendo
vosotros, -as estaríais residiendo
Uds./ellos/ellas estarían residiendo
Sinónimos

residir

intransitivo
2 consistir, estribar.
Ejemplo: la belleza del paraje reside en su exuberante vegetación.
Traducciones

residir

lie, reside, to live, dwell

residir

residir

residir

تتواجد

residir

VI
1. (= vivir) → to reside, live
2. residir en (= radicar en) → to reside in, lie in; (= consistir en) → to consist in
la dificultad reside en quethe difficulty resides in o lies in the fact that ...
la autoridad reside en el gobernadorauthority rests with the governor

residir

v. to reside, to live.
Ejemplos ?
La muerte de Chris Stevens en Bengassi no es casualidad, fue precisamente allí donde se originó el principal foco de resistencia al régimen de Muhamar Kadafi y donde aquellos que tenemos cierta inclinación por la política internacional sabíamos muy claramente que residían precisamente allí los principales fundamentalistas islámicos opositores, no ya al régimen de Muhamar Kadafi sino a una coexistencia pacífica en un mundo de paz, entre hombres y mujeres de diversas razas, religiones, creencias o pertenencias.
Los que cultivaban los campos de Hiria, Aulide pétrea, Esquemo, Escolo, Eteono fragosa, Tespia, Grea y la vasta Micaleso; los que moraban en Harma, Ilesio y Eritras; los que residían en Eleón, Hila, Peteón, Ocalea, Medeón, ciudad bien construida, Copas, Eutresis y Tisba, en palomas abundante; los que habitaban Coronea, Haliarto herbosa, Platea y Glisante; los que poseían la bien edificada ciudad de Hipotebas, la sacra Onquesto, delicioso bosque de Poseidón, y las ciudades de Arna en uvas abundosa, Midea, Nisa divina y Antedón fronteriza; todos éstos llegaron en cincuenta naves.
Y se quedó mirando partir la lujosa berlina, en pie sobre la acera y mascando el cigarro que se desvanecía en espirales de humo, mientras la Marquesa, oprimiendo entre sus manos las de Jorge, y volviendo hacia él su rostro henchido de promesas y de deseos, murmuraba a su oído con acento apasionado y febril: -¡Jorge mío, qué dichosa soy a tu lado!... El carruaje llegó a la puerta del palacio donde residían los Marqueses.
Advertían, pues, el aprecio en que tenían al rey de sus dioses y dador de su reino, supuesto que le oponían tales agüeros, teniendo por presagio muy favorable el que no se le hubiera cedido el lugar preeminente; aunque si esto es cierto, nada tienen que temer, ya que no han de confesar ingenuamente que sus dioses, que no quisieron ceder a Júpiter, cedieron por necesidad a Cristo, puesto que sin detrimento ni menoscabo de los límites del Imperio pudieron ceder al Salvador los lugares en donde residían, y, principalmente, los corazones de los fieles.
Los de la honda y cavernosa Lacedemonia, que residían en Faris, Esparta y Mesa, en palomas abundante; moraban en Brisías o Augías amena; poseían las ciudades de Amiclas y Helos marítima, y habitaban en Laa y Etilo: todos éstos llegaron en sesenta naves al mando del hermano de Agamemnón, de Menelao, valiente en el combate, y se armaban formando unidad aparte.
TOTLI, el gavilán, veloz y entusiasta, voló ágilmente hacia el OMEYOCAN donde residían sus abuelos y luego de hablar con TONACACIHUATL, regresó algo preocupado.
Don Tomás de Figueroa, sabedor allí del suceso, inmediatamente se dirigió al mismo cuartel y tomando como 200 reclutas de la caballería que residían allí en la disciplina militar, también de la Infantería con el nombre de Húsares de Santiago, con sus correspondientes Cabos de los soldados veteranos de la tropa de Penco, surtiéndolos con 10 cartuchos de bala a cada uno, y bala en boca, se dirigió al Consulado, preguntó por la Junta y Cabildo y no habiéndolos encontrado en el Consulado, marchó con ellos a la Plaza Mayor, y puestos aquí, los dejó descansando sobre las armas y pasó en persona a la Real Audiencia a pedirle órdenes en defensa de la Patria.
Las tres cuartas partes de los afiliados a la Liga, que antes residían en el extranjero, al regresar a su país habían cambiado de residencia, con lo cual se disolvían en gran parte sus comunas anteriores y ellos perdían todo contacto con la Liga.
Luego fue trasladado el 2 de Diciembre de 1.977 del pabellón 13 al pabellón 1(pabellón de la muerte) donde residían los internos de afiliación peronista como el compareciente, de este pabellón fueron sacado varios compañeros que fueron fusilados utilizando esta situación para continuar con la intención de quebrarlo en la voluntad de dignidad y moral.
Entonces Herodes ordenó que se detuviese a los magos a viva fuerza. Empero, de súbito, el palacio, en que residían multitud de gentes, fue sacudido por espantosa conmoción.
Pronto los catalanes, gallegos y vizcaínos que residían en el mineral entraron en disensiones con los andaluces, castellanos y criollos favorecidos por los Salcedo.
Pensando que los hombres valientes eran más propensos a ver estimulado su valor cuando todas sus esperanzas residían en sí mismos, ocultó a sus soldados la llegada del jefe de la caballería y su ejército de refresco y, como si todas sus perspectivas de seguridad dependieran de abrirse paso, dijo a sus hombres: "Estamos atrapados y encerrados en esta posición, y no tenemos más camino de salida que el que podamos abrir con nuestras espadas victoriosas.