resbaladero

resbaladero, a

1. adj. Que se escurre o resbala con facilidad. resbaladizo
2. Que hace resbalar con facilidad. deslizante
3. s. m. Lugar en el que se resbala con facilidad el borde de la piscina es un resbaladero. resbalera
4. Situación que puede provocar un desliz moral.

resbaladero

(rezβala'ðeɾo)
sustantivo masculino
lugar resbaladizo Tras las nevadas, las calles son un resbaladero por el hielo.
Traducciones

resbaladero

slide

resbaladero

sdrucciolo

resbaladero

Folie

resbaladero

слайд

resbaladero

slide

resbaladero

الشريحة

resbaladero

слайд

resbaladero

幻灯片

resbaladero

幻燈片

resbaladero

שקופית

resbaladero

슬라이드

resbaladero

ภาพนิ่ง

resbaladero

SM
1. (= lugar) → slippery place
2. (= tobogán) → slide, chute
Ejemplos ?
Aún se pueden observar restos de esta actividad como son algún resbaladero de troncos junto a las proximidades del río Miera, varias presas de sillería en las cabeceras del valle, tramos de canalización del río desde el valle de Lunada hasta La Cavada y una densa red de caminos carreteros que recorren las laderas y abruptos lapiaces kárticos del alto Miera.
El 12 de diciembre, Merino movilizó a su ejército rumbó a Santa Ana, el 16 de ese mes llegaron al municipio y se instalaron en las lomas del Resbaladero...
(1993):, artículo en el Boletín del Museo de las Villas Pasiegas, n.º 10. «Resbaladero de Lunada», artículo en Ería, revista cuatrimestral de geografía, n.º 70.
Además, hay un Bien inventariado, el Resbaladero y Casa del Rey en la subida al Portillo de Lunada, construido en 1791 sobre proyecto del ingeniero austriaco Wolfong Mucha.
De todas maneras para “ayudar a bajar” las leñas estas se hacían con la cabeza más gruesa para que no se trabasen en el descenso, y se humedecía o regaba con el agua el resbaladero, que según la tratadística de la época, se utilizaba para que disminuyera la fricción y pudieran descender los troncos en diferentes épocas del año, incluso en épocas invernales se congelaba haciendo menor dicha fuerza.
Para conseguir al agua, se construyó un arca o un “calero”, con forma cuadrada y un vano canalizado hasta el resbaladero. Además para la supervisión del descenso se encontraban algunas atalayas (,), desde donde se daban señales para que dejasen resbalar las maderas o no bajasen más.
El descenso por el resbaladero era vigilado mediante atalayas situadas a lo largo de este, debido al peligro que tenían por la gran velocidad que alcanzaban.
Ante este auge se hace necesario un aumento de árboles para su carboneo, lo que se traduce en un aumento de la dotación de montes incluyendo así los montes del norte de Burgos, extendiéndose hasta La Rioja pero aparece la problemática del transporte del carbón, en su momento hecho en el lugar de corta, durante este periodo el ingeniero Fernando Casado Torres conoce en Viena otro ingeniero austriaco Wolfgang de Mucha, el cual tiene la posibilidad de trabajar para el Reino de España de Carlos IV, en la Real Fábrica de la Cavada, este acepta, y propone una solución al transporte de maderas desde la otra vertiente de la Cordillera Cantábrica, El Resbaladero.
Para solucionar este contratiempo, De Mucha en su traducción al castellano, ingenió un sistema ya aplicado en las tierras de Bohemia que consistía en la flotación de la madera mediante esclusas al fin de facilitar el transporte río abajo, además de un resbaladero que ayudasen a cruzar las maderas traídas de la otra vertiente de la Cordillera Cantábrica.
El resbaladero de Lunada es una construcción con sólida base de piedra sobre la que se asienta una estructura de madera de haya en forma de “U”, que servía para transportar las maderas por las escarpadas pendientes del Puerto de Lunada.
Lo comentado hasta ahora es la base del resbaladero, en realidad por donde circulaban los troncos seria una canalización superior establecida sobre este basamento de piedra caliza.
En la actualidad se encuentran pequeñas reminiscencias de lo que fue, se nota en cierto modo el recorrido que seguía y algunas de las estructuras sobre la que se situaba, como las tajeas para salvar las vaguadas y un fragmento muy bien conservado de la estructura, coincidente con el final del resbaladero, que denota una inclinación diferente que servía para aminorar la velocidad del descenso.