requilorios

Traducciones

requilorios

SMPL (anticuado)
1. (= trámites) → tedious formalities, red tape sing
2. (= adornos) → silly adornments, unnecessary frills
3. (= preliminares) → time-wasting preliminaries; (= rodeos) → roundabout way of saying something
4. (= elementos dispersos) → bits and pieces
Ejemplos ?
-Cabales, que ni al mi hombre ni a mí nos ha perseguido nunca la justicia por embusteros; y cuando vemos que se trata con gente de formalidá y de requilorios...
Y basta de dibujos y requilorios, y andar andillo, y siga la zambra, que si Dios es servido, y el tiempo y las aguas me favorecen, y esta conseja cae en gracia, cuentos he de enjaretar a porrillo y sin más intervención de cartulario.
Pecador soy como el que más -prosiguió el párroco de Naya con la voz y el gesto transformados por una seriedad profunda-; pecador soy, indigno de que Dios baje a estas manos; no tengo vocación de santo, como el cura de Ulloa; ni me gusta echar sermones con requilorios, como el de Xabreñes; pero en semejante ocasión, al enterarme de la monstruosidad, no sé qué hormigueo me entró por el cuerpo, no sé qué vuelta me dio la sangre, ni qué luminarias me danzaron delante de los ojos..., que, vamos, al pino más alto del pinar de Morlán me subiría para gritar: «¡Maldición y anatema sobre Lobeiro!» ¡La plática que les encajé a mis feligreses el domingo!
(¡porque yo la quiero a usted muchísimo más de lo que se figura!), no corte por lo sano y diga: ¡Basta de requilorios, hija del alma!
Entre los nuevos libros escritos en extremeño destacan Requilorios (1984) de José Mª Alcón Olivera, primera novela escrita en extremeño.
Desde las obras de José María Gabriel y Galán y Luis Chamizo, el castúo o extremeño hablado tradicionalmente se ha plasmado en textos escritos, configurando una literatura vernácula; donde cada vez son más los nuevos poetas y escritores que utilizan esta lengua como vehículo de cultura. Entre los nuevos libros escritos en este habla destacan: Requilorios (1984) de, primera novela escrita en extremeño.
Tamién las mujeres semos corno semos, mu dás a los lujos de las vestimentas, desajeraoras y amigas de chismes y de requilorios y de cuchufletas.