repulsivo

(redireccionado de repulsivas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con repulsivas: repulsion

repulsivo, a

1. adj. Que produce repulsión no pienso tomar nada de esta comida repulsiva; me parece un espectáculo repulsivo y de mal gusto. repugnante
2. Que tiene la propiedad de repulsar. repelente

repulsivo, -va

 
adj. Que tiene acción o virtud de repulsar.

repulsivo, -va

(repul'siβo, -ba)
abreviación
que produce una sensación muy desagradable El cadáver en descomposición desprendía un olor repulsivo.
Sinónimos
Traducciones

repulsivo

odporný

repulsivo

frastødende

repulsivo

abstoßend

repulsivo

repulsive

repulsivo

inhottava

repulsivo

repoussant

repulsivo

odbojan

repulsivo

むかつくような

repulsivo

혐오감을 일으키는

repulsivo

afstotend

repulsivo

motbydelig

repulsivo

odrażający

repulsivo

repugnante

repulsivo

avskyvärd

repulsivo

น่าขยะแขยง

repulsivo

iğrenç

repulsivo

ghê tởm

repulsivo

ADJdisgusting, revolting

repulsivo-a

a. repulsive, repugnant.
Ejemplos ?
Y no pueden vivir juntas, sencillamente porque no se entienden. Hablan ideologías incomunicantes y repulsivas. Schelling se deja ir a una etimología ingeniosa, pero que sólo tiene un valor metafórico.
Repentinamente, de una de aquellas brillantes paredes, comenzó a brotar algo contrahecho que turbó el supremo éxtasis artístico en el cual me encontraba; era un adefesio de tres deformes cabezas, su cuerpo se cubría de purulentas escamas y se le desprendían unos gigantescos tentáculos que semejaban repulsivas boas.
Había olvidado completamente al matrimonio -como se olvidan estas figuras de cinematógrafo, simpáticas o repulsivas, que desfilan durante una quincena balnearia-, cuando leí en una cuarta plana de periódico la papeleta: «El excelentísimo señor don Nicolás Abréu y Lallana, jefe superior de Administración...
Sabia completamente las leyes de la gravitacion y de las fuerzas atractivas y repulsivas nuestro caminante, y se valia de ellas con tanto acierto, que ora montado en un rayo del sol, ora cabalgando en un cometa, andaban de globo en globo él y sus sirvientes, lo mismo que revolotea un paxarillo de rama en rama.
Pronto conocimos la cárcel y el trabajo forzado. Éramos belleza, y nos rodearon de cosas repulsivas y sucias. Éramos inteligencia, y nos la ahogaron en la tinta de interminables letras sin sentido.
Éste sintió paralizarse su amor en mitad de la carrera, porque el cuerpo desnudo de su amiga dejó al descubierto las partes vergonzosas, aquél porque al incorporarse cansada de los deleites de Venus notó señales repulsivas en el inmundo lecho.
Este caso es un mero ejemplo entre mil, de los dispositivos para evitar las clases de trabajo repulsivas y peligrosas que, aunque bastante sencillos, el mundo nunca se habría preocupado de adoptar en tanto los ricos tuviesen en los pobres una raza de resignados siervos económicos sobre los cuales echar todas sus cargas.
Para resolver esta contradicción, los teólogos judíos y cristianos han recurrido a las invenciones más repulsivas y más insensatas.
Hay naturalmente, otras bracbystochronas para otra clase de fuerzas, atractivas o repulsivas, y el problema adquiere caracteres más amplios.
Por medio de alusiones, aparentemente inocentes, a las faenas culinarias pueden también pensarse y soñarse las más repulsivas e íntimas particularidades de la vida sexual y la sintomática de la histeria se hace ininterpretable si olvidamos que el simbolismo sexual puede ocultarse, mejor que en ningún otro lado, detrás de lo cotidiano e insignificante.
Es sorprendente que el flúor tenga menor afinidad que el cloro, pero al colocar un electrón en el F, un átomo más pequeño que el Cl, se deben vencer fuerzas repulsivas entre los electrones de la capa de valencia.
Aquí también podemos aplicar el razonamiento análogo al del flúor, porque tenemos un átomo todavía más pequeño y queremos adicionarle un electrón venciendo las fuerzas repulsivas del electrón 1s 1.