repostero

repostero, a

(Del lat. vulgar *repositarius .)
1. s. COCINA, OFICIOS Y PROFESIONES Persona que elabora pastas, dulces y algunos licores le he encargado al repostero una tarta de crema de moras.
2. s. m. HERÁLDICA Paño cuadrado o rectangular con emblemas heráldicos.
3. MILITAR Marinero que está al servicio personal de un jefe u oficial de marina.
4. s. HISTORIA Persona que, en los palacios de los antiguos reyes y señores, se encargaba de la custodia de los objetos pertenecientes a un ramo de servicio.
5. s. m. Chile, Perú COCINA Despensa, lugar donde se almacenan víveres.

repostero -ra

 
m. f. Persona que tiene por oficio hacer o vender pastas, dulces, fiambres y algunas bebidas.

repostero, -ra

(repos'teɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
culinario occupations professions persona que se dedica a hacer pasteles, tartas, dulces, etc. Es una repostera excelente que completó su formación en Francia.
Traducciones

repostero

tapisserie

repostero

/a
B. SM (Andes, Chile) (= despensa) → pantry, larder; (= estantería) → kitchen shelf unit
Ejemplos ?
Rodeábanlo tales filigranas de fondanes, tales exquisitos adornos, que era una verdadera pieza montada, digna del mejor repostero.
Otra real cédula prevenía que cuando el virrey asistiese al coliseo, los comediantes o su empresario tenían la obligación de entregar al mayordomo o repostero de palacio algunos patacones para sorbetes y tente en pie de su excelencia y comitiva.
Llegaba por lo menos con veinte minutos de retraso, y hubiese querido esconderse tras el repostero, que ostentaba los blasones de los marqueses de la Ínsula, cuando el criado, patilludo y guapetón, le dijo, con la severidad de los servidores de la casa grande hacia los asalariados humildes: -La señorita Enriqueta ya aguarda hace un ratito...
-Adiós, adiós, hijos míos, hoy os quedaréis sin madre; de alta sangre caballeros, por mis hijos queráis mirare, que al fin son hijos de rey, aunque son de baja madre. Tiéndenla en un repostero para haberla degollare; así murió esta señora, sin merecer ningún male.
Lo que nadie decía, pero lo que pensaba, era esto: «La culpa no es del género, no es de los moldes nuevos, es del repostero este, es del ingenio mezquino que se ha metido en moldes de once varas.
-Pues sí, señor, sí puede ser; y por más señas que el de la hazaña ha sido el marqués de Villafuerte. A mí me lo ha contado todo, en confianza, la mujer del sobrino del compadre del repostero de palacio.
BENITO ¿Músico es éste? Métanle también detrás del repostero; que, a trueco de no velle, daré por bien empleado el no oílle. CHANFALLA No tiene vuesa merced razón, señor alcalde Repollo, de descontentarse del músico, que en verdad que es muy buen cristiano y hidalgo de solar conocido.
Después la joven tomó las hojas más verdes de la parra, arregló su racimo con tanto arte como pudiera haberlo hecho el mejor repostero, lo llevó triunfalmente a la mesa e hizo otro tanto con las peras contadas por su padre, disponiéndolas en forma de pirámide.
Don Suer Thellez, portero mayor del rey. Don Enrique Perez, repostero mayor del rey. Don Pelae Perez, maestre de la orden de Santiago.
Chocolatina curiosa fue aprendiendo cada cosa y en menos que pasa un verso dominó todo el esfuerzo que cuesta ser repostero de este arte tan lisonjero.
Entran el GOBERNADOR, BENITO REPOLLO, JUAN CASTRADO, PEDRO CAPACHO, el autor y la autora, y el músico, y otra gente del pueblo, y un sobrino de BENITO, que ha de ser aquel gentilhombre que baila CHANFALLA Siéntense todos. El retablo ha de estar detrás deste repostero, y la autora también, y aquí el músico.
De estos reposteros de camas solía ser uno de ellos aposentador de palacio y con salario particular por ello, además del que tenía por repostero de camas.