repostero

(redireccionado de reposteras)

repostero, a

(Del lat. vulgar *repositarius .)
1. s. COCINA, OFICIOS Y PROFESIONES Persona que elabora pastas, dulces y algunos licores le he encargado al repostero una tarta de crema de moras.
2. s. m. HERÁLDICA Paño cuadrado o rectangular con emblemas heráldicos.
3. MILITAR Marinero que está al servicio personal de un jefe u oficial de marina.
4. s. HISTORIA Persona que, en los palacios de los antiguos reyes y señores, se encargaba de la custodia de los objetos pertenecientes a un ramo de servicio.
5. s. m. Chile, Perú COCINA Despensa, lugar donde se almacenan víveres.

repostero -ra

 
m. f. Persona que tiene por oficio hacer o vender pastas, dulces, fiambres y algunas bebidas.

repostero, -ra

(repos'teɾo, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
culinario occupations professions persona que se dedica a hacer pasteles, tartas, dulces, etc. Es una repostera excelente que completó su formación en Francia.
Traducciones

repostero

tapisserie

repostero

/a
B. SM (Andes, Chile) (= despensa) → pantry, larder; (= estantería) → kitchen shelf unit
Ejemplos ?
Muchas de las preparaciones reposteras sefardíes tienen reflejo fiel en la repostería española actual, así como en otros países en los que estuvieron viviendo comunidades sefarditas tras el edicto de Granada.
Una de las más conocidas preparaciones reposteras es el denominado pan de España que es una especie de pan esponjado a base de harina y huevo (bizcocho denominado igualmente pan esponyado).
La más conocida es la de Inés Rosales, aunque existen otras empresas reposteras productoras, como Upita de los Reyes y Hermanos Prieto y Gordillo.
Además, comenzaron con una originalidad con respecto a épocas anteriores, quizás por influencia árabe, el uso de las especias en los postres; así, se sabe que en el siglo XVI, las natillas se consumían con canela y a los bizcochos se les añadía azafrán o clavo. Destacó, especialmente, en dichas labores reposteras la cocina de los Países Bajos españoles.
La repostería española, con el trabajo de sus grandes obradores, influenció a otras cocinas fuera de su territorio, transmitiendo algunas técnicas reposteras, como por ejemplo a algunas cocinas americanas durante la colonización de América, y de Filipinas.
La miel de Hispania era muy famosa en la época del imperio romano y de esto se tiene constancia por Macrobio (gobernador de Hispania a mediados del siglo IV) en sus Commentarii in Somnium Scipionis. La pastelería romana fue la que primero influenció, debido principalmente a la introducción de nuevas técnicas reposteras.
Nos quedan nombres de algunas preparaciones reposteras gracias a autores que las mencionan como la tripartina (por el empleo de huevos, leche y miel), el globus (especie de buñuelo), la melca, la popular placenta.
Mabel Gracia Arnaiz, (2002), «Paradojas de la alimentación contemporánea», Icaria, Madrid, pp:241 Antes de donut hubo compañías como Nutrexpa que lanzaron con éxito el Colacao (polvo de cacao que se sule disolver en leche caliente) que bajo un spot radiofónico de los años cincuenta, titulado: "Yo soy aquel negrito del África tropical..." lograron cierta fama. De la misma forma la galleta María se hizo muy popular en los desayunos, y en las elaboraciones reposteras como las natillas.
Cabe mención especial dentro de las costumbres reposteras españolas la celebración de la Navidad debido a que existen algunas preparaciones comunes a todo el país durante estas fechas.
Junto con las torrijas se elaboran igualmente los pestiños, la leche frita, los buñuelos de viento, los bartolillos madrileños, el arroz con leche, las filloas gallegas, las flores de sartén manchegas, las cocas de Pascua (denominadas también Monas de Pascua) de zona del levante, etc. Las preparaciones conventuales reposteras suelen tener una mayor demanda en estas fechas.
Graciela Martínez de Flores Escobar,Marcela González-Garza, (2005), Iniciación a Las Técnicas Culinarias, Madrid, pág 212 Por regla general la retención de gases en los procesos culinarios se deben a la coagulación del gluten (en las masas de pan), a las proteínas del huevo (en las masas reposteras) y a la gelatinización de los almidones.
No cabe olvidar a veces la vinculación de las especialidades reposteras españolas con el ritmo anual de las celebraciones religiosas cristianas.