repliegue

(redireccionado de repliegues)
También se encuentra en: Sinónimos.

repliegue

1. s. m. Pliegue doble o irregular guardaste mal las sábanas y están llenas de repliegues. arruga, doblez
2. MILITAR Acción militar en que las tropas en combate se retiran en orden a una posición establecida en retaguardia el capitán ordenó el repliegue del batallón.

repliegue

 
m. Pliegue doble.
mil. Acción y efecto de replegarse en orden las tropas.

repliegue

(re'pljeγe)
sustantivo masculino
1. pliegue doble o irregular Colgaron mal el pantalón y está lleno de repliegues.
2. militar avance retroceso de las tropas a la retaguardia Ordenaron el repliegue de la compañía.
Sinónimos

repliegue

sustantivo masculino
Traducciones

repliegue

ripiegamento

repliegue

retrait

repliegue

intrekking

repliegue

retirada

repliegue

انسحاب

repliegue

wycofanie

repliegue

оттегляне

repliegue

tilbagetrækning

repliegue

peruuttaminen

repliegue

撤退

repliegue

철수

repliegue

SM
1. (= pliegue) → fold, crease
2. (Mil) → withdrawal, retreat
repliegue tácticotactical withdrawal, tactical retreat

repliegue

m. replication, reproduction, duplication.
Ejemplos ?
Los grupos étnicos convivían en conflictos, sus fronteras de ocupación dependían de los avances y repliegues de los enfrentamientos armados que sostenían.
Nosotros, ¡oh noble hijo del dios marino!, te suplicamos y te decimos abiertamente que no sufras a los huéspedes que han llegado a tu cueva matar y servir de impío alimento a tus quijadas, nosotros que, ¡oh rey!, a tu padre sedes de templos hemos respetado en los repliegues de la tierra de Grecia.
Sócrates No entiendes nada, mi querido Fedro, de los repliegues de la vanidad; y no ves que los más entonados de nuestros hombres de Estado son los que más ansían componer discursos y dejar obras escritas.
Incluso los más grandes pensadores se han lamentado de esta inoportuna turba de representaciones, semejantes a las de los sueños, que perturba sus más profundas reflexiones y su más seria y sagrada labor mental.» Una observación de Hildebrandt, la de que el sueño nos permite a veces contemplar los repliegues y profundidades de nuestro ser, que durante la vigilia quedan casi siempre ocultos a nuestros ojos, arroja más clara luz sobre la situación psicológica de estos pensamientos de contraste.
Por esto he tomado figura de mortal y he dejado mi forma por la naturaleza humana, Mas, ¡oh vosotras, que habéis dejado el Tmolo, ciudadela de Libia, mujeres que sois mi comitiva, que de entre los bárbaros he tomado como acompañantes y viajeras conmigo, tomad los panderos propios de la ciudad de Frigia, inventos míos y de la madre Rea, y venid alrededor de este palacio real a aturdir a Penteo, para que lo vea la ciudad de Cadmo! Que yo, con las bacantes, a los repliegues del Citerón me voy, donde ellas están, y habré parte en sus danzas.
Y yo, infeliz de mí, de mis ojos derramando lágrimas, acerquéme al Cíclope y le servía. Los demás, como pájaros, en los repliegues de la roca estaban asustados, y no tenían gota de sangre en el cuerpo.
CADMO Seguidme trayendo la triste carga de Penteo, seguidme, servidores, hasta delante de la casa, con infinitos trabajos rebuscando su cuerpo traigo, hallado en los repliegues del Citerón, desgarrado, y no encontrado en el mismo llano, sino en la selva, y difícil de encontrar.
Su orificio, poco alto, extendíase a un lado formando largo pico, mientras por el otro tenía una asa de curva muy desarrollada, en el vértice de la cual se levantaba en nudosos repliegues un áspid de cabeza escamosa, cuello hinchado y dorso estriado con profusión de rayas.
La mujer blanca, inmóvil, apoyada de codos en el mostrador, las manos arrebujadas en los repliegues de la pañoleta verde, seguía los pasos del marido con ojos crueles.
Pero ahora iba hacia el que conducía a la fonda, la fonda enorme que hundía su cubo taciturno como una carnicería hasta los últimos repliegues de su cerebelo...
Te vas a comer por ahí. Y arropándose los brazos en los repliegues de la pañoleta verde, recobró su fiera posición habitual. En las mejillas lívidas dos lágrimas blancas resbalaban lentamente hacia la comisura de su boca.
Un enorme cansancio lo agobiaba, la figura de su esposa distante terminó por borrarse de la superficie de su pena, y mientras permanecía así, un encalmamiento crepuscular vino a resignarlo para todos los desastres que se habían preparado. Levantó el enrojecido rostro, rayado por los repliegues de la tela y húmedo de lágrimas.