Ejemplos ?
A menudo se sostienen sobre sus patas traseras para alcanzar más altura. Muy activas por la mañana, les gusta reposar al sol en las repisas rocosas.
Sólo en algunas repisas rocosas o en medios especiales como las dunas fijas y arenales subcosteros adquiere alguna importancia forestal.
Estos paneles cuentan con unos orificios llamados gotas, de unos 15-30 mm de diámetro. De las gotas se enganchan tijas (ganchos para colgar productos) o bien bandejas (repisas o estantes).
En la planta alta, son frecuentes los ventanales con rejas voladas sostenidas por repisas en forma de nácela, que se prolonga desmedidamente hacia abajo.
En las repisas que se forman en las paredes de las foces habitan algunas especies relevantes por su carácter endémico o por su posición biogeográfica extremada, alguas de ellas son la Saxifraga longifolia, la Sarcocapnos enneaphylla, la Saponaria glutinosa y la Petrocoptis hispanica.
En las calles laterales sobre repisas, se encuentran imágenes de santos relacionados con la orden franciscana, San Francisco, Santo Domingo de Guzmán y sobre ellos en tondos, los relieves de Santa Inés y Santa Clara.
En lo más alto de los muros se observa friso de canes y garitones circulares apeados en repisas cónicas escalonadas sobre los que reposa el tejado, que es a cuatro aguas.
Pero todo esto no es todo, porque otras localidades cercanas también tienen estas características y no se ha producido este fenómeno, el factor fundamental es la Colegiata, en la que sus numerosas y amplias repisas, torres, linternas, pináculos, etc han propiciado que las cigüeñas elijan este lugar para anidar.
Las repisas exteriores, con formas humanas, animales o fantásticas, son un legado del arte románico, aunque su elaboración fue realizada en el siglo XX, tomando como modelo a las originales.
La mano del hombre ha ido reduciendo su extensión en el parque en favor de los pinares rediciéndose a las parameras más septentrionales y a los valles de los ríos Bullones y Cabrillas. La sabina negral aparece en las laderas más escarpadas y verticales, en suelos calizos y en las repisas calcáreas.
Las treinta y dos pinturas individuales de latas de sopa fueron colocadas en una sola fila en la pared, como si fueran productos en estantes, cada una expuesta en estrechas repisas individuales.
Ello contribuye sobremanera al ornato de la torre, lo mismo que las repisas de los garitones, características del gótico flamígero.