Ejemplos ?
Tras haber sido repelidas en la batalla de Bailén en 1808, a principios de 1810 las tropas napoleónicas vuelven a entrar en Andalucía.
El 21 de julio de 1637, las tropas holandesas bajo el mando de Enrique Casimiro de Nassau-Dietz intentaron tomar la ciudad con un asalto sorpresa pero fueron repelidas.
Las incursiones confederadas en Arizona y Nuevo México fueron repelidas en 1862 y la campaña de la Unión para proteger al Territorio Indio tuvo éxito en 1863.
Concordantemente, un cuerpo de leyes británicas, conocidas colectivamente como Leyes Penales, impuso varias desventajas y penas legales a los recusantes católicos. Estas leyes fueron gradualmente repelidas en el curso del siglo XIX con leyes como el Acta de Ayuda Católica de 1829.
Debido a la debilidad de la flota de superficie de la Kriegsmarine, se permitió que tropas inglesas y francesas desembarcaran en Namsos y Åndalsnes, sólo para tener que reembarcar al ser repelidas por las fuerzas germanas.
Aunque fueron repelidas más Leyes Penales y la emancipación católica de 1829 aseguró representación política católica en Westminister, la hostilidad anticatólica continuó, especialmente en Belfast, donde la población católica era minoritaria.
En este episodio al igual que en El Regreso a Omashu Ty Lee y Mai son nuevamente repelidas por el viento que Appa genera con su cola.
Angelo Codevilla, observa que con frecuencia un aspecto esencial que se pasa por alto es que diferentes partes de la población son atraídas o repelidas por diferentes factores, ideas, imágenes, prospectos.
Sin embargo, las fuerzas Song fueron repelidas por las Liao, que comenzaron agresivas campañas anuales en el territorio de Song del Norte hasta 1005, cuando la firma del Tratado de Shanyuan concluyó estos choques de la frontera septentrional.
Alrededor del año 430, los suevos realizan una serie de incursiones en el interior de Galicia, si bien estas son repelidas por los galaicorromanos desde sus castros.
Cuando todo estaba perdido para los insurrectos, pues sus acciones habían sido repelidas con éxito por las tropas leales al presidente Carlos Andrés Pérez, decidió escapar del país a las 3:00 p.m.
Los mahdistas atacaron frontalmente a las líneas británicas de dicho semicírculo, pero fueron rechazadas sangrientamente a 450 metros de la zareba, donde se amontonaban los muertos y heridos, fruto del fuego de artillería, ametralladoras y fusilería, siendo que las fuerzas de los derviches, dotadas de antiguas armas de fuego y de algunas lanzas se arrojaban sobre las líneas británicas pero eran repelidas con gravísimas bajas por el devastador fuego de las ametralladoras usadas por los europeos.