repelón

repelón

(Derivado de pelo.)
1. s. m. Tirón que se da del pelo me dio tal repelón que me arrancó unos cabellos.
2. Hebra de las medias que al engancharse encoge los puntos inmediatos.
3. Parte pequeña que se coge de una cosa con brusquedad o se arranca.
4. EQUITACIÓN Carrera corta, rápida e impetuosa del caballo.
5. s. m. pl. METALURGIA Llamas que salen por las hendiduras producidas accidentalmente en la cubierta interior de los hornos.
6. a repelones loc. adv. coloquial Poco a poco, porque cuesta trabajo o se hace a disgusto siempre como las alubias a repelones.
7. batir de repelón EQUITACIÓN Herir al caballo con las espuelas, corriendo un poco el talón de abajo hacia arriba.
8. de repelón loc. adv. coloquial A la ligera, por encima revisó los informes de repelón y los firmó.
9. más viejo que el repelón loc. adj. coloquial Muy viejo ese chiste es más viejo que el repelón.

repelón

 
m. Tirón que se da del pelo.
Traducciones

repelón

repelón

repelón

repelón

repelón

repelón

repelón

repelón

repelón

A. ADJ (Méx) → grumbling, grumpy
B. SM
1. (= tirón) → tug, tug at one's hair
2. (Cos) → ruck, snag
3. (= pedacito) → small bit, tag, pinch
4. [de caballo] → dash, short run
5. (Méx) (= reprimenda) → telling-off, scolding
Ejemplos ?
Entonces, bajo esa difusa claridad, uno de los bultos se movió, adquiriendo la forma de un jinete. Y al brutal repelón del miedo, la conocida voz grave y triste del salteador dijo tranquilizando: –No se asuste, por Dios.
El señor Lorenzo, que desde algo lejos miraba estas ceremonias, no pensando que lo eran de cortesía, sino de cólera, arremetió su caballo; pero en la mitad del repelón le detuvo, porque vio abrazados muy estrechamente al duque y a don Juan, que ya había conocido al duque.
La actividad deportiva se lleva a cabo casi exclusivamente en Barranquilla, donde destacan la práctica del fútbol y del béisbol, este último muy popular también en Repelón, siendo sede del equipo Caimanes de Barranquilla en la Liga Colombiana de Béisbol.
Las aguas del canal surtidas por el río Magdalena inundaron municipios enteros y subió los niveles del embalse del Guájaro con 1400 m³ por segundo. Los municipios más afectados por inundaciones fueron Repelón, Manatí, Santa Lucía, Campo de la Cruz y Candelaria.
Consultado el 13 de agosto de 2011 Se encuentra entre los municipios de Repelón, Manatí y Sabanalarga, en el departamento del Atlántico.
Consultado el 13 de agosto de 2011 El Guájaro se encuentra a unos 50 kilómetros al suroeste de Barranquilla, en jurisdicción de los municipios de Repelón, Manatí y Sabanalarga.
La V y VI tratan de comilonas carnavalescas previas a la Cuaresma. El Auto del repelón prefigura los pasos de Lope de Rueda y trata de burlas que unos estudiantes gastan a atemorizados pastores.
Aucto del repelón Égloga de Cristino y Febea Égloga de Fileno, Zambardo y Cardonio Égloga de las grandes lluvias Égloga de Mingo, Gil y Pascuala Égloga de Plácida y Vitoriano Égloga representada en la mesma noche de Navidad Égloga representada en la noche de la Natividad Égloga representada en la noche postrera de Carnal Égloga representada en requesta de unos amores Égloga representada la mesma noche de Antruejo Representación a la santíssima Resurrección de Cristo Representación de la Passión y muerte de Nuestro Redentor Representación sobre el poder del Amor.
Los menos diestros se contentaban con reunir las ahechaduras en el centro de la criba por el movimiento circular y quitar con la mano el remolino de paja y semillas que se forma y que suelen llamar repelón.
En su etapa al servicio del duque de Alba, aunque ya componía versos desde los catorce años, escribió entonces varias piezas dramáticas en astur-leonés (concretamente en dialecto sayagués) como en su Auto del repelón, también en verso.
Repelón es un municipio colombiano, ubicado en el Departamento del Atlántico, en la costa Caribe colombiana. Esta población se encuentra al sudoccidente del departamento marcando límites con el Departamento de Bolívar.
Desde 1650, cuando se dio la primera inundación con la construcción del Canal del Dique, Repelón y sus conglomerados humanos sufrieron periódicamente en las épocas de invierno las arremetidas tanto del río Grande de la Magdalena como de su derivación, las cuales dieron paso a la ciénaga que llamaron Limpia, obligando a sus habitantes a buscar terrenos más altos para reubicarse.