reostato

reostato

(Del gr. rheos, corriente + histemi , detener.)
s. m. ELECTRICIDAD Resistencia variable que, colocada en un circuito, permite modificar la intensidad de la corriente que circula por él.
Ejemplos ?
Entre estos dispositivos se cuenta una variedad no lineal de reostato, una patente que fue infringida por General Electric y otras compañías.
Los motores síncronos se usan en máquinas grandes que tienen una carga variable y necesitan una velocidad constante. Por regla general, la velocidad deseada de este tipo de motor se ajusta por medio de un reostato.
El color de la radiación de la superficie a medir se compara con el color emitido por un filamento que se ajusta con un reostato calibrado.
Nota: Sólo los resistores variables no ohmicos son usualmente llamados varistores. Otros tipos de resistores variables incluyen al potenciómetro y al reostato.
En 1918 Allen-Bradley contrató a su primera trabajadora femenina en la fábrica, Julia Bizewski Polczynski, que fue ascendida a capataz al año siguiente. Durante la década de 1920, la compañía creció su mini negocio de reostato para apoyar a la industria de la radio en expansión.
Aquí encontraremos la bandeja portainstrumentos, extraíble ya que debe cambiarse entre cada paciente y limpiarlas a fondo; la jeringa de triple función (agua, aire o spray), con la punta removible para esterilizarla; y conexiones para el equipo rotatorio (tres mangueras para conectar la turbina, el micromotor y el aparato de ultrasonidos), estas se controlan con el pedal o reostato mediante un movimiento lateral del pie.
Esto tiene ventajas, normalmente es como la posibilidad de utilizar un reostato de arranque que permite modificar la velocidad y el par de arranque, así como el reducir la corriente de arranque.
Las trencillas van montadas en un soporte fijo, pivotante o direccionable llamado guía. El voltaje de los rieles se varía desde un mando controlador, que funciona con un reostato.
Aquí hay que hacer dos divisiones, ya que con el progreso de las tecnologías se están popularizando los mandos electrónicos, que poco o nada tienen que ver con los tradicionales. Analógicos: funcionan con un simple reostato, que libera la potencia por medio de un cursor solidario al gatillo del mando.
La resistencia de dicho reostato varía entre 10-15Ω y 60Ω. A mayor valor de resistencia, mayor suavidad de funcionamiento. Los más comunes entre los entusiastas también equipan una posición de freno, que ayuda a detener el coche con mayor rapidez.
Otra forma de hacerlo, y la más habitual, es regulando el reostato, con ello variamos la intensidad y podemos desconectar el motor sin ningún riesgo.
En un escenario o maqueta simple, normalmente desmontable, la corriente se suministra con un transformador y un rectificador, un reostato o potenciómetro para regular el voltaje suministrado a las vías (y por ende, la velocidad), y un interruptor para invertir la polaridad en las vías y controlar la dirección del tren.