renacimiento

renacimiento

1. s. m. ARTE, LITERATURA Movimiento cultural europeo surgido a mediados del siglo xv, que se caracterizó por el desarrollo máximo de las artes y las ciencias, y por el despertar del interés por la cultura clásica grecolatina.
2. Renovación, retorno de lo que se había perdido o estaba en desuso estamos viviendo el renacimiento del oscurantismo. resurgimiento, retorno, vuelta
3. Acción y resultado de renacer.

renacimiento

 
m. Acción de renacer.

Renacimiento

 
m. hist. Movimiento de retorno al estudio e imitación de la literatura, arte y filosofía de la Antigüedad clásica griega y romana, iniciado en Italia a principios del s. XIV. Entre las causas del movimiento (ss. XV y XVI) cabe mencionar: la afirmación del hombre frente al ascetismo puritano del cristianismo; el progreso constante de las lenguas vulgares; el realismo directo y fecundo del arte gótico, y la irrupción del nominalismo, que abrió las puertas a la observación de lo concreto, propia de la ciencia moderna que impulsó los descubrimientos geográficos y técnicos (imprenta).
b. art. Movimiento cultural y artístico que tuvo lugar en Europa en los ss. XV y XVI. La cuna de este movimiento fue Italia, y sus principales focos Roma, Venecia, Génova y Florencia. Se caracterizó por un renacer de las artes y de las letras bajo los modelos clásicos de la Antigüedad.
lit. La imitación del mundo grecolatino así como el hecho de considerar al hombre un microcosmos, reflejo del universo entero (macrocosmos), son características esenciales de este complejo movimiento cultural e histórico que se desarrolló entre fines del s. XIV y mediados del XVI. En literatura, Petrarca fue la referencia obligada de todos los poetas. Los grandes temas, el amor, la naturaleza y los mitos grecolatinos, fueron tratados con innovadoras formas métricas y estróficas (endecasílabo, soneto, lira). El Renacimiento cristalizó, en primer lugar en Italia, en las figuras de I. Sannazaro, B. de Castiglione y Maquiavelo. En España, surgieron autores como Nebrija, Juan de Valdés, Miguel de Cervantes y poetas como Garcilaso de la Vega, san Juan de la Cruz. En Francia destacaron Montaigne y Rabelais. En Inglaterra, algo más tarde, se manifestó en talentos como William Shakespeare.

renacimiento

(renaθi'mjento)
sustantivo masculino
1. hecho de volver a tomar fuerzas y energía una persona o una cosa el renacimiento de un amor
2. historia movimiento cultural europeo del siglo XV y XVI inspirado en las obras de la antigüedad clásica el Renacimiento italiano
3. acción de volver a cobrar vida Para el budismo el renacimiento es el paso de la muerte a una vida diferente.
Traducciones

renacimiento

Renaissance

renacimiento

renaissance

renacimiento

renaissance

renacimiento

renascença

renacimiento

النهضة

renacimiento

Renaissance

renacimiento

Renesance

renacimiento

르네상스

renacimiento

Renaissance

renacimiento

SMrebirth, revival
el Renacimientothe Renaissance
Ejemplos ?
Del Renacimiento hasta el siglo XIX brotaron más ismos: el iluminismo, el historicismo, el romanticismo, el realismo, el naturalismo, el simbolismo, etc.
No sigamos en este círculo vicioso. Podría ser el principio de un nuevo oscurantismo medioeval sin posibilidades de renacimiento.
Incluso aparecería el día del Renacimiento y echaría una mirada rápida a todo lo que el Renacimiento hizo por la cultura y la estética en la vida del hombre.
bras completas. Madrid: Renacimiento, 1929 tomos I, Gignol, y II, Pen Club y Los poetas; 1930 el tomo III, Novelas y cuentos. = Ensayo acerca de la condición jurídica de la mujer, 1892.
Novelas y novelistas.Galdós, Baroja, Valle-Inclán, Ricardo León, Unamuno, Pérez de Ayala, Condesa de Pardo Bazan, 1918. Soldados y paisajes de Italia, Madrid, 1918. El renacimiento en la novela del siglo XIX. Los ensayistas.
De ésta nuestra correspondencia, que duró dos años, nació la idea de cambiar cartas abiertas y públicas en El Defensor de Granada en que expusiéramos los dos nuestros respectivos puntos de vista por entonces referentes al porvenir de España, objeto primordial de la preocupación suya y de la mía. Tal es el origen de estos escritos que hoy publica la Biblioteca Renacimiento.
Tenía fe en mí mismo; me adoraba como si fuera un dios, como pudiera adorarse el propio Goethe, y a tales extremos llegué de amor calológico que, de haberme sentido en trance de muerte, como aquel pintor Nani Grosso, del Renacimiento italiano, tampoco yo hubiera podido morir tranquilo sujetando con mis manos un Crucifijo tosco, y también hubiera necesitado que me trajeran un Donatello.
Desarrollar una estrategia para la seguridad alimentaria de la Nación. Promover el renacimiento de una agricultura de exportación competitiva.
Sin embargo, si así procediéramos, estaríamos abriendo el camino a la impunidad y al renacimiento de la anarquía; y la experiencia demuestra que a la larga estas realidades son siempre más crueles e injustas que el ejercicio oportuno e integral del principio de autoridad, porque cobran víctimas más numerosas e inocentes.
Pero para que este sistema político alcance todas sus posibilidades de desarrollo, debe alentarse el renacimiento de la vida municipal, ya que el municipio está en la base de toda estructura democrática.
Lo importante es saber en donde se encuentra para esperar su renacimiento… En ese momento la sobrecargo anunció el próximo aterrizaje en la ciudad de Beiruth y la sabia etnóloga y el curioso Enrique se pusieron de acuerdo para juntos encontrar el amor perdido y reconstruir la nueva urbe donde, al fin, reine para siempre.
-PRESIDENTE ERNESTO ZEDILLO: Esta manera de conducir el debate público, a través de la descalificación o aplicando una etiqueta que pretende resumir todas las características, los atributos y defectos de una forma de gobernar es sumamente inconveniente e indebida; yo creo que esa forma de analizar los problemas que enfrenta cualquier país y cómo se hace frente a esos problemas es muy inconveniente, es caer en una suerte de oscurantismo; en la Edad Media todos los males que impedían el avance se lo atribuían "al diablo" y decían que por el diablo estaban mal las cosas y no se hacían muchas cosas -que afortunadamente se empezaron a hacer después, en el Renacimiento- porque había un oscurantismo...