remo

remo

(Del lat. remus.)
1. s. m. DEPORTES, NÁUTICA Pala de madera larga y estrecha que sirve para impulsar y dirigir en el agua pequeñas embarcaciones se nos cayó uno de los remos en el agua.
2. DEPORTES, NÁUTICA Deporte consistente en recorrer una determinada distancia sobre el agua en una embarcación impulsada por estas palas.
3. coloquial Brazo o pierna en las personas y en los cuadrúpedos.
4. ZOOLOGÍA Cada una de las alas de un ave.
5. HISTORIA Castigo consistente en remar en las galeras fue condenado al remo. galeras
6. coloquial Trabajo duro y continuado.
7. a o al remo loc. adv. DEPORTES, NÁUTICA coloquial Remando, sirviéndose de estas palas se estropeó el motor y llegamos a la costa a remo.
8. a remo y sin sueldo loc. adv. coloquial Trabajando mucho y sin utilidad.
9. a remo y vela loc. adv. coloquial Con rapidez y diligencia es un trabajador eficaz, todo lo hace a remo y vela.
10. meter el remo coloquial Decir o hacer una cosa que resulta inoportuna o equivocada ¡ya has metido el remo!, la fiesta era una sorpresa . meter la pata

remo

 
m. Instrumento de madera en forma de pala larga y estrecha, que sirve para mover las embarcaciones haciendo fuerza en el agua.
Al remo. loc. adv. Remando o por medio del remo.
fig.Sufriendo penalidades y trabajos.
A remo y sin sueldo. Trabajando mucho y sin utilidad.
A remo y vela. Con presteza.
anat. y zool. En el hombre y en los cuadrúpedos, brazo o pierna.
dep. Deporte que consiste en deslizarse sobre el agua con una embarcación impulsada por un instrumento del mismo nombre.

Remo

 
mit. Hermano de Rómulo.

remo

('remo)
sustantivo masculino
1. instrumento de madera que sirve para impulsar embarcaciones Los remos de esta barca pesan mucho.
2. deporte deporte consistente en recorrer una determinada distancia sobre el agua en una embarcación impulsada por estas palas campeonato de remo
3. brazo o pierna en las personas y en los cuadrúpedos El caballo se lastimó los remos delanteros en la caída.
4. cada una de las extremidades que usan las aves para volar La golondrina perdió uno de los remos al engancharse en el cable.
Traducciones

remo

pádlo, veslo, veslování

remo

åre, paddel, roning

remo

airo, mela, soutaminen

remo

veslanje, veslo

remo

オール, パドル, ボートを漕ぐこと

remo

노, 배 젓기

remo

åra, paddel, rodd

remo

ไม้พาย, ไม้พายเรือ, การพายเรือ

remo

mái chèo, sự chèo thuyền

remo

划桨, 划船, , 赛艇

remo

Гребане

remo

賽艇

remo

SM
1. (Náut) → oar
cruzar un río a remoto row across a river
pasaron los cañones a remothey rowed the guns across
a remo y velaspeedily
2. (Dep) → rowing
practicar el remoto row
3. (Anat) → limb; [de pájaro] → wing
4. (arcaico) (= penuria) → toils pl
andar al remoto be hard at it
Ejemplos ?
RUODI. Tell sabe también manejar el remo; él os dirá si es posible tentar ese paso. TELL.—Cuando la necesidad apremia, batelero, se pasa todo.
9 Caravanas de esplendor, mis sensaciones atan cabos al dolor de corazones y al matiz del placer donde las quemo naufragan los amores sin un remo.
Este asalto hicieron los turcos con su acostumbrada diligencia, y, no muy contentos del suceso, se fueron a embarcar, y luego se hicieron a la mar, y a vela y remo en breve espacio se pusieron en la Fabiana.
Mas uno de los cristianos del remo le dijo en italiano como el arraéz mandaba ahorcar a aquel cristiano, señalándome a mí, porque había muerto en su defensa cuatro de los mejores soldados de las galeotas.
Después que el perito y el comprador han visto que los animales se plantan bien al caminar, que no se aprietan, que no zambean del cuarto trasero, que son bien encornados y que igualan perfectamente en alzada y color, el primero les mira la boca, les palpa bien los brazuelos y las nalgas para ver si están despicados de algún remo, y les examina escrupulosamente las astas por si son estoposas, las pezuñas por si blandean, y los ojos por si tienen nube o glarimeo .
Viniendo, pues, a la partición mía y de Leonisa, Yzuf dio a Fetala (que así se llamaba el arráez de la otra galeota) seis cristianos, los cuatro para el remo, y dos muchachos hermosísimos, de nación corsos, y a mí con ellos, por quedarse con Leonisa, de lo cual se contentó Fetala.
Hablo de aquel cautivo, de quien tener se debe más cuidado, que está muriendo vivo, al remo condenado, en la concha de Venus amarrado.
Todo lo puedes, Tell; nada te asusta; manejas así el remo como la ballesta, y no te impone pavor la tempestad cuando se trata de salvar a un hombre; sálvate ahora a ti mismo, puesto que salvas a los demás.
Pero, todavía, fuerte Orinoco, todavía eres el Río Indio, inconfundible, en el salto, en la bandada, en la garza en un pie, que casi vuela y en tu último caimán en cuyo bostezo se refugió toda tu tradición con silenciosa desembocadura. Oh mi fuerte Orinoco, vieja calle bolivariana, por donde pasó sin rumor el hombre que te empujó con el remo que lo empujaba!
Yo, que estoy viendo a estos marineros, embutidos materialmente en el laberinto de los modernos adelantos, sin reparar siquiera en ellos; descansar estoicamente sobre el remo en sus lanchas...
Y el padre se arrojó al agua, nadando vigorosamente, mientras el compañero amainaba la vela. Nadó y nadó; pero sus fuerzas casi le abandonaron al convencerse de que el objeto era un remo, un despojo de su barca.
Y así era la verdad, porque me lo dijo uno de los cautivos del remo, que entendía bien el turquesco, y se lo había oído tratar a Yzuf y a Fetala.