remiso

(redireccionado de remisa)
También se encuentra en: Sinónimos.

remiso, a

1. adj. Que es contrario a hacer una cosa o demuestra poco interés es remiso a aceptar otra propuesta. reacio, renuente
2. Se aplica a la calidad física que tiene poca actividad tiene una fuerza remisa. activo

remiso, -sa

 
adj. Flojo, irresoluto, tímido.
Díc. de la calidad física que tiene escasa actividad.

remiso, -sa

(re'miso, -sa)
abreviación
1. resuelto que está poco dispuesto a hacer algo Siempre es remiso a dejar salir a sus hijas por la noche.
2. cualidad física activo que es poco activa Ustedes tienen una fuerza muy remisa.
Sinónimos

remiso

, remisa
adjetivo
irresoluto, tímido, renuente, lento, reacio*, flojo, dejado, remolón. voluntarioso, diligente.
Se aplican al que no manifiesta voluntad de hacer algo. Si es por falta de decisión se utilizan irresoluto, tímido, renuente, lento y reacio. Si es por pereza, flojo, dejado y remolón.
Traducciones

remiso

ADJ
1. [persona] estar o mostrarse remiso a hacer algoto be reluctant to do sth, be unwilling to do sth
2. [movimiento] → slow, sluggish
Ejemplos ?
Por otro lado, el Triunvirato tenía una actitud remisa respecto a la guerra, y prefirió conservar sus fuerzas en los alrededores de la Capital.
Su padre fue don Luis Pidal y Mon, segundo marqués de Pidal, y su madre doña Cristina Chico de Guzmán y Muñoz, nieta y sobrina de los condes del Retamoso y sobrinonieta del duque de Riánsares, de la Reina Gobernadora que fue su madrina y de los marqueses de Remisa.
Los noticieros asumen que «todo el mundo juega a la Bolsa»; el diputado Calderón Collantes afirma en el Congreso que «la pobreza es signo de estupidez» y surgen los primeros magnates: Urquijo, Carriquiri, Remisa, Pastor, Sartorius, Buschental, González Bravo o Salamanca, que representan como pocos a la nueva estirpe de emprendedores enriquecidos a la sombra de la especulación.
Redactado por Aribau y destinado a Gaspar de Remisa, su patrón, la obra evoca de manera nostálgica la patria cuando ambos están en Madrid.
VII Como lámpara votiva subyugada a una plegaria de estirpes ecuménicas su mirada agonizante se fue hundiendo entre las sombras cabizbajas de su afrenta y perdida en los dolores de sus fúnebres resquicios se deshizo en la añoranza de la luz remisa.
10 seña a un hombre que embozado –¡no sé cómo lo repita!– se llegó hablar a la reja, pero la voz tan remisa que nada percebir pude; bien que el alma me decía: ésa es doña Ana, ése es amante que solicita sus favores y tu muerte.
Porque ¿quién habrá que no ame más remisa y tibiamente a quien sabe que necesariamente ha de venir a dejar y contra cuya verdad y sabiduría ha de sentir; y esto cuando con la perfección de la bienaventuranza hubiere llegado, según su capacidad, a tener plena y cumplida noticia de su verda y sabiduría?
Comprenderéis que el empeño parece en tal punto excesivo, que tomarlo alguien sobre sí, y, sobre todo, alguien como yo, sería sencillamente intolerable, si no estuviéramos todos y cada uno obligados a ensayarlo en todos los momentos, cada cual a su manera. Nuestra generación parece un poco remisa a acudir a una brecha donde es menester que ponga su cuerpo.
Luchaba con su tendencia al vicio, y se contenía, hasta que un primo nuestro, Fadrique Remisa, casi jugador de oficio, vino a establecerse en Madrid.
Las teleras (calcinaciones al aire libre del mineral pobre del cobre impuestas en España por el Marqués de Remisa décadas atrás) eran utilizadas en la zona desde principios de siglo pero con la llegada de los ingleses su uso aumentó considerablemente por lo que se cree que eran lanzados al aire en torno a 500 toneladas anuales.
Para entonces, los agentes en la capital lograron que todos los cuerpos que guarnecían la capital se decidieran por el Plan de Jalapa; ya desde antes del día 12, habían abortado diversos proyectos de pronunciamiento, unas veces porque la fuerza cívica se mostraba remisa, otras por que el Ministro de la Guerra variaba el destino de los cuerpos o de sus jefes y oficiales; a uno de esos accidentes se debió que fracasase en la noche del 12 de diciembre un movimiento de una pequeña parte del cuerpo de zapadores que se trasladó a Guadalupe sin plan, sin apoyo y sin municiones, cuyas circunstancias la obligaron la tarde del 13 a sucumbir ante las fuerzas del gobierno.
Pero la autónoma – y conservadora - Universidad de Copenhague, siempre fue remisa para emplear a expertos extranjeros, resiste el acceso de Oeder a una cátedra ordinaria.