remanso

remanso

(Del lat. remanere, permanecer.)
1. s. m. Corriente de agua detenida o suspendida en este remanso podemos bañarnos sin peligro.
2. Lentitud o flema en el modo de actuar. parsimonia
3. remanso de paz Lugar tranquilo el parque es un remanso de paz a las horas del mediodía.

remanso

 
m. Detención o suspensión de la corriente del agua u otro líquido.
Lugar tranquilo.
fig.Flema, pachorra, lentitud.

remanso

(re'manso)
sustantivo masculino
1. lugar donde se detiene una corriente de agua Los niños jugaban en el remanso del río.
2. lugar pacífico Esta playa es un remanso de paz.
Traducciones

remanso

eddy

remanso

SM
1. (en río) → pool
2. (= lugar) → quiet place
un remanso de pazan oasis of peace
Ejemplos ?
Nació en la hidalga ciudad de Zaruma el 5 de Septiembre de 1918 y recibió, desde su infancia, el premio a su hambría de bien, con el ejemplo de un hogar modelo, que fue oasis de luchas honestas y remanso de fatigas por el bienestar común, formado por sus padres: Don Carlos Andrés Celi Gálvez (ya fallecido) y de Doña Peregrina Romero de Celi.
En un remanso, que forma el Guadalquivir, no lejos de Guelves, a las dos noches unos pescadores vieron, a la luz de escasa luna, de un joven ahogado el cuerpo, vestido aún.
Los álamos, cuyas plateadas hojas movía el aire con un rumor dulcísimo, los sauces que inclinados sobre la limpia corriente humedecían en ella las puntas de sus desmayadas ramas, y los apretados carrascales por cuyos troncos subían y se enredaban las madreselvas y las campanillas azules, formaban un espeso muro de follaje alrededor del remanso del río.
—Recuéstese más a la derecha, don Lisandro; de no, vamos a salir frente a los tembladerales. Pero el otro no hizo caso, objetando que si así lo hicieran darían sobre el remanso de los sauces.
Los chopos son la ribera, liras de la primavera, cerca del agua que fluye, pasa y huye, viva o lenta, que se emboca turbulenta o en remanso se dilata.
Ya de pie, y cerciorándose a tientas de que el arma estaba preparada, dio un paso hacía delante, alargó el cuello por encima de los arbustos para dominar el remanso, y tendió la ballesta, tendió la vista buscando el objeto que había de herir, se escapó de sus labios un imperceptible e involuntario grito de asombro.
Bamboleada ante hoyos de noche cuya profundidad sentía en el retumbo de los desprendidos guijarros; casi colgada de ramas que asía al tanteo; crispado a cada instante el pie sobre el riesgo mortal de tajantes deslizaduras; arañada por espinales que le arrancaban al pasar jirones y cabellos; desamparada hasta la demencia en la angustiosa inmensidad, llegó por fin al fondo del precipicio, entre peñas imponentes, donde le advirtió un remanso el reflejo de las estrellas.
El remanso que forma fuente fría Remeda sombras trémulas, vergeles; Miente nubes de hermosa pedrería Y sauces que desmayan en doseles; Aves que se columpian en las ramas, Insectos que festejan a las rosas, De celajes de púrpura las llamas, Y ornatos de elegantes mariposas.
¿Dónde vas si al ocaso Te hieren las campanas Y quiebran tu remanso Las bandadas de coplas Y el gran rumor dorado Que cae sobre los montes Azules sollozando?
Llegó por fin donde el arroyo manso Para rodar mejor por la cascada Parándose tenáz labró un remanso, Y con voz cariñosa Y sonrisa halagüeña Dijo á la niña »¿Que haces, Blanca hermosa Tan sola en esa peña?---» Y en sí volviendo con su voz la niña Los ojos en redor tendió asombrados Y ¿Quien me nombra?
Valle escondido en la montaña umbrosa; llano cubierto con la mies dorada; pradera deleitosa; tarde apacible y soledad callada; frondosos olivares; palmas que el viento halagador cimbrea; campanario lejano de la aldea; vela perdida en los azules mares; faldas del monte oscuras; cimas, al rayo de la tarde rojas; chozas de las llanuras, cuyos umbrales el parral sombrea; lluvia que baña las nacientes hojas; brisa que las orea; cipreses de la ermita; altar lleno de luces y de aroma; gradas de piedra de la cruz bendita; torre del moro en la redonda loma; remanso del molino...
Y yo les vía en las latientes plumas Sostenerse, y picar la espesa grama, Y turbar del remanso las espumas, Y en el árbol saltar de rama en rama.