regordete

(redireccionado de regordetes)

regordete, a

adj. coloquial Que es pequeño y un poco gordo tiene las piernas regordetas. gordo, rechoncho

regordete, -ta

 
adj. fam.Díc. de la per sona o de la parte de su cuerpo, pequeña y gruesa.

regordete, -ta

(reγoɾ'ðete, -ta)
abreviación
persona, parte del cuerpo esbelto que es pequeño y un poco grueso una niña regordeta
Traducciones

regordete

chubby, plump, roundish

regordete

mollig

regordete

obtloustlý

regordete

buttet

regordete

pullea

regordete

potelé

regordete

debeljuškast

regordete

丸々太った

regordete

오동통한

regordete

mollig

regordete

lubben

regordete

pucołowaty

regordete

gorducho

regordete

полный

regordete

knubbig

regordete

อ้วนกลม

regordete

tombul

regordete

mũm mĩm

regordete

丰满的

regordete

ADJ [persona] → chubby, plump; [manos] → fat
Ejemplos ?
Amooor, pronunciaba el sabio obeso, con el pulgar de la diestra metido en la bolsa del chaleco, y tamborileando sobre su potente abdomen con los dedos ágiles y regordetes, y continuó: —Puedo confesar francamente que no tenia predilección por ninguna, y que Luz, Josefina y Amelia ocupaban en mi corazón el mismo lugar.
Entonces sus callosas manos alzábanlo del suelo como un objeto precioso y frágil, lo sentaba sobre sus rodillas y dejaba que sus deditos regordetes le tirasen del bigote y de la barba.
--Y de esta guisa, continuó hablando consigo misma, hasta que al doblar un fuerte recodo del camino, se topó con dos hombrecillos regordetes, pero tan de sopetón que no pudo reprimir un respingo de sorpresa; pero se recobró al momento, segura de que ambos personajes no podían ser más que...
El los vio quemar, los vio mirar con desprecio desde la hoguera a sus verdugos; y ya nunca se puso más que el jubón negro ni cargó caña de oro, como los otros licenciados ricos y regordetes, sino que se fue a consolar a los indios por el monte, sin más ayuda que su bastón de rama de árbol.
Varios hombres regordetes, en batas de carnicero plasmadas de manchas sanguinolentas y frescas, sonrientes, como triunfales, encienden más lámparas.
El secretario del rajá los llevó adonde el elefante manso estaba, comiéndose su ración de treinta y nueve tortas de arroz y quince de maíz, en una fuente de plata con el pie de ébano; y cada ciego se echó, cuando el secretario dijo «¡ahora!», encima del elefante, que era de los pequeños y regordetes: uno se le abrazó por una pata: el otro se le prendió a la trompa, y subía en el aire y bajaba, sin quererla soltar: el otro le sujetaba la cola: otro tenía agarrada un asa de la fuente del arroz y el maíz.
Algunos lucen enchinado su pelo, otros lacio u ondulado; hay quienes lo tienen muy escaso y otros abundante, pero todos son como tú. Hay algunos altos y espigados, como jóvenes pinos; hay otros bajitos y regordetes, como lindos honguitos.
Los gastrozoides son pequeños y regordetes y extienden de cuatro hasta seis talones de tentáculos a través de sus poros, pero son por lo demás invisibles.
Hacendada: Guapa, los brazos regordetes y el pecho rotundo, fresca vestida de blanco, olorosa a perfumes de modas, incitante con sex-appeal, opulenta, robusta plenitud de hembra brava capaz de controlar una rebelión de los peones, generosa en extremo pero solitaria, alta y rotunda de carnes, el rostro como espiga relamida de sol, la carne trigueña.
El público fiel de su marido llevó esta comedia a ser un éxito rotundo, alcanzando los 220 millones de dólares en ganancias y mostrando que los hombres torpes y regordetes pueden resultar muy buenos padres.
En sus regordetes mejillas tiene una especie de manchas hechas con maquillaje, de forma triangular de la cual las puntas llegan casi hasta su boca.
El filme satiriza afectuosamente varios aspectos rígidos de las clases políticas y económicas de Francia, desde los capitalistas regordetes y los presumidos intelectuales marxistas hasta los propietarios diletantes y ordinarios, la mayoría de los cuales encuentran prácticamente imposible liberarse, aunque sea por un momento, de sus roles sociales, para poder relajarse y disfrutar la vida.