regio


También se encuentra en: Sinónimos.

regio, a

(Del lat. rex, regis .)
1. adj. HISTORIA, POLÍTICA Del rey, de la reina o de la realeza. real
2. Que es suntuoso o magnífico ofrecieron un regio espectáculo . grandioso
3. Argent., Chile, Urug. Que es muy bueno o excelente.

regio, -gia

 
adj. Real (relativo al rey).
fig.Suntuoso, magnífico.

regio, -gia

('rexjo, -xja)
abreviación
1. historia política que pertenece a la realeza o relacionado con ella facultad regia de autorizar las normas eclesiásticas
2. humilde que llama la atención por su magnificencia y lujo La casa nueva tiene un salón regio.
3. idea, lugar, objeto austero que es muy bueno Tienen un automóvil regio.

regio


adverbio
usado para manifestar la aceptación de algo de manera entusiasta -¿Quieres salir a comer? -¡Regio!
Sinónimos

regio

, regia
Traducciones

regio

royal

regio

regio

regio

regio

regio

REGIO

regio

Regio

regio

Regio

regio

Regio

regio

A. ADJ
1. (= real) → royal, regal
2. (= suntuoso) → splendid, majestic
3. (Andes, Cono Sur) (= genial) → great, terrific
B. EXCL (Andes, Cono Sur) → great!, fine!
Ejemplos ?
uecia - Ley de Sucesión En virtud de la cual los herederos varones engendrados por su Alteza Nobilísima, electo Príncipe Heredero del Reino de Suecia, JUAN BAUTISTA JULIO de Ponte-Corvo, ostentarán el derecho al Trono regio de Suecia y al gobierno de Suecia.
engo de Aranjuez de contemplar los espléndidos jardines que la primavera viste con regio manto y corona de flores, mientras el Tajo los arrulla con el monótono zumbido de sus aguas espumantes.
Y en esta penumbra verde, moteada de inquietos puntos de sol; en este ambiente rumoroso, donde aletean tenues mariposas, zumban pesados insectos de metálico coselete y alas estridentes, y vuela el regio faisán, aristócrata del aire, extienden las rosas su erupción primaveral: unas, encendidas, de color de aurora; otras, pálidas y sedosas, con el tinte suave de la carne femenil oculta bajo el misterio de las ropas.
Se agita la urbe, se alza la Metrópoli reina, viste el regio manto, se calza de oro, tiarada de azur yergue la testa imperiosa de Basilea del Sur; es la fecunda, la copiosa, la bizarra, grande entre grandes; la que el gran Cristo de los Andes bendice, y saluda de lejos entre los vívidos reflejos del luminar que la corona, la Libertad anglo-sajona.
Ni gruesa ni flaca; de carnes dulcemente repartidas sobre armazón de menudos, bien formados y delicados huesos; de cabellera naturalmente rubia, y tan rica y sedosa que era un regio manto; de cara inocente y picaresca, en mezcla original, sugestiva, la Candela triunfaba siempre que el papel requiriese sólo belleza y donaire.
El firmamento, que se extiende como regio pabellón sobre esta ciudad devorada de sol y polvo, es color de añil, y adquiere al anochecer una magnificencia transparente, de piedra preciosa, contrastando con la tierra, que es reseca y anaranjada, árida y dura.
Admiraron después una suntuosa quinta circundada de bosques y jardines, con colosales invernáculos, donde había palmas gigantescas, helechos arborescentes, naranjos, limoneros, higueras de la India, orquídeas y mil otras plantas de los climas cálidos, y donde bramaban, gruñían y cantaban, en grandes jaulas, multitud de fieras y de aves. Con asombro supieron que aquel regio y campestre retiro era también propiedad del Sr.
Después de este cariñoso desahogo de su majestad retumbante, la reina madre fue por él espléndidamente obsequiada con un regio banquete, donde se sirvieron palominos en abundancia, condimentados con diferentes salsas, y de postres deliciosos y ligeros suspiros de canela.
Al verle, con fatuo orgullo el cristianísimo rey, que da al vicario de Cristo a gustar vinagre y hiel, con miradas de desprecio y con gesto de altivez, «¡Oh caballero -le dice-, llegáis en buen hora, pues »el venerable legado me habla, y el duque también, de un tratado con España que lo que encierra no sé.» «Señor -responde Fonseca-: ¿cómo ignorarlo podéis, cuando en Perpiñán vos mismo pusisteis la firma en él, »y debajo el regio sello puso vuestro canciller?...
- Los toros Está en la plaza Mayor todo Madrid celebrando con un festejo los días de su rey Felipe cuarto. Este ocupa, con la reina y los jefes de palacio, el regio balcón vestido de tapices y brocados.
GUILLERMO TELL—(Armado de su ballesta.) ¿Quién es este hombre que implora socorro? KUONI ––Un vecino de Alzellen que ha defendido su honor, y ha muerto a Wolfenschieszen, el baile regio de Rossberg.
Unidas las dos cuadrillas, hacia el regio balcón ambas, al paso, la pista siguen de los jefes que las mandan; y el concurso, en gran silencio, curioso la vista clava de los dos gallardos condes en las brillantes adargas; pues logrando de discretos y de enamorados fama, interesa a todo el mundo ver las empresas que sacan.