Ejemplos ?
También se muestra en el habla bujalanceña la pervivencia de algunas palabras procedentes del astur-leonés, introducidas durante la Reconquista y que sólo han llegado a cuajar en algunos núcleos de población. Son raros, pero hay ejemplos tales como reguñir (regañar, regañir en portugués) o apulgarse (apulgararse).