refrendario

refrendario, a

s. ADMINISTRACIÓN Funcionario que firma un documento después de su superior. referendario

refrendario, -ria

(refɾen'daɾjo, -ɾja)
sustantivo masculino-femenino
administración funcionario autorizado para refrendar El ministro de obras públicas será el refrendario de los contratos.
Ejemplos ?
Tras volver a Roma, comenzó a trabajar para la administración pontificia como abreviador apostólico y refrendario del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.
Es una construcción suma de partes con distintos estilos arquitectónicos. Aparece documentada en el siglo XII en pleno románico del que es refrendario el muro Norte.
Con motivo del traslado de la sábana a Constantinopla en 944, Gregorio Refrendario, arcediano de la Hagia Sophia (Constantinopla), dio un sermón sobre el mismo.
El cardenal obispo de Pamplona, Martín de Zalba, se enfrentó a él negando la acusación, alegando que estaba en Roma como refrendario del Papa.
Luisa Bravo de Lagunas Ayala (Mendoza) y Rojas casó con Pedro de Guzmán de Herrera y Olmedilla, señor del lugar de Olmedillas, arrabal de la ciudad de Sigüenza, caballero de Santiago, gentilhombre de boca del Emperador y del Rey Felipe II, vecino de la entonces villa de Alcalá de Henares donde poseía el mayorazgo de los Herreras y Guzmanes, con su capilla en el convento de San Diego; hijo de Pedro Díaz de Olmedilla y de la Lama, señor de Olmedillas, y de Ana de Guzmán de Herrera; nieto del doctor Francisco de Olmedilla, señor de Olmedillas, del Consejo de los Reyes Católicos y su refrendario...
Hacia 1447 fue nombrado protonotario apostólico, lo que le obligó a trasladarse a Roma, allí conoció a fondo la realidad de la curia y de la Iglesia romana. Fue nombrado obispo de Torcello el 20 de febrero de 1448 por el papa Nicolás V y en 1557 refrendario de la Signatura Apostólica.
Nacido en Pamplona, estudió derecho en las universidades de Tolosa, Bolonia y Aviñón; en esta última se doctoró en cánones y fue profesor. Conocedor de su valía, el papa Gregorio XI lo llama y nombra refrendario.
La actitud del Papa, junto al hecho de que se negara a volver a Aviñón, hace que, con la excusa del calor que padecía Roma, los cardenales, salvo los cuatro italianos, animados por el refrendario Martín de Zalba, se reúnan en Anagni donde, el 9 de agosto de 1378 publican una declaración a toda la cristiandad en la que anulaban la elección de Urbano VI, asegurando que ésta era ilegal al haberse efectuado por miedo a la violencia del populacho.