reformismo


Búsquedas relacionadas con reformismo: separatistas

reformismo

s. m. POLÍTICA, RELIGIÓN Actitud que procura el cambio y las mejoras graduales de una situación establecida, en general en política o en religión.

reformismo

 
m. polít. Doctrina o movimiento de revisión del marxismo, creado por Bernstein (1850-1932). Considera que el paso al socialismo debe realizarse a través de reformas paulatinas y utilizando los canales de la democracia burguesa, especialmente la vía parlamentaria.
Traducciones

reformismo

riformismo

reformismo

Reformismus

reformismo

Reformismi

reformismo

reformism

reformismo

SMreforming policy, reforming attitude
Ejemplos ?
Los maestros de grupo, los directivos escolares, hasta los aparentemente revolucionados programas de estudio, en muchas ocasiones muy ambiciosos, pero impuestos desde arriba y poco basados en la herencia y en la experimentación pedagógicas antecedentes, han producido un círculo vicioso en el cual de modo constante se cae. Un reformismo lucidor intenta siempre corregir o mejorar las enormes fallas que se vislumbran en un parchado sistema educativo.
Nos referimos al nacional reformismo, en su vertiente pequeño burguesa –Apra y partidos de tipo aprista- y la variante burguesa –trabalhismo brasileño, peronismo, partido revolucionario institucional de México.
–El electorado, en el último comicio, por razones que hemos repetido muchas veces, por circunstancias que no afectan la verdad, la sinceridad y la justicia de nuestra predica, venció, si se quiere, al reformismo radical.
Este acuerdo, prueba del paso a las posiciones del colectivismo de la mayoría de los proudhonistas franceses y belgas, significó la victoria en la Internacional de las ideas del socialismo proletario sobre el reformismo pequeñoburgués.
1913: Un gran exito de la República China. : 1913: El despertar de Asia. : 1913: Marxismo y reformismo. : 1913: La correspondencia entre Marx y Engels.
En varias resoluciones de la Conferencia fueron formulados importantes principios tácticos y de organización del partido proletario, asestándose un golpe al sectarismo y al reformismo.
Los trabajadores han perdido en gran parte sus objetivos como consecuencia de las manipulaciones de partidos y sindicatos que, en la mayoría de los casos, apuntan a un reformismo corporativista, que lleva a la perduración indefinida del sistema de explotación que padecemos.
Las condiciones objetivas están más que maduras para el derrocamiento del sistema capitalista. A pesar de ello, el reformismo y revisionismo siguen traicionando los intereses del proletariado.
En lo fundamental ha sido un nuevo gobierno de la burguesía al servicio del capitalismo nacional y extranjero, cuyos débiles intentos de cambio social naufragaron sin pena ni gloria entre el estancamiento económico, la carestía y la represión violenta contra el pueblo. Con esto se ha demostrado una vez más que el reformismo es incapaz de resolver los problemas del pueblo.
El aumento del nivel de lucha del pueblo, a medida que fracasa el reformismo, endurece la posición de los sectores más reaccionarios de las clases dominantes que, en último término, no tienen otro recurso que la fuerza.
La Unidad Popular se plantea como la alternativa de un Gobierno diferente; es la conquista del poder para el pueblo, precisamente después que el país ha experimentado el fracaso del reformismo demócrata-cristiano y cuando aún están a la vista los resultados del anterior régimen, inspirados ambos en el capitalismo tradicional.
Los partidos que quieran adherirse a la Internacional Comunista tienen la obligación de reconocer la necesidad de una ruptura completa y absoluta con el reformismo y con la línea política de "centro", y de propugnar todo lo que se pueda esta ruptura entre los propios miembros.