reformador

(redireccionado de reformadoras)

reformador, a

adj./ s. Que reforma tiene unas ideas muy reformadoras; fue un reformador político.

reformador, -ra

 
adj.-s. Que reforma o pone en debida forma una cosa.

reformador, -ra

(refoɾma'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
1. que reforma sociedad reformadora y decoradora de interiores
2. persona persona que hace o defiende una reforma Las personas son las reformadoras de la sociedad.
Traducciones

reformador

reformer

reformador

riformatore

reformador

Reformer

reformador

المصلح

reformador

改革者

reformador

改革者

reformador

reformátor

reformador

reformator

reformador

개혁

reformador

SM/Freformer
Ejemplos ?
Los Maderistas fueron la fracción revolucionaria y partidaria a algunos ideales del Partido Liberal Mexicano, y en sí, a las ideas reformadoras moderadas de Francisco I.
Estas y otras iniciativas reformadoras pusieron en evidencia el enfrentamiento entre viejas y nuevas estructuras de poder porque después de más de dos siglos de donaciones pietosas, efectuadas a menudo por familias poderosas, el clero había conseguido reunir un patrimonio nada despreciable y, por otro lado, la nobleza feudal, descendente de aquellos linajes, no estaba dispuesta a renunciar a un cierto control y fruición de los bienes familiares legados a la Iglesia.
El prestigio y acatamiento general que encontraban esta clase de documentos pontificios movió a mediados del siglo a un grupo de clérigos francos a fabricar una serie de más de 60 Decretales apócrifas, acordes con sus ideas reformadoras y favorables a sus intereses, que atribuyeron a los Papas de los tres primeros siglos; las Falsas Decretales o Decretales pseudoisidorianas fueron ampliamente utilizadas a partir de la segunda mitad del siglo por los reformadores gregorianos, ya que la falsa atribución, sospechada ya en el siglo, no fue descubierta hasta el siglo.
163 a 166) algunos fragmentos del discurso de Artigas, los precedió el siguiente párrafo: “A fin de justificar nuestro juicio sobre el carácter de las tendencias reformadoras de Artigas, entre tantas pruebas como aduciremos al efecto, llamamos la atención del lector al notable discurso que reproducimos a continuación el cual no se ha publicado hasta ahora (!), pronunciado por Artigas en la apertura del Congreso de cinco de Abril de 1813”, etc.
Las diversas medidas reformadoras, y muchas otras urgidas por los reformadores, eran completamente humanas y excelentes, y sólo se las puede criticar cuando se plantean como un método suficiente para derrocar el capitalismo.
La pequeña nobleza aprovechó las ideas de los humanistas, que criticaban las excesivas riquezas, pompas y boatos de la Iglesia católica, para proclamar que ella no tenía necesidad de propiedades e intentar apropiarse de sus cuantiosas riquezas. Por esta razón, la pequeña nobleza será la primera en apoyar y aprovechar las convulsiones reformadoras.
Por ello resulta curioso el hecho de que la Iglesia de Inglaterra se haya separado de la Iglesia católica a mediados del siglo XVI, no por aceptar o compartir las ideas reformadoras de Lutero u otros protestantes, sino que por iniciativa del rey Enrique VIII.
El Papa dirigió una carta desde Anagni a los obispos hispanos dándoles noticia del nombramiento y de su apoyo; en ella decía que tal acontecimiento está de acuerdo con la magnificencia del reino godo: En 1091 convocó a los obispos de los reinos de Castilla, León y Galicia en un concilio celebrado en la capital leonesa, donde renovó las normas reformadoras del Concilio de Burgos de 1080.
Sus ideas reformadoras no pudieron, sin embargo, ser desarrolladas al no contar con el necesario apoyo de Enrique III quien, partidario también de la necesidad de reformar la Iglesia, no consideraba a Gregorio como el papa ejemplar para llevarla a cabo, al estar su elección manchada por prácticas simoniacas.
Armendáriz ideó medidas reformadoras para la población de Ceclavín, que de haberse cumplido todos los términos, tan duros, de la represión, Ceclavín hubiera estado expuesto a ser borrado literalmente de la faz de la Tierra.
Posteriormente fue Fiscal ante las Cámaras de Apelaciones; Diputado en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires entre 1874 y 1880; en dos oportunidades integrante de las convenciones reformadoras de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires -1870/1873 y 1882/1889-, Subsecretario de Estado en el Departamento de Interior entre 1868 y 1872 y Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires –1887/1889-.
Los cambios de nombres se llevaron a cabo con la intención de sustituir la denominación tradicional por un topónimo que reflejase las inquietudes reformadoras y revolucionarias del momento, principalmente de tendencia anarcosindicalista y comunista.