refinado

(redireccionado de refinada)

refinado, a

1. adj. Que es exquisito y delicado suele ir a uno de los restaurantes más refinados de la ciudad. distinguido
2. Que se comporta con malicia o astucia la suya es una crueldad refinada. malicioso
3. s. m. INDUSTRIA Operación de refinar los metales o determinadas sustancias esa industria se dedica al refinado del aceite. refino

refinado, -da

 
adj. fig.Sobresaliente, primoroso en cualquier especie.
fig.Astuto, malicioso.
tecnol. Refinación.

refinado, -da

(refi'naðo, -ða)
abreviación
1. vulgartosco que es delicado, elegante modales refinados
2. que es el producto de una elaboración esmerada comida refinada
3. metal, sustancia que ha sido sometido a un proceso de refinación alcohol refinado
Traducciones

refinado

raffiniert

refinado

refinado

refinado

A. ADJrefined
B. SMrefining
Ejemplos ?
La Humanidad refinada en sus gustos se extasía al sumir su olfato en el nimbo invisible que envuelve sus corolas; los ojos femeniles se entornan al contemplarlas, sintiendo que un mundo nuevo de sensaciones y anhelos despierta en su interior.
-Eso no puede ser, Mangora, dijo Lucía conservando con gran esfuerzo una serenidad que estaba muy lejos de tener, y tratando con refinada urbanidad de que el indio no conociese que ella había comprendido toda la fuerza de su pasión.
Pues bien: hay motivo para poder atribuir si no la iniciativa, al trabajo y habilidad de un inglés, horticultor acaso improvisado por la necesidad y la “saudade” de su lejano país – quizá la dulce Escocia – esa característica refinada que tanto placer causa y tantas ponderaciones ha ganado para nuestro viejo Paso del Molino.
La Cancillería Ecuatoriana dio de inmediato su aceptación al memorándum de los mediadores, mientras que la de Lima continuó movilizando tropas a la frontera y llevando mayor número de ataques en el Oriente y Sur, sobre los puntos vulnerables; construyendo fortificaciones y trincheras y concentrando prisioneros civiles y militares en campos, donde se puso en práctica métodos de tortura idénticos a los de refinada crueldad en el nazismo europeo.
Con la exigencia refinada del gusto moderno, que se prenda de lo exótico, ponderaba hasta las ponzoñosas descomposiciones del color, el moho verdoso del níquel, el verde manzana de los arseniatos, los extraños cambiantes del cobre; encarecía después el amarillo de miel del ámbar, las gotas de leche incrustadas en la roja faz del jaspe, la transparencia vaya y suave de las calizas, que parecen nieve mineral.
Mira los Cristos dolientes y sombríos, más heridas que carne y más alma que cuerpo, que languidecen entre las sombras de los lienzos del Sodoma; interroga la sonrisa ambigua de las figuras del Vinci; respira el hedor que se desprende de las telas de Valdez Leal; contempla la crueldad refinada y bárbara de las crucifixiones del Españoleto; vuelve tus manos rudas hacia el fondo de los siglos y distribuye tiquetes de clasificación patológica a esos que sintieron y expresaron lo que sienten los hombres de hoy!
¿Qué era el lujo?" "El término lujo, en referencia al estado de la sociedad antes de la Revolución, significaba el gasto abundante de riqueza por los ricos para gratificar una sensualidad refinada, mientras las masas de la gente estaban sufriendo carencia en sus necesidades primarias." "¿Cuáles eran algunos de los modos de gasto lujoso que se permitían los capitalistas?" "Su variedad era ilimitada, como, por ejemplo, la construcción de costosos palacios para residencia y su decoración en estilo regio, el mantener grandes séquitos de sirvientes, costosas provisiones para la mesa, ricas carrozas, barcos de placer, y toda clase de gasto sin límite en finos vestidos y piedras preciosas.
Finalmente, las conversaciones se animaron, se tocaron diferentes puntos sobre las costumbres y la filosofía, y dejo al lector que considere si la moral fue muy refinada.
En otro sillón estaba sentado un hombrecillo enclenque, de color de aceituna que guardaba una quietud absoluta, inquietante, inverosímil, y por entre aquellos cuatro individuos, de miserable y dolorosa apariencia, se paseaba a grandes pasos por el salón un fantástico personaje, desmesuradamente largo y flaco, de aspecto caricatural, que se retorcía con furia los pelos de larguísimo bigotillo encerado y cuyos gestos sacudidos seguían con indulgente solicitud los ojos de un hombre de treinta años, vestido con refinada elegancia, pero en cuya delicada y hermosa fisonomía, de una palidez extraña, se leían los signos de definitivo e irremediable agotamiento.
¿Qué otra interpretación podía dar a aquel proceder por parte de una mujer tan bella, rica, refinada, con educación superior, con tan elevada posición social, tan respetable en todo sentido, como era madame Lalande?
Se acusa de fragilidad a la mujer y ¿se comparan esos deslices que condenan la hipocresía moral con los extravíos homosexuales, con esa protitución infame de los hombres, tan extendida en todos los países del mundo y practicada escandalosamente por representantes de las clases llamadas cultas, entre los hombres de Estado y la refinada nobleza, como lo hizo saber la pluma irreverente de Maximiliano Harden, en Alemania, como se descubrió ruidosamente en México en un baile íntimo de aristócratas?
Todos los sabios, en consejo, en TLOQUE NAHUAQUE, juntos y cercanos como los dedos de la mano para alcanzar la perfección creadora, comenzaron a meditar en la manera de llenar aquel vacío que se dejaba sentir en los suyos ante la destrucción de su mundo por los bárbaros POPOLOCAS, esos soldados falsamente amigos, de peor conducta que CHICHIMECAS, tan lejanos de la TOLTECAYOTL; la refinada cultura nuestra, devota del universo natural y de su movimiento eternamente en transformación creadora.