reencarnación


También se encuentra en: Sinónimos.

reencarnación

s. f. Acción y resultado de reencarnar o reencarnarse algunas religiones creen en la reencarnación de las almas.

reencarnación

 
f. Acción y efecto de reencarnar o reencarnarse.

reencarnación

(reeŋkaɾna'θjon)
sustantivo femenino
muerte en ciertas religiones, materialización del alma en otro cuerpo luego de la muerte La religión budista cree en la reencarnación.
Sinónimos

reencarnación

Traducciones

reencarnación

reincarnation

reencarnación

réincarnation

reencarnación

Reinkarnation

reencarnación

reïncarnatie

reencarnación

reencarnação

reencarnación

تقمص

reencarnación

Reinkarnacja

reencarnación

Прераждане

reencarnación

轮回

reencarnación

Reinkarnace

reencarnación

reinkarnation

reencarnación

גלגול נשמות

reencarnación

reinkarnation

reencarnación

SFreincarnation
Ejemplos ?
e regreso a la Montaña de las Flores y Frutos Un día al principio del verano todos los discípulos se reunieron a discutir debajo de los pinos y le preguntaron: - ¿Se puede saber, Wu-Kung, qué clase de méritos acumulaste en tu anterior reencarnación para que el maestro te susurrara el otro día al oído la manera de evitar las tres calamidades?
-Semejanzas físicas u morales. - Ideas innatas DE LA REENCARNACIÓN 166. ¿Cómo puede acabar de purificarse el alma, que no ha alcanzado la perfección durante la vida corporal?
Los héroes están embalsamados. Pienso en una nueva teoría teosófica de la reencarnación. Es necesario explicar la desproporción de los habitantes que nacen en relación con los que se mueren.
Progresión de los espíritus. Ángeles y demonios. De la reencarnación. - Justicia de la reencarnación. -Encarnación en diferentes mundos.
« Evidentemente». 167. ¿Cuál es el objeto de la reencarnación? «La expiación y mejoramiento progresivo de la humanidad. ¿Dónde estaría sin eso la justicia?» 168.
«Espíritu bienaventurado. Espíritu puro». JUSTICIA DE LA REENCARNACIÓN 171. ¿En qué se funda el dogma de la reencarnación? «En la justicia de Dios y en la revelación; porque, como lo repetimos siempre, un buen padre deja siempre a sus hijos una puerta abierta al arrepentimiento.
La reencarnación aumenta los deberes de fraternidad; porque en vuestro vecino o criado puede vivir un espíritu que ha estado ligado a vosotros por los lazos de la sangre».
La doctrina de la reencarnación, que admite muchas existencias sucesivas, es la única conforme con la idea que nos formamos de la justicia de Dios, respecto de los hombres que ocupaban una condición moral inferior, la única que puede explicarnos el porvenir y basar nuestras esperanzas, puesto que nos proporciona medios de enmendar nuestras faltas por nuevas pruebas.
La razón así lo índica y así nos lo enseñan los espíritus. El hombre que tiene conciencia de su inferioridad halla en la doctrina de la reencarnación una consoladora esperanza.
Semejante orden de cosas no podría estar conforme con la justicia de Dios, Dada la reencarnación, todos son iguales, a todos pertenece el porvenir sin excepción y sin favoritismo, y los últimos que llegan sólo a si mismos pueden culparse.
¿Según ciertas personas, parece que la doctrina de la reencarnación destruye los lazos de familia, haciéndolos remontar a otras existencias además de la actual?
ARTÍCULO 78º.- El Presidente presta su juramento constitucional ante el Parlamento en los siguientes términos: "Juro por Dios todo poderoso y por su libro sagrado, respetar la Constitución de la República, guiarme por ella y ser su garante; que dedicaré todas mis energías a responder a la voluntad y a las aspiraciones de nuestro pueblo sediento de libertad y de justicia; que protegeré los derechos y las libertades de todos los ciudadanos; que velaré por la preservación y la integridad de su territorio; que obraré para el desarrollo y la felicidad del pueblo y para ser la reencarnación de los nobles valores y tradiciones del pueblo, y Dios es testigo de cuanto he dicho".