redoble

redoble

1. s. m. Acción y resultado de redoblar extiende los redobles que hayan quedado en el mantel para que no se arrugue.
2. MÚSICA Toque de tambor o de otros instrumentos de percusión que se hace hiriéndolo con los palillos y con movimientos rápidos y repetidos.

redoble

 
m. Redoblamiento.
mús. Toque vivo y sostenido que se produce hiriendo rápidamente el tambor con los palillos.
Traducciones

redoble

SM [de tambor] → drumroll; [de trueno] → roll, rumble
Ejemplos ?
Yo me negaba tenazmente; pero al cabo, que eso nos pasa á todas cuando el galán es militar y porfiado, consentí. Al principio estuvo muy mode- rado y diciéndome palabritas que me hacían en el alma más efecto que el redoble de un tambor.
-¡¡Vamos!! Y el tropel de la carrera repiqueteó como agudo redoble de tambor. Tras los desacomodadores sacudones de la partida, corrían par a par.
Pocos días después, una partida penetró a mano armada en el tranquilo pueblecito; y cercando la casita blanca arrebató de ella a Camila y su amante, que fueron traídos a la presencia de Rosas, y pocas horas después condenados a muerte. Un redoble de tambores interrumpió al narrador.
Y no era un misterio para nadie que por la noche, cuando quedaba la mina desierta, se oía en la cantera maldita un redoble furioso que no cesaba hasta el alba.
Un rumor sordo, como de rompientes lejanas, desembocaba por aquellos huecos en oleadas cortas e intermitentes: chirridos de ruedas, voces humanas confusas, chasquidos secos y un redoble lento, imposible de localizar, llenaba la maciza bóveda de aquella honda caverna donde las tinieblas limitaban el círculo de luz a un pequeñísimo radio tras el cual sus masas compactas estaban siempre en acecho, prontas a avanzar o retroceder.
Obediente al conjuro, acudió el genio envuelto en una tempestuosa nube preñada de rayos y de relámpagos y dijo al rey con una voz semejante al redoble del trueno: -¿Qué me quieres, oh tú, a quien he ensalzado y puesto sobre todos los tronos de la tierra?
-se dijo a sí misma doña Petra suspirando. Un redoble de tambor que resonó fuera anunció al público que empezaba la exposición. -Cuarenta y ocho veces me he ensenado al ilustrado público -dijo la mujer gorda a su amiga.
Manuel Atienza hizo la cruz con los dedos, y la besó al llegar a lo de la firma; el secretario certificó con un movimiento de cabeza; el pregonero cumplimentó al alcalde por lo bien que había improvisado su discurso; Jacinto tocó otro redoble de tambor, y los vivas, los bailes y los himnos patrióticos dieron fin a aquella cómica loa de una verdadera tragedia.
Y unos coronaron la fortaleza de madera; otros se montaron en el cañón, provistos de una larga mecha; los gañanes más diestros en el manejo de la honda subieron a la alcazaba morisca; los tiradores o escopeteros salieron de descubierta al camino de Guadix, y el alcalde se colocó en un punto que dominaba todo el futuro campo de batalla, teniendo a su lado a Jacinto, a fin de que con un redoble de tambor diese la señal de fuego.
Pero el séquito del prefecto pareció darse cuenta de aquel apuro, y los dos rocines emparejados, contoneándose sobre la cadeneta del bocado, llegaron a trote corto ante el peristilo del ayuntamiento justo en el momento en que la guardia nacional y los bomberos se desplegaban al redoble del tambor, y marcando el paso.
«¡Ánimo!, le decía; son indispensables mil reformas, llevémoslas a cabo.» Después, hablando de la llegada del consejero, no olvidaba «el aire marcial de nuestra milicia», ni «nuestras más vivarachas aldeanas», ni «los ancianos calvos, especie de patriarcas que estaban a11í, y algunos de los cuales, restos de nuestras inmortales fuerzas, sentían todavía latir sus corazones al varonil redoble del tambor».
que no es Aurora mía tan peligroso el redoble del atambor que convoca para matarse los hombres como la voz engañosa de esas mágicas pasiones que viven en nuestro pecho como huéspedes traidores.