redimido


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

redimido

, redimida
adjetivo y sustantivo
Ejemplos ?
Yo he conocido, yo he amado, yo he consolado, yo he redimido, yo he salvado de entre las olas de las pasiones y las desdichas, náufrago y agonizante, a ese grande hombre, como vos decis, a ese infortunado y ciego mortal, como yo le llamo; olvidado ayer de Dios y de sí mismo, hoy cercano a la suprema felicidad!...
Si la costumbre es un yugo, quebremos la costumbre por más sagrada que parezca; ofendiendo las costumbres, la civilización avanza. El que dirán es un freno; pero los frenos nunca han libertado pueblos, satisfecho hambres, ni redimido esclavitudes.
Su ley unió con fraternales lazos la humanidad: rasgó la ley judía e hizo los falsos ídolos pedazos; y al alzarle en la cruz Salem impía, a la raza de Adán tomando en brazos, dijo: «Te he redimido, ya eres mía.» Cursado sin haber libros ni escuelas, de Nazareth en sus humildes botes, del mundo lanzó al mar sus sacerdotes, dando su Fe viento a sus velas.
El mundo con tu sangre redimido, Veinte siglos después de tu pasión, Es hay más infeliz, más pervertido, Más pagano que en el tiempo de Nerón.
Como era natural, los pueblos se resistieron a pagar tributos que a tanta costa habían redimido; pero el señor puso fuego a sus heredades, a sus alquerías y a sus mieses.
Después de algunas décadas, en México se consideró importante seguir tal modelo y ante las necesidades de una patria recién inaugurada, la fundación de normales se inició para la construcción de un pueblo redimido.
Creemos que no será el México de hoy, sino el de mañana, más grande, más redimido en lo material y superado en lo espiritual, el que habrá de dar la respuesta definitiva al móvil y a la intención que inspira su conducta frente a los grandes problemas que hoy confronta.
Esto dice, porque no viene ahora para juzgar al mundo, sino para que por su mediación se salve el mundo y sea redimido de su cautiverio.
26 Y oré á Jehová, diciendo: Oh Señor Jehová, no destruyas tu pueblo y tu heredad que has redimido con tu grandeza, al cual sacaste de Egipto con mano fuerte.
animosamente leal y criado Vuestro; soy, por la misericordia de Dios, cristiano redimido con la sangre de Jesucristo, a quien, en mi intención para Vuestro servicio, me protesto en el cielo y en la tierra, tan lejos de temer a los que me calumniaren, que los tendré lástima viéndolos incurrir en la rigurosa sentencia del Espíritu Santo (capítulo 29 de los Proverbios, verso I): "Viro qui corripientem dura cervice contemnit, repentinus ei superveniet interitus, et eum sanitas non sequetur" (Al varón que con dura cerviz despreciare al que le reprehende, le sobrevendrá muerte repentina y no tendrá más salud).
El hogar se le definió; la noción del deber se le impuso, y, como si la conciencia hubiese abierto un dique, una ola saludable de remordimiento lo inundó por completo. Alberto se sintió redimido, esposo y padre.
pero sólo me entregabas tu vejez prostituida. CUATRO De nada sirvió que te murieras. No has redimido al mundo. El hambre sigue en pie.