redecorar

redecorar


Participio Pasado: redecorado
Gerundio: redecorando

Presente Indicativo
yo redecoro
tú redecoras
Ud./él/ella redecora
nosotros, -as redecoramos
vosotros, -as redecoráis
Uds./ellos/ellas redecoran
Imperfecto
yo redecoraba
tú redecorabas
Ud./él/ella redecoraba
nosotros, -as redecorábamos
vosotros, -as redecorabais
Uds./ellos/ellas redecoraban
Futuro
yo redecoraré
tú redecorarás
Ud./él/ella redecorará
nosotros, -as redecoraremos
vosotros, -as redecoraréis
Uds./ellos/ellas redecorarán
Pretérito
yo redecoré
tú redecoraste
Ud./él/ella redecoró
nosotros, -as redecoramos
vosotros, -as redecorasteis
Uds./ellos/ellas redecoraron
Condicional
yo redecoraría
tú redecorarías
Ud./él/ella redecoraría
nosotros, -as redecoraríamos
vosotros, -as redecoraríais
Uds./ellos/ellas redecorarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo redecorara
tú redecoraras
Ud./él/ella redecorara
nosotros, -as redecoráramos
vosotros, -as redecorarais
Uds./ellos/ellas redecoraran
yo redecorase
tú redecorases
Ud./él/ella redecorase
nosotros, -as redecorásemos
vosotros, -as redecoraseis
Uds./ellos/ellas redecorasen
Presente de Subjuntivo
yo redecore
tú redecores
Ud./él/ella redecore
nosotros, -as redecoremos
vosotros, -as redecoréis
Uds./ellos/ellas redecoren
Futuro de Subjuntivo
yo redecorare
tú redecorares
Ud./él/ella redecorare
nosotros, -as redecoráremos
vosotros, -as redecorareis
Uds./ellos/ellas redecoraren
Imperativo
redecora (tú)
redecore (Ud./él/ella)
redecorad (vosotros, -as)
redecoren (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había redecorado
tú habías redecorado
Ud./él/ella había redecorado
nosotros, -as habíamos redecorado
vosotros, -as habíais redecorado
Uds./ellos/ellas habían redecorado
Futuro Perfecto
yo habré redecorado
tú habrás redecorado
Ud./él/ella habrá redecorado
nosotros, -as habremos redecorado
vosotros, -as habréis redecorado
Uds./ellos/ellas habrán redecorado
Pretérito Perfecto
yo he redecorado
tú has redecorado
Ud./él/ella ha redecorado
nosotros, -as hemos redecorado
vosotros, -as habéis redecorado
Uds./ellos/ellas han redecorado
Condicional Anterior
yo habría redecorado
tú habrías redecorado
Ud./él/ella habría redecorado
nosotros, -as habríamos redecorado
vosotros, -as habríais redecorado
Uds./ellos/ellas habrían redecorado
Pretérito Anterior
yo hube redecorado
tú hubiste redecorado
Ud./él/ella hubo redecorado
nosotros, -as hubimos redecorado
vosotros, -as hubísteis redecorado
Uds./ellos/ellas hubieron redecorado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya redecorado
tú hayas redecorado
Ud./él/ella haya redecorado
nosotros, -as hayamos redecorado
vosotros, -as hayáis redecorado
Uds./ellos/ellas hayan redecorado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera redecorado
tú hubieras redecorado
Ud./él/ella hubiera redecorado
nosotros, -as hubiéramos redecorado
vosotros, -as hubierais redecorado
Uds./ellos/ellas hubieran redecorado
Presente Continuo
yo estoy redecorando
tú estás redecorando
Ud./él/ella está redecorando
nosotros, -as estamos redecorando
vosotros, -as estáis redecorando
Uds./ellos/ellas están redecorando
Pretérito Continuo
yo estuve redecorando
tú estuviste redecorando
Ud./él/ella estuvo redecorando
nosotros, -as estuvimos redecorando
vosotros, -as estuvisteis redecorando
Uds./ellos/ellas estuvieron redecorando
Imperfecto Continuo
yo estaba redecorando
tú estabas redecorando
Ud./él/ella estaba redecorando
nosotros, -as estábamos redecorando
vosotros, -as estabais redecorando
Uds./ellos/ellas estaban redecorando
Futuro Continuo
yo estaré redecorando
tú estarás redecorando
Ud./él/ella estará redecorando
nosotros, -as estaremos redecorando
vosotros, -as estaréis redecorando
Uds./ellos/ellas estarán redecorando
Condicional Continuo
yo estaría redecorando
tú estarías redecorando
Ud./él/ella estaría redecorando
nosotros, -as estaríamos redecorando
vosotros, -as estaríais redecorando
Uds./ellos/ellas estarían redecorando
Ejemplos ?
Ya en el siglo XIX los propietarios del palacio, el matrimonio formado por la marquesa de Pinohermoso y el conde de Velle, deciden redecorar las salas principales del palacio y se lo encargan al arquitecto, pintor y escultor, Arturo Mélida.
Wesley Morris de "The Boston Globe" expresó que "la total experiencia de la película son 120 minutos de emocional Stairmaster", y añadió que "mirar a una histérica (e histéricamente peinada) Janet Jackson redecorar una casa con un club de golf quema 500 calorías".
Como primera labor, Beatriz se dedicó con ahínco a redecorar al estilo francés la residencia de Los Pinos, con muebles y objetos mandados traer de ese país europeo.
La Habitación del Pavo Real fue originalmente diseñada como un cenador para el palacete localizado en el n° 49 de Prince's Gate del barrio de Kensington en Londres, propiedad del naviero británico y magnate Frederick Richards Leyland. Leyland contrató al arquitecto británico Richard Norman Shaw para remodelar y redecorar su casa.
En 1772, fue nombrado arquitecto del château de Fontainebleau, conjuntamente con Marie-Joseph Peyre. El año siguiente, fue autorizado a realizar una larga estancia en Gênova para redecorar el palacio Spinola.
Este libro implementa la teoría de su autor de que los tesoros enumerados en el Rollo de Cobre y el Arca de la Alianza serán encontrados en el Fin de los Tiempos para redecorar el Tercer Templo.
Speer contó que fue contratado, sin honorarios, por el líder del partido del Westend de Berlín, Karl Hanke, para redecorar una villa que acababa de alquilar.
Se produjeron cambios regulares durante los dos siglos siguientes que respodían al cambio de los gustos y para hacer que la organización de la casa fuera acorde con la época. Se usó a John Webb desde 1657 hasta 1660 para redecorar las habitaciones habitadas por la familia.
A finales de la década de 1980, para celebrar la gloria pasada de Gran Bretaña y su renovado estatus de potencia mundial tras la Guerra de Malvinas. Margaret Thatcher, contrató a Quinlan Terry, compañero de Erith, para redecorar las habitaciones principales.
Diversos grupos religiosos y benefactores individuales donaron numerosos elementos para reparar y redecorar el templo: una imagen de San Ignacio de Loyola y un Sagrado Corazón para el retablo del altar mayor, ambos de los talleres del sacerdote asturiano Félix Granda Buylla; las vidrieras del trascoro; un rico ostensorio con su custodia fija; una imagen de la Virgen de Covadonga, obra del escultor Gerardo Zaragoza, natural de Cangas de Onis, y el altar lateral en que se instaló; coronas para esa imagen de la Virgen...
A mediados de 1760 se contrató a Robert Myine para rehacer la fachada del patio en piedra, y puede que también fuera el responsable de la ampliación de las dos alas de los jardines que fue realizada por aquella época. En la década de 1770 Robert Adam fue contratado para redecorar las habitaciones principales de la fachada de los jardines.
En 1769, Luis XV ofreció el castillo a su nueva favorita Madame du Barry. Ella probablemente llamó a Ange-Jacques Gabriel, Primer Arquitecto del Rey, para ampliar y redecorar el edificio.