recrudescencia

recrudescencia

 
f. Recrudecimiento.
Traducciones

recrudescencia

recrudescenza

recrudescencia

f. recrudescence, relapse, return of symptoms.
Ejemplos ?
Muchos tememos que ese tiro no disparado origine una recrudescencia de persecuciones a los rebeldes y de ataques a las imprentas: es nuestro único temor.
El viejo hábito podría posiblemente haber revivido con el tiempo si no hubiese sido por la nueva cultura, que, durante la primera generación que siguió a la Revolución, destruyó el sustrato de la ignorancia y la superstición con el cual se había sostenido la influencia eclesiástica, e hizo que su recrudescencia fuese imposible nunca más.
No obstante la luctuosa época que pesaba como un sudario sobre la hermosa metrópoli del Plata, sus habitantes se entregaban a una recrudescencia de alegría que abría sus teatros y llenaba sus calles de bulliciosas mascaradas.
Todos estaban de acuerdo de alguna manera en que las formas republicanas de gobierno no habían satisfecho su promesa de garantizar el bienestar popular, sino que se estaban mostrando impotentes para evitar la recrudescencia en el Nuevo Mundo de todos los males del Viejo Mundo, especialmente los de clase y casta, que se había supuesto que nunca podrían existir en la atmósfera de una república.
« España, que había expulsado á los judíos y que aún tenía el brazo teñido en sangre mora, se encontró á principios del siglo XVI enfrente de la Reforma, fiera recrudescencia de la barbarie septentrional; y por toda aquella centuria se convirtió en campeón de la unidad y de la ortodoxia.
El Presidente de la República, que tiene la pena de dirigirse al pueblo, en estos solemnes momentos, se retirará, sí, del poder, pero como conviene a una Nación que se respeta, como corresponde a un mandatario que podrá sin duda, haber cometido errores, pero que en cambio, también ha sabido defender a su Patria y servirla con lealtad. El fracaso de las negociaciones de paz traerá consigo la recrudescencia de la actividad revolucionaria.
Esa recrudescencia me impone la obligación, no sólo de consentir en que se reimprima, sino la de reproducir al- gunos artículos con que sostuve la polémica y que, afortunada- mente me ha proporcionado un amigo conservador de coleccio- nes de periódicos.