recogepelotas

recogepelotas

s. m. y f. DEPORTES Persona encargada de recoger las pelotas que salen fuera del terreno de juego la pelota no llegó a manos del tenista porque el recogepelotas no se la lanzó bien.
NOTA: En plural: recogepelotas

recogepelotas

 
com. Muchacho encargado de recoger las pelotas que salen fuera de un terreno de juego.
Traducciones

recogepelotas

SMF INVball boy/ball girl
Ejemplos ?
Su héroe de infancia fue Stefan Edberg “me gustaba su mentalidad”. A los 13 años fue recogepelotas en la Final de Copa Davis entre Rusia-EE.UU.
En este evento, Adidas se encarga de proveer los balones de fútbol y la vestimenta de los árbitros, árbitros asistentes, y recogepelotas.
Al día siguiente le consigue trabajo en un campo de golf como recogepelotas, no tarda pues en convertirse en una atracción para los golfistas, ya que todos quieren darle de lleno.
El "feeding" o "ball boy" es un término utilizado en el tenis para describir como dan los recogepelotas las pelotas a los jugadores de tenis.
En el partido de Copa Libertadores 2011 contra el Vélez Sarsfield de Argentina, cuando no estaba inscrito todavía en el equipo profesional ni debutado en primera, hizo de recogepelotas y 2 partidos después de los Rojos del Ávila en Copa Libertadores, él debuta con gol.
Su abuela le llevaba un día a que "sacara unas perrillas" de recogepelotas en el tenis, pero antes pasaron por el campo de prácticas del Club de Campo Villa de Madrid y allí se quedó.
En mayo de 2012 fue recogepelotas en el Masters de Madrid, y en junio ejerció de pit babe en el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 en Valencia, siendo abanderada de Fernando Alonso.
Casado y padre de cuatro hijos, para mantener a su familia tuvo que combinar la práctica semiprofesional del atletismo con otros trabajos. Durante su estancia en el CF Barcelona desempeñó varias tareas, desde encargado de la limpieza, hasta portero y recogepelotas.
En 1999, como recogepelotas de nueve años de edad, de Albion Rovers, llegó a la prominencia durante un partido contra Montrose, cuando después de ir a buscar la pelota, comenzó a hacer juegos malabares y luego lo arrojó sobre la cabeza de un jugador de Montrose corriendo hacia él.
Miembro de una familia humilde, se inició en el tenis con diez años trabajando como recogepelotas en el Club de Tenis Velázquez (situado en la calle madrileña del mismo nombre, donde están actualmente las oficinas de Iberia).
Era considerado como un estudiante brillante, y tenía aspiraciones de convertirse en panadero. Fue recogepelotas en los partidos del Bayern Múnich en el Estadio Olímpico de Múnich.
Ese día dos grupos de 14 jueces de línea y cuatro grupos de 28 recogepelotas fueron movidos dentro y fuera de la cancha para ayudar en el partido.