reclinatorio


También se encuentra en: Sinónimos.

reclinatorio

1. s. m. Mueble para rezar de rodillas y reclinado, propio de las iglesias. propiciatorio
2. Apoyo adecuado para reclinarse.

reclinatorio

 
m. Cualquier cosa acomodada y dispuesta para reclinarse.
liturg. Mueble acomodado para arrodillarse y orar.

reclinatorio

(reklina'toɾjo)
sustantivo masculino
mueble usado para orar En cada habitación del convento hay un reclinatorio.
Sinónimos

reclinatorio

sustantivo masculino
propiciatorio (mueble).

reclinatorio:

propiciatorio
Traducciones

reclinatorio

inginocchiatoio

reclinatorio

SMprie-dieu
Ejemplos ?
Existe también un reclinatorio de tres puestos debajo de la estación del Viacrucis (que en 1938 se envió como modelo para la Catedral), costó $ 15.000.
Completan la ambientación del dormitorio, un arcón, propiedad de Juan Bautista Rivarola, una curiosa silla sanitaria, un espectacular reclinatorio y un nicho poilicromado.
En el siglo XVIII, se mantenía todavía una de sus labores medievales que consistía en que dos maîtres des requêtes acompañaban al rey a misa los domingos y días festivos: en la iglesia se quedaban a ambos lados de su reclinatorio, y le acompañaban de vuelta a su despacho recibiendo en el camino las súplicas y peticiones que se querían hacer llegar al rey.
Sobre el banco del arcosolio hay la figura orante en un reclinatorio cubierto por un paño adornado con la cruz de Santiago, vestida con armadura toda decorada con grutescos.
El sepulcro de María de Portocarrero, es casi una réplica del anterior y para no romper la composición, el banco repite las mismas imágenes a excepción de la de Sansón en vez de la Fortaleza. Aquí la figura de la dama orante se encuentra sin reclinatorio y está acompañada por una doncella.
Destacan los bancos con reclinatorio y el espacio único de la nave, cuya fluidez queda realzada por la iluminación procedente de los ventanales, los cuales incorporan, por la parte exterior de la iglesia, ornamentos y mosaicos de simbología religiosa.
En ellas, aparecen los marqueses en actitud de orante, arrodillados en un reclinatorio, todo ello en mármol blanco que resalta sobre el gris de los nichos.
En el muro derecho está el sepulcro del que fuera arzobispo de Sevilla y Cardenal Don Luis de la Lastra y Cuesta, esculpido por Ricardo Bellver en 1880. La figura del Cardenal se encuentra de rodillas apoyada sobre un reclinatorio.
De rodillas en un reclinatorio, la abadesa del convento espera al Capellán de la Cofradía de quien recibe la palma que éste ha portado en la procesión y, a continuación, el sacerdote celebra la misa.
Un dato muy curioso es que esta escultura aparece como la de un hombre de menos años que los que tenía en el momento de su muerte y se aleja del rostro que se muestra en algunas pinturas antiguas. En el reclinatorio descansa un libro, el báculo y la mitra.
Y sobre la urna está colocada la estatua orante que representa al monarca, que aparece cubierto por un manto real, coronado con corona de bronce, y arrodillado ante un reclinatorio.
La abadesa se levantó penosamente; el reuma la tenía medio baldada, y gran parte de su penitencia era el arrodillarse para orar, sin cojines ni reclinatorio.