Ejemplos ?
Los dioses celebraron consejo. Así, durante su sueño, recibieron mujeres verdaderamente bellas, quienes existieron con Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno.
Centro de la Llanura, nombre del dios que recibió Brujo Lunar. En compañía de los hombres Queché, los de Tam recibieron: igualmente.
“Muy aprisa”, dijeron: entonces recibieron el fuego, y después se calentaron. Sin embargo, una fracción sacó el fuego de la madera.
Hasta los más sabios o los más poderosos; hasta los más ricos o los más crédulos y viceversa; en alguna ocasión recibieron algo de un verdadero maestro.
El ejército de operaciones al mando de Calleja y Flon, entra por nuestros pueblos conquistados como por su casa, y lo peor es que los seduce con promesas lisonjeras, de suerte que hasta con repique lo recibieron en Celaya, y tienen razon porque se les ha dejado indefensos.
Y maulló una carcajada como sólo los gatos pueden hacerlo. Nunca recibieron más zapatazos. Los dioses animales vivían felices en el desierto del Sahara.
El énfasis del Gobierno del Presidente Ricardo Lagos se ha orientado a profundizar el reconocimiento de los derechos de nuestros pueblos originarios, a establecer la verdad histórica sobre su aporte al desarrollo nacional y a superar el injusto tratamiento que recibieron durante siglos, promoviendo su dignidad, su identidad y un auténtico desarrollo en diversidad.
Prueba de ello es que en Santiago de Chile recibieron, entre otros, sus grados doctorales a fines del siglo XVIII nuestros compatriotas D.
Y otro día el dicho Olmos dijo que se le hacía mucho tiempo y tardanza estar allí, que quería que se quedase el pueblo poblado e hizo Alcaldes a Juan de Jaén y a Vargas y les dio varas y las recibieron y que no embargante esto los quería llevar consigo y los llevó; y (hizo Alcalde) dijo a este declarante que había de ser Alcalde y este declarante le dijo que cuando se fuese lo haría.
Afligido XÓLOTL, recogió como su nerviosismo lo dejaba, cada uno de los fragmentos y llegó agitadísimo ante sus hermanitos, los mil y tantos hijos del gran pedernal. Allí todos lo recibieron con lindos elogios y regocijadamente exclamó: -¡Lo logré!
Con este triunfo, el TOUEYO fue aceptado plenamente por el pueblo y HUEMAC, que al principio no estaba muy contento con él, lo reconoció y lo llenó de elogios. Los TOLTECAS lo recibieron bailando y cantando y tañéndole las flautas con mucha alegría por su victoria.
Deben prepararse para partir allá en la mejor forma que pudieran y en el tiempo mas corto." Los ancianos recibieron con satisfacción lo que MOCTECUHZOMA ILHUICAMINA les pedía y se apercibieron de lo necesario.