receta


También se encuentra en: Sinónimos.

receta

(Del lat. recepta.)
1. s. f. Recomendación o fórmula facultativa en la farmacia me dieron una receta para el acné. prescripción
2. MEDICINA Nota escrita, en hoja de papel o en modelo oficial, en la que el médico indica el medicamento que ha de administrarse a un enfermo este medicamento no se vende sin receta médica. recetario
3. COCINA, FARMACIA Fórmula que indica los componentes que entran en un preparado, en general un plato de cocina o un medicamento, y el modo de prepararlo sigue la receta al pie de la letra y la paella te saldrá estupenda.
4. Procedimiento conveniente para hacer o conseguir una cosa la falta de preocupaciones es una buena receta para ser feliz . modo
5. Relación de cosas que se piden. listado
6. ECONOMÍA Relación de partidas pasada de una contaduría a otra para tomar la cuenta al asentista o arrendador.

receta

 
f. Prescripción o fórmula facultativa.
Nota escrita de esta prescripción.
fig.Nota que comprende la fórmula de composición de un producto y el modo de prepararlo.
Memoria de cosas que se piden.

receta

(re'θeta)
sustantivo femenino
1. nota que da un médico a su paciente con medicamentos e instrucciones No puedo vender este remedio sin receta médica.
2. nota que comprende los elementos necesarios y el modo de hacer algo una receta de cocina
3. método para conseguir algo Tengo una receta infalible para aprobar los exámenes.
Sinónimos

receta

sustantivo femenino

receta:

prescripciónfórmula, récipe,
Traducciones

receta

Rezept

receta

recept

receta

opskrift, recept

receta

lääkemääräys, ruokaresepti

receta

liječnički recept, recept

receta

処方箋, 調理法

receta

요리법, 처방

receta

recept

receta

recept

receta

ใบสั่งจ่ายยา, ตำรากับข้าว

receta

reçete, tarif

receta

công thức nấu ăn, đơn thuốc

receta

рецепта

receta

食譜

receta

SF
1. (Culin) → recipe (de for)
2. (Med) → prescription
"con receta médica"available on prescription only

receta

f. prescription; recipe.

receta

f (pharm) prescription
Ejemplos ?
(236) Yo he sido el mejor amigo Del sábio rey Salomon, (Y al escuchar esto el juez Dos pasos retrocedió Y asi siguió el extranjero Sin notar su conmocion) Cuando aquel rey descarriándose A los vicios se lanzó, Y vió de su muerte cierta El gesto amedrentador, Me dijo: «Abasuero, en prueba »De que aun en mi corazon »Vive tu amistad ilesa, »A hacerte una ofrenda voy. »Mezcla lo que ves escrito »En esa tablilla, pon »Esa receta por obra »Y vivirás mas que yo.
Os agradezco, sobre el favor que me hacéis, la presteza con que me lo habéis hecho. Es la vieja receta del viejo Marqués de Santillana: Usa liberalidat e da presto: que del dar, lo más honesto es brevedat.
La crisis tiene muchas causas muy complejas, pero debe prevalecer la confianza de que vamos a superar esta crisis, pero como tú sugerías hace un momento, no vamos a encontrar una receta única o mágica, todos debemos de tener nuestra parte para salir adelante, y ojalá que si todos ponemos nuestra parte no haya una próxima crisis.
Este protestó más que el protestante inglés, y acudió al prolomédico solicitando que impusiese castigo severo al criticastro de autorizada receta.
Volvió con la receta que consistía en una bebida hecha a base de cholagogue indio disuelta en agua de tiempo (con llantén, culantrillo y borraja), la aplicación a la vena de una ampolla de calcio mezclada con Bibromidrato de quinina, y terminaba el tratamiento con amargas pastillas de Atebrina o paludine que a los dos días se paraban los enfermos, pero para su hijo llego demasiado tarde ya que la muerte se lo arrebató.
¡Qué farsa! ¡Los médicos! ¡Mal rayo! Cada receta un pecado mortal... D. Benito y los suyos sonrieron; no osaron contradecir al D.
Una poción cuya receta procedía de los indios pieles rojas, que la usan para insensibilizarse cuando les torturan, suprimió el tacto y abolió el olfato y el gusto del millonario mozo.
Sea feliz... Le he remunerado al viejo esa extraña consulta, terminada por esa fantástica receta, con largueza de príncipe. Creía que me devolvería el cheque, pero no, lo guardó y lo empleará bien de seguro.
El uno a fumarse un nauseabundo cigarro, arrellenado en una poltrona más cómoda que las de su despacho; el otro, a traerme su cosecha de vulgaridades; los dos médicos, a cobrar su charla el uno, su estúpida receta el otro.
Y comenzó a consolame, diciendo que yo lo que tenía era rematís, y que me había descompuesto en la caída; pero que no más me fortaleciera un poquito, iba a mandar por un componedor muy hábil; y que ya le había escrito a un dotor de la Villa contándole mi achaque, pa que mandara la receta.
Mirad, con esta receta (237) Hice yo la confeccion De estas píldoras que llevo En esta caja: y con dos Que tomo cada cien años Otros cien años me doy.
A contrario sensu, si se desea provocar una recesión en México, la receta es cerrar la economía, y elevar las tasas de interés en México y en Estados Unidos.