recato

(redireccionado de recatos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con recatos: pudor

recato

1. s. m. Pudor o decoro en el comportamiento lo suyo con los hombres no es recato sino mojigatería. decencia, honestidad, modestia
2. Precaución o cautela en lo que se dice o hace alguna cosa siempre actúa con prudencia y recato, no da un paso en falso reserva desvergüenza
3. sin recato loc. adv. De forma descarada y abierta lo dijo a las claras, sin ningún recato o pudor.

recato

 
m. Cautela, reserva.
Honestidad, modestia.

recato

(re'kato)
masculino
1. miramiento con que se dice o hace algo Hablaba de los demás con recato.
2. cuidado de no parecer provocativa que muestra una persona el recato femenino
Traducciones

recato

SM
1. (= modestia) → modesty, shyness
2. (= cautela) → caution, circumspection; (= reserva) → reserve, restraint
sin recatoopenly, unreservedly
Ejemplos ?
Concretada en 1903, su monumental Fuente de las Nereidas, por encargo de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, fue admirada y discutida por la sociedad porteña de la época victoriana que mayormente consideró "licenciosas" y "libidinosas" las esculturas que mostraban -y muestran- alegremente sin recatos los perfectos cuerpos desnudos emergiendo triunfalmente de las aguas.
Amacho es un cultor musical de grandes cualidades; organista de la parroquia, su voz tiene inflexiones místicas, se difunde en el templo como volutas de incienso, tiene angustias de penitencia y sus lamentos son como voces proféticas que hacen vibrar las bóvedas y estremecer el aterrido rebaño; farrista sempiterno, no desdeña ofertas ni escatima su buen humor y, mientras la melodía de su guitarra presta su embrujo a la fiesta sus canciones de fuerte sabor picaresco despabilan y ahuyentan recatos.
El nuevo embarcadero, denominado sin recatos Portus, fue excavado en el suelo por órdenes del emperador Claudio con forma hexagonal para reducir la fuerza del impacto de las olas.
Las polémicas moralistas continuaron: la sociedad aún " victoriana " consideró " licenciosas " y " libidinosas " las esculturas que mostraban (y muestran) sin recatos los cuerpos desnudos emergiendo triunfalmente de las aguas.