rebelión de las Alpujarras


Búsquedas relacionadas con rebelión de las Alpujarras: batalla de Lepanto, conversos, moriscos

Alpujarras, rebelión de las

 
hist. Nombre dado a las dos rebeliones de la población morisca andaluza contra el gobierno cristiano, después de terminada la reconquista en la península Ibérica (1499-1501 y 1568-70).
Ejemplos ?
Debido al importante número de moriscos residentes en Socuéllamos tras la rebelión de las Alpujarras tras el establecimiento de la Inquisición, alrededor de 1574, Uclés mandó un fiscal para que vigilara las fiestas populares, instalándose el tribunal en el siglo XVII.
Se dice aunque no es un hecho históricamente comprobado que "El Mestizo" participó bajo las órdenes de Juan de Austria, hermano de Felipe II, en una de las guerras contra los moros hacia 1575, la denominada Rebelión de las Alpujarras (la nueva guerra de Granada), en la que también combatió el Inca Garcilaso de la Vega.
La mayor concentración de moriscos se dio en la capital, Estambul, donde, como en Salónica –donde se establecieron unos quinientos moriscos-, ya existía una importante comunidad judía sefardí, y otra de antiguos moriscos granadinos formada por los que habían huido tras las crisis de 1492 (Conquista de Granada) y de 1569 (Rebelión de las Alpujarras).
Así la madre de Dios recibió el nombre de Victoria de Lepanto. Don Luis había acompañado a Don Juan de Austria durante la rebelión de las Alpujarras y fue su primer lugarteniente en Lepanto.
Aquí fallecieron la última sultana de Granada, Morayma, esposa de Boabdil, en 1493 y Abén Humeya (Muhammad ibn Umayya, cuyo nombre cristiano era Fernando de Córdoba y Válor), cabecilla del levantamiento morisco contra Felipe II en la Rebelión de las Alpujarras (1568-1571), y que fue asesinado por Abén Aboo, primo hermano suyo en 1569.
En su segunda acepción de barrio musulmán, las "morerías" fueron desapareciendo con la diáspora morisca decretada tras la Rebelión de las Alpujarras (1567-1571), y de forma definitiva con la expulsión de los moriscos (1609).
El sultán Selim II había convertido la conquista de la isla en su prioridad, ya antes de su ascensión en 1566, relegando a un segundo plano el envío de ayuda otomana a la Rebelión de las Alpujarras contra España y los ataques a las actividades portuguesas en el océano Índico.
El dominio de los mares fue desafiado por holandeses e ingleses, que consiguieron resistir a la llamada Armada Invencible de 1588. Dentro de España se sofocaron con dureza las alteraciones de Aragón (1590) y la rebelión de las Alpujarras (1568).
El Socuéllamos de entonces, dependiente del Tribunal de Cuenca, es uno de los pueblos de toda Castilla-La Mancha con mayor actividad inquisitorial, debido a la llegada de cuarenta familias moriscas a finales del siglo XVI, expulsadas de Granada por la rebelión de las Alpujarras de 1568.
No obstante, en la segunda mitad del siglo, avanzado ya el reinado de Felipe II, las cosas cambiaron. Entre 1568 y 1570 se produjo la rebelión de las Alpujarras, una sublevación que fue reprimida con inusitada dureza.
No obstante tras la Rebelión de las Alpujarras y la Expulsión de los moriscos, las peculiaridades del reino de Granada respecto a los otros reinos andaluces fueron diluyéndose progresivamente.
Recobrará un importante protagonismo durante la Rebelión de las Alpujarras o Guerra de los Moriscos (1568-1571), especialmente violenta en el marquesado del Cenete, sirviendo de refugio de los proclamados cristianos viejos y acuartelamiento del marqués de Mondéjar.