rebelde


También se encuentra en: Sinónimos.

rebelde

(Del lat. rebellis.)
1. adj./ s. m. y f. Que se rebela.
2. Que es difícil de educar o de dirigir por ser desobediente no puede con su perro, ha resultado ser más rebelde que el anterior . desobediente, indócil sumiso
3. adj. Que es difícil de dominar, resolver o curar tos rebelde; material rebelde. persistente dócil
4. Que no corresponde al cariño u obsequios de una persona persona rebelde; corazón rebelde.
5. Que no cede a la razón voluntad rebelde; pasión rebelde .
6. adj./ s. m. y f. DERECHO Que no obedece un requerimiento judicial y es declarado en rebeldía.

rebelde

 
adj.-com. Que se rebela (levanta).
Indócil, desobediente.
fig.Que no se rinde a los obsequios o que no cede a la razón.
der. Díc. del que por no comparecer en el juicio, después de llamado en forma, o por tener incumplida alguna orden o intimación del juez, es declarado por este en rebeldía.

rebelde

(re'βelðe)
sustantivo
1. persona que se opone al poder o la autoridad Los rebeldes tomaron la plaza.
2. persona difícil de dirigir o controlar Debes castigar al rebelde de tu hijo.
Traducciones

rebelde

vzpurný

rebelde

oprørsk

rebelde

kapinallinen

rebelde

rebelle

rebelde

buntovan

rebelde

謀反の

rebelde

반항적인

rebelde

opstandig

rebelde

opprørsk

rebelde

rebelde

rebelde

upprorisk

rebelde

ยากที่จะควบคุม

rebelde

isyankar

rebelde

nổi loạn

rebelde

反叛的

rebelde

A. ADJ
1. (= que se rebela) → rebellious
el gobierno rebeldethe rebel government
ser rebelde a algoto rebel against sth
2. [niño] → unruly; [resfriado] → persistent; [mancha] → stubborn; [pelo] → wild; [problema] → difficult; [sustancia] → difficult to work with
3. (Jur) → defaulting
B. SMF
1. (Mil, Pol) → rebel
2. (Jur) → defaulter

rebelde

a. rebellious.
Ejemplos ?
Mas a pesar de todos los artilugios, y aunque vestida circense de gasneones guerrilleros en movimientos repetitivos, la oscuridad terminó por envolver tajante e imperturbable a la ciudad rebelde.
Y aunque en paz con su conciencia Muere don Gil, buen cristiano, Aún hay un recuerdo humano Que le angustia el corazón; Hay una idea rebelde Con fuerza a su mente asida Que lucha, no con su vida, Mas sí con su religión.
Así pues, sin coartar para nada la libertad de acción, y sin rebajar la autoridad de la Nación que representa, manifestó a los mediadores oficiosos que escucharía con gusto las proposiciones que vinieran del campo rebelde en demanda de paz.
Su erudición diversa y su vocación rebelde, así como sus alardes burlones y escépticos le provocaron tanto la estima de quienes lo trataron como los ataques de sus contrarios.
Centremos pues a la escuela en el alumnado y no en las creencias de los currículos diseñados para domesticar al ser humano y volverlo máquina que como no se deja, termina por desertar y suele llegar a ser violento subhumano; rebelde, pernicioso y fácil presa de los explotadores del espíritu y del cuerpo.
En torno a la figura de Rabelais se ha creado toda una leyenda. Se dice que fue libertino; otros que simplemente era de un espíritu rebelde y difícil de dominar.
No ya la Ley Agraria del Ejército Rebelde, sino una ley más amplia, porque aquella se hizo durante la guerra, y se dijo que para cuando la guerra finalizara sería tarea del Gobierno Provisional Revolucionario aplicar el precepto de la Constitución que proscribía el latifundio.
Van a volver a brillar las calles como brillaron el día de hoy con la gente de abajo, humilde y sencilla con la pura gana de luchar, de ser parte de esta historia que va a cambiar este país de una vez por todas, van a brillar los campos, las montañas, los ríos con algo que no se conocía hasta ahora que es la unidad de toda la humildad rebelde que hay en este país...
Imposible encontrar para cada pueblo un jefe militar eficiente, inteligente, de mente ágil; imposible encontrar para cada pueblo un rebelde que sea un juez formidable: el resultado es que hay por ahí más de un chivato que se ha colado y se está haciendo el bobo (EXCLAMACIONES DE: “¡Es verdad!”).
El señor Paco, sintiendo que su voluntad iba siendo insuficiente para poner vendales a una lágrima rebelde que pugnaba por abrirse paso por entre sus párpados, se levantó de nuevo bruscamente, y saliendo de la habitación, penetró en aquella en que la muerta yacía.
Pero por este sólo hecho y aun cuando la cofradía condenase su, para evitarse el dar al gobierno motivo alguno de sospecha o de descontento, siempre que el rebelde no pudiese ser de otro, no podía ser de la Logia, permaneciendo inviolables sus con esta Logia y los de que como masón gozaba.
Dice en esa carta: “Y ansí manco de mi pierna derecha de dos arcabuzazos que me dieron siguiendo tu voz y apellido contra Francisco Hernández Girón, rebelde a tu servicio como yo y mis compañeros al presente lo somos y seremos hasta la muerte, porque ya de hecho hemos alcanzado en estos reinos cuán cruel eres y quebrantador de fe y palabra.