realista

(redireccionado de realistas)
También se encuentra en: Sinónimos.

realista

(Derivado de real < bajo lat. realis .)
1. adj./ s. m. y f. ARTE, FILOSOFÍA, LITERATURA Que profesa el realismo filosófico o artístico.
2. adj. ARTE, FILOSOFÍA, LITERATURA Del realismo filosófico y artístico.

realista

(Derivado de real < lat. regalis .)
1. adj. POLÍTICA Del realismo o la monarquía.
2. adj./ s. m. y f. POLÍTICA Que es partidario del rey, de la reina o la monarquía en su familia había más realistas que republicanos. monárquico
NOTA: También se escribe: realístico

realista

 
adj.-com. Partidario del realismo filosófico o artístico.
adj. Relativo al realismo.
Persona práctica que ajusta su conducta a la realidad.

realista

 
adj.-com. polít. Partidario del realismo o monarquismo.
adj. Relativo al realismo o a los realistas.

realista

(rea'lista)
sustantivo masculino-femenino
persona que actúa de manera práctica Los realistas no creen en los sueños.

realista


abreviación
1. relacionado con el realismo como doctrina filosófica o artística un dramaturgo realista
2. que posee sentido práctico o trata de ajustarse a la realidad Hay que ser realistas.
Sinónimos

realista

adjetivo y sustantivo
adjetivo
Traducciones

realista

realistický

realista

realistisk

realista

realistisch

realista

realistinen

realista

réaliste

realista

realističan

realista

現実的な

realista

현실적인

realista

realistisch

realista

realistisk

realista

realistyczny

realista

realistisk

realista

เป็นจริง

realista

gerçekçi

realista

có óc thực tế

realista

现实的, 现实

realista

реалистичен

realista

現實

realista

A. ADJrealistic
B. SMFrealist
Ejemplos ?
Ni Vidal, ni Guavique, ni Agustín el largo, ni el famoso Cholo- fuerte, jefes de los guerrilleros, que tanto hostilizaron á las tropas realistas, igualaron en coraje, actividad y astucia al co- ronel fray Bruno Terreros.
Las noticias que tiene de las fuerzas realistas son equivocadas: ellas montan en el Alto y Bajo Perú a más de 19.000 veteranos, que pueden reunirse en el espacio de dos meses.
ejecutivas, voy a permitirme recordarles que los héroes cuyas cenizas guardo, y ante las cuales se postra España entera, fueron realistas neos de la más pura raza.
Dichos objetivos son realistas, y junto con el análisis de los problemas y de las oportunidades del país, forman parte del marco de referencia para las propuestas que hoy presento a esta soberanía.
Si el realismo y la ciega fe de los mismos son para los libres ciudadanos de hoy, como ellos dicen y a ello me atengo, ignominioso sambenito, huyan a cien leguas de mis sillares, que tumba son y no otra cosa, de huesos realistas, de leales vasallos y de ciegos creyentes .
Los grandes servicios de Carbajal en esa campaña los compendiamos en las siguientes líneas de un historiador: «El octogenario guerrero exterminó o aterró a los realistas del Sur.
El belicoso estado de las provincias del Río de la Plata ha purgado su territorio y conducido sus armas vencedoras al Alto Perú, conmoviendo a Arequipa e inquietando a los realistas de Lima.
La doctrina de nuestra Revolución permite que continuemos organizando una patria libre y próspera, sin pasar inadvertidas las experiencias que nos ha dado el siglo en que vivimos, y dentro de las realistas proyecciones de nuestra Constitución.
La juremos yo y el letrado hijo mío, y por eso me costó el libro real y medio, que el monecipio no quiso comprarle ni meterse en juramentos de ninguna clase... Se me feúra que estos pícaros concejales la van a hacer tan aína como se levanten los realistas.
Dejando a un lado a los representantes de los círculos abiertamente conservadores y a los “realistas”, es posible distinguir tres grandes tendencias políticas que se fueron delineando en el transcurso de la lucha: la liberal moderada, la liberal republicana (en sentido estrecho, bolivariana) y la democrático-radical.
Así todo, los integrantes del bloque patriota que se formó a la caída de la monarquía en la península, defendieron la organización de las Juntas Provisorias de Gobierno creadas a partir de 1810 y se opusieron al reconocimiento del Consejo de Regencia, como proponían los realistas.
Y más adelante, después de caracterizar a esta nueva entidad que se levantaba “enemiga igualmente – dice – de los realistas y de los patriotas”, estas consideraciones y su cierre “Al frente de este elemento se pusieron caudillos oscuros caracteres viriles fortalecidos en la fatiga campestre, acostumbrados al desorden y a la sangre, sin nociones morales, rebeldes a la disciplina de la vida civil, que acaudillaron aquellos instintos enérgicos y brutales que rayaban en el fanatismo.