reaccionario

(redireccionado de reaccionarios)
También se encuentra en: Sinónimos.

reaccionario, a

1. adj./ s. Que es contrario a las innovaciones.
2. POLÍTICA Que es partidario de la reacción política.
3. adj. POLÍTICA De la reacción política.

reaccionario, -ria

 
adj. Opuesto a las innovaciones.
polít. Partidario de restablecer lo abolido.

reaccionario, -ria

(reakθjo'naɾjo, -ɾja)
abreviación
1. persona que se opone a los cambios o reformas del progreso un político reaccionario
2. característica que es propia de estas personas profesar una ideología reaccionaria

reaccionario, -ria


sustantivo masculino-femenino
persona que se opone a los cambios o reformas del progreso los reaccionarios del partido conservador
Sinónimos

reaccionario

, reaccionaria
Traducciones

reaccionario

reaktionär

reaccionario

reactionary

reaccionario

reactionair

reaccionario

الرجعية

reaccionario

反动

reaccionario

反動

reaccionario

reaktionære

reaccionario

反動

reaccionario

반동

reaccionario

reaktionär

reaccionario

/a ADJ & SM/Freactionary
Ejemplos ?
IGNIFICACIÓN HISTÓRICA DE LAS PIEDRAS Recopilado en "Estudios Históricos e Internacionales", de Felipe Ferreiro, Edición del Ministerio de Relaciones Exteriores, Montevideo, 1989 El 20 de setiembre de 1792 chocaron en los campos de Valmy las tropas francesas rápidamente preparadas por la Convención para enfrentar a los reaccionarios y el ejército veterano que encabezaba el Duque de Brunswisck.
Para los revolucionarios, América suple al Rey; para los reaccionarios la unidad indiana sólo se conservará si permanece, aunque idealmente, la obediencia al monarca.
Y DONDE ESTÁN LOS NORMALISTAS El normalismo, desde sus primeras manifestaciones austríacas, como es bien sabido, recibe un impulso regenerador en la Francia Revolucionaria del siglo XVIII, pues perseguía como meta central, normar la educación que impartiera el Estado; así no habría proliferación de programas reaccionarios que mermaran los ideales de aquella revolución.
Tan malos como los reaccionarios son aquellos que, siendo de origen revolucionario, se han petrificado en sus ideas y han perdido toda pasión por la actividad, riesgosa pero creadora, de la política.
En términos históricos usted y yo valemos bien poco; distintos azares nos han puesto frente a frente. En usted se personifican todos los intentos reaccionarios, antidemocráticos y contrarios al interés de los desposeídos.
Aquellos de nosotros que insiste en las viejas restricciones, que advirtieron de la importancia primordial de que operan dentro de la ley y por las normas, fueron acusados ​​de ser reaccionarios.
Los casos de violencia de los agentes de la fuerza pública acaecidos bajo el mando de los Gobiernos reaccionarios aconsejan llevar a cabo la investigación de responsabilidades concretas hasta el esclarecimiento de la culpa individual y su castigo.
Pero nadie debe cuidarse de lo que piensen de él los tontos, sean progresistas o conservadores, liberales o reaccionarios. Y como el hombre es terco y no suele querer enterarse y acostumbra después que se le ha sermoneado cuatro horas a volver a las andadas, los preguntones, si leen esto, volverán a preguntarme: «Bueno; pero ¿qué soluciones traes?» Y yo, para concluir, les diré que si quieren soluciones, acudan a la tienda de enfrente, porque en la mía no se vende semejante artículo.
No hay un solo partido de oposición a quien los adversarios gobernantes no motejen de comunista, ni un solo partido de oposición que no lance al rostro de las oposiciones más avanzadas, lo mismo que a los enemigos reaccionarios, la acusación estigmatizante de comunismo.
Referiremos los sucesos para que se vea cuánta razón nos asistía y cuánta vergüenza nos sacó a la cara la cobardía y la perfidia de los reaccionarios.
Por lo tanto, el pueblo mexicano sabrá defenderse de la amenaza imperialista, sin alterar en lo mínimo las relaciones de cordialidad con el gran pueblo vecino de nosotros, pues deben de saber, lo mismo los reaccionarios mexicanos que los enemigos de la soberanía nacional que se hallan en el extranjero...
Poco a poco van resbalando a la categoría de los socialistas reaccionarios o conservadores, de los cuales sólo se distinguen por su sistemática pedantería y por el fanatismo supersticioso con que comulgan en las milagrerías de su ciencia social.