reñido

(redireccionado de reñida)
Búsquedas relacionadas con reñida: reñir

reñido, a

1. adj. Que está enfadado con una persona y no quiere tener trato con ella está reñido con sus compañeros. disgustado
2. Se aplica a la competición, concurso o prueba que implica mucha rivalidad la final será reñida porque todos los participantes son muy buenos. enconado
3. estar reñido con coloquial Ser incompatible u opuesto es un hombre íntegro y no hará nada que esté reñido con sus principios.

reñido

 
adj. Que está enemistado con otro o negado a su comercio.

reñido, -da

(re'ɲiðo, -ða)
abreviación
1. competencia en la que los participantes están muy parejos un certamen reñido
2. cosa que es totalmente opuesta a otra Aunque son hermanos y socios, sus intereses están reñidos.
3. persona reconciliado que está enojada con otra Está reñida con su tía.
Traducciones

reñido

close, bitter

reñido

Odds

reñido

خلاف

reñido

Kursy

reñido

коефициенти

reñido

赔率

reñido

賠率

reñido

kurzy

reñido

odds

reñido

הסיכויים

reñido

オッズ

reñido

odds

reñido

ADJ
1. [batalla, concurso] → hard-fought, close
un partido reñidoa hard-fought o close game
en lo más reñido de la batallain the thick of the fight
2. (= enfadado) estar reñido con algnto have fallen out with sb, be on bad terms with sb
está reñido con su familiahe has fallen out with his family, he is on bad terms with his family
3. (= en contradicción) estar reñido con algo: está reñido con el principio de igualdadit goes against o is contrary to the principle of equality
Ejemplos ?
¿El batallón diré que, en la reñida función de Bomboná, las bayonetas en los pendientes precipicios clava, osa escalar por ellos la alta cima, y de la.
Mientras la niña engolfada está en serias reflexiones, anda el papá sin botones, con la camisa rozada y un siete en los pantalones. ¡Para tamaña indolencia cachaza se necesita! ¿Por ventura está la ciencia reñida con la decencia? Conteste usted, señorita.
Ahora bien, como para los partidos políticos – únicas colectividades que tendrán voz y voto en el próximo Congreso – se va a tratar de una lucha decisiva para las doctrina que ellos sustentan, la contienda electoral tendrá que ser más reñida que nunca, pues dependerá de ella el triunfo o la derrota de ideas que tienen apasionados defensores y enemigos encarnizados.
¡como pajaritos para el solar! Trabóse, entonces, reñida disputa sobre cuál sería el punto adonde debíamos trepar para tender el vuelo.
Como la murmuración no basta a llenar por completo los días de sol, con ella alterna el juego, y para mayor variedad, el tute se hermana con el monte, o tras de la reñida baraja, triunfa el pacífico dominó.
Y los dioses inclinaban alternativamente en favor de unos y de otros la reñida pelea y el indeciso combate; y tendían sobre ellos una cadena irrompible e indisoluble que a muchos les quebró las rodillas.
El tercero los estaba mirando sin moverse de un lugar; mas, no pudiendo don Rafael sufrir estar tan lejos, mirando aquella tan reñida y singular batalla, a todo correr bajó del recuesto, siguiéndole su hermana y su esposa, y en poco espacio se puso junto a los dos combatientes, a tiempo que ya los dos caballeros andaban algo heridos; y, habiéndosele caído al uno el sombrero y con él un casco de acero, al volver el rostro conoció don Rafael ser su padre, y Marco Antonio conoció que el otro era el suyo.
Glauco, hijo de Hipóloco y príncipe de los licios, arrojó en la reñida pelea un dardo a Ifínoo Dexíada cuando subía al carro de corredoras yeguas, y le acertó en la espalda: Ifínoo cayó al suelo y sus miembros se relajaron.
Retírate, suelta el cadáver y desampara estos sangrientos despojos; pues, en la reñida pelea, ninguno de los troyanos ni de los auxiliares ilustres envasó su lanza a Patroclo antes que yo lo hiciera.
Crujían las armaduras de los guerreros, y Zeus cubrió con una dañosa obscuridad la reñida contienda, para que produjese mayor estrago el combate que por el cuerpo de su hijo se empeñaba.
Mas así que las olímpicas deidades penetraron por entre la muchedumbre de los guerreros, levantóse la terrible Discordia, que enardece a los varones; Atenea daba fuertes gritos, unas veces a orillas del foso cavado al pie del muro, y otras en los altos y sonoros promontorios; y Ares, que parecía un negro torbellino, vociferaba también y animaba vivamente a los teucros, ya desde el punto más alto de la ciudad, ya corriendo por la llamada Colina hermosa, a orillas del Símois. De este modo los felices dioses, instigando a unos y a otros, les hicieron venir a las manos y promovieron una reñida contienda.
Por lo mismo que en días ya remotos, en las horas de las ilusiones juveniles, rendí cullo y vasallaje á las hermanas del Castalio coro, y que ellas (¡ingratas y tornadizas!) me es- quivan ahora sus favores, presumo que no se me negará com- pelí ncia, rúes sostre fui y conozco el paño, para zurcir ó liil- vanar algo así como juicio crítico, á propósito de an librito de versos que, con el título Copias del natural, acaba de dar á la estampa un escritor que oculta su nombre de cristiano y su apellido de familia bajo el seudónimo de Mérida (1) ocultación que anda un si es no es reñida con el Estatuto.