reír

(redireccionado de reímos)
También se encuentra en: Sinónimos.

reír

(Del lat. ridere.)
1. v. intr. y prnl. FISIOLOGÍA Mostrar una persona alegría o regocijo con ciertos movimientos del rostro y del cuerpo y con sonidos inarticulados se ríe tan fuerte que se la quedan mirando. carcajearse, desternillarse
2. v. tr., intr. y prnl. Hacer burla de una persona o una cosa o no tomarla en serio ríe de los defectos ajenos; río sus chistes; se ríe de ti. mofarse
3. v. intr. Tener una cosa un aspecto agradable, alegre o atractivo sus ojos ríen. sonreír
4. v. tr. Celebrar lo que hace o dice una persona con risa no le rías las gracias. aplaudir
5. v. prnl. coloquial Empezar a romperse una cosa mostrando una abertura mis mocasines se ríen; la tela se ríe de gastada.
6. reírse de una cosa o una persona coloquial Despreciarla, no tomarla en serio se ríe de tus consejos.
NOTA: Conjugación: CONJ.: INDICATIVO: PRES.: río, ríes, ríe, reímos, reís, ríen. IMPERF.: reía, reías, reía, reíamos, reíais, reían. INDEF.: reí, reíste, rió, reímos, reísteis, rieron. FUT.: reiré, reirás, reirá, reiremos, reiréis, reirán. COND.: reiría, reirías, reiría, reiríamos, reiríais, reirían. SUBJUNTIVO: PRES.: ría, rías, ría, riamos, riáis, rían. IMPERF.: riera o riese, rieras o rieses, riera o riese, riéramos o riésemos, rierais o rieseis, rieran o riesen. FUT.: riere, rieres, riere, riéremos, riereis, rieren. IMPERATIVO: ríe, ría, riamos, reíd, rían. GERUNDIO: riendo. PARTICIPIO: reído.

reír

 
intr.-prnl. Manifestar alegría y regocijo mediante la expresión de la mirada y ciertos movimientos de la boca y otras partes del rostro, acompañados de la emisión de una serie de sonidos explosivos e inarticulados.
Tener las cosas aspecto deleitable y capaz de infundir alegría.
tr. Celebrar con risa [alguna cosa].
tr.-intr.-prnl. fig.Hacer burla o zumba de una persona o cosa.
Modelo [9]. V. conjugación (cuadro).

reír

(re'iɾ)
verbo intransitivo
1. manifestar alegría con movimientos del rostro y emisión de sonidos Rieron a carcajadas con sus chistes.
2. tener una cosa un aspecto agradable, alegre o atractivo Sus ojos ríen.

reír


verbo transitivo
celebrar lo que hace o dice una persona con risa reírle las gracias a alguien
Sinónimos

reír

intransitivo y pronominal
Traducciones

reír

laugh, to laugh, tear

reír

смея се

reír

riure

reír

le

reír

lachen

reír

ridi

reír

rire

reír

לצחוק

reír

ridere

reír

lachen

reír

le

reír

rir

reír

smejati se

reír

skratta

reír

smát se

reír

nauraa

reír

smijati se

reír

笑う

reír

웃다

reír

หัวเราะ

reír

cười

reír

reír

reír

A. VI
1. [persona] → to laugh
no me hagas reírdon't make me laugh
echarse a reírto burst out laughing
reír como un locoto laugh one's head off
el que ríe el último, ríe mejor o más fuertehe who laughs last laughs longest
2. (liter) [ojos] → to laugh (liter), sparkle; [campo, mañana, naturaleza] → to sparkle, glow
B. VTto laugh at
todos le ríen los chisteseverybody laughs at his jokes
C. (reírse) VPR
1.to laugh
reírse con algo/algn todos se ríen con sus chisteseverybody laughs at his jokes
siempre nos reímos con élwe always have a good laugh with him
reírse de algn/algoto laugh at sb/sth
se está riendo de míhe's laughing at me
¿de qué te ríes?what are you laughing at?
¡déjame que me ría!that's a good one!
2. (= estar roto) estos zapatos se ríenthese shoes are split wide open at the toes
la chaqueta se me ríe por los codosmy jacket has worn through at the elbows

reír

vi, vr to laugh
Ejemplos ?
Y ¿qué será de nuestro dulce canto, Qué será de nosotros los cantores, Los que lloramos cántigas de llanto, Los que reímos cántigas de flores?
De muchas cosas que nos dicen delante de una persona nos reímos; y si nos la dicen delante de muchas, nos indignamos, quitando la libertad a que otros nos digan lo que nosotros mismos nos decimos muchas veces.
Dicen que Sofía tiene un mechón de mis cabellos en su cajón, y que para tenerlos aplastados se ve obligada a meterlos en un libro con broches. ¡Nos reímos mucho, ya lo creo!
Todos se lo reírnos, ¡miserables perrillos!, se lo reímos, con los rostros más blancos que la muerte y el corazón encogido de miedo.
He aquí cómo soy un niño, si queréis bajo la forma de un gran erizo de mar -dijo míster Peggotty abandonando su seriedad para lanzar una sonora carcajada. Peggotty y yo también reímos, pero no tan alto.
Sin esfuerzo, sin ruido, espontáneamente, ponía en todo lo que hacía una nota de bienestar que no puede describirse; parecía que no podia hacerlo de otra manera ni mejor, y la gracia, el natural encanto de sus movimientos, todavía me seducen hoy al recordarlo. Reímos de todo corazón en la salita, donde encontré sobre el antigun pupitre el libro de Los mártires, el cual no se había tocado desde mi partida.
no nos hablen mañana de candidatos a los cuales nos van a inventar sobre el pretexto del pánico liberal nada de pánicos, el pánico se lo dejamos a la gente cobarde que no sabe sentir como nosotros lo que esta raza nuestra sentimos Nada de conspiraciones, nos reímos de las habilidades Flexible he sido...
Después, como para reponernos de aquello, y con tanta alegría como si la narración fuera tan nueva para él como para nosotros, nos contó una aventura cómica que le había ocurrido; y la pequeña Emily reía, hasta que el barco resonó con aquellos musicales sonidos y todos nosotros reímos (Steerforth también), en irresistible simpatía, con una alegría tan franca y tan ingenua.
Cuando nos reímos de estas vanidades se indignan y enojan estos doctos sabios, y con todo, ellos, que adoran a los dioses buenos y malos, no pueden soltar esta dificultad de la Concordia y Discordia, ya se olvidasen de estas diosas y antepusiesen a ellas las diosas Fiebre y Belona, a quienes construyeron templos en lo antiguo, ya también las adorasen a ellas; pues desamparándolos así, la Concordia, la feroz Discordia los condujo hasta meterlos en las guerras civiles.
La certeza de una impunidad absoluta contagió de optimista firmeza a mis camaradas, y reímos con tan estridentes carcajadas, que desde la calle oscura nos ladró tres veces un perro errante.
Me acuerdo de que esta conversación fue el sábado antes de Carnaval, y el domingo convidé yo al teatro a toda la oficina. Nos reímos como benditos con el gracioso sainete Los pantalones; hasta Picardo se reía.
-No -respondió Traddles riendo y enrojeciendo-, bueno, no me atrevería a asegurarlo, mi querido Copperfield, pues el otro día estaba con una pluma en la mano y se me ocurrió pensar si habría conservado mi antiguo talento, y temo que haya un esqueleto con peluca... en el pupitre del Tribunal. Nos reímos con ganas. Después Traddles se puso a decir con indulgencia: « ¡Ese viejo Creakle!