Ejemplos ?
ING. RAY.- Precisamente es ese el trabajo que está a cargo de la Junta Nacional de Planificación, es la preocupación fundamental —lo que ha expresado el primer ministro Fidel Castro— de que hay que organizar mejor y justamente la nueva ciudad y las nuevas construcciones físicas de nuestro territorio.
CENTURIÓN Yo creíba que aquel tratao que acabó en sólo un momento con los muchos sufrimientos de este pueblo disgraciao, juese el golpe que había dao por tierra con la openión. Pa que tuitos en unión iguales ante la lay, no tuvíesemos más ray, que nuestra constitución.
Era simplemente para agradecer al ministro Ray la respuesta, y que me ratifica que será la Junta de Planificación entonces la que intervendrá activamente como coordinador de esos órganos del Estado, a diferencia de lo que no hizo en el pasado.
Y serán los que en realidad tengan más derecho a recibir los beneficios de la Revolución, porque son los que más la necesitan. Bien dijo aquí el compañero Ray: son ustedes profesionales, porque la nación los ha ayudado a ser profesionales.
También estoy en deuda con Marshall van Alstyne por señalar la importancia conceptual de los bienes de información rivales. Ray Ontko del Indiana Group proporciono crítica constructiva.
No es por la plata que lloro, don Fausto le contestó: Otra cosa quiero yo Mil veces mejor que el oro. "Yo todo lo puedo dar, Retrucó el Ray del Infierno, Diga: -¿quiere ser Gobierno?
Y es incalculable el dinero que vamos a invertir, porque en las construcciones hoy casi todo es nacional. Me ha explicado el ingeniero Ray el porcentaje que se va para el exterior y que va a haber demanda de cemento.
Aprovechando esta circunstancia y que está aquí, además, el presidente de la Junta de Planificación, el ingeniero Ray, quisiera hacer la pregunta a ambos, al doctor Fidel Castro y al ingeniero Ray, de si es adecuado que esa cooperación nuestra se encauce por las instituciones estas del Estado, que ahora sí hay que exigirles que cumplan y que no sean caretas.
Durante esas primeras semanas de combate, el sargento primero del Ejército Paul Ray Smith y sus tropas fueron atacados sorpresivamente por unos 100 elementos de la Guardia Republicana.
Y, entonces, hoy deseo dedicarle un poco de tiempo a hablarles sobre la economía. Antes de hacerlo, quiero darle las gracias al Congresista Ray LaHood.
La poesía le dio Laodamia, sus bellos sonetos, y la gran Oda. La Naturaleza le consiguió Martha Ray y Peter Bell y también la dedicatoria a la azada de Mr.
No he perdonao al gauchaje hasta hundirlo en la redota. Con el ray, cabayo y sota, la banca siempre paré, y a mil manates pisé con el talón de mi bota».