rareza


También se encuentra en: Sinónimos.

rareza

1. s. f. Rasgo diferencial en alguna cosa que hace que se salga de lo común, de lo corriente la rareza de esa planta la hace más bonita. singularidad
2. Circunstancia de ocurrir pocas veces una cosa. excepcionalidad
3. Cosa poco común o rara, tanto si se trata de objetos como de acciones y comportamientos humanos no hay quien aguante sus rarezas extravagancia

rareza

 
f. Calidad de raro.
Cosa rara.
Acción característica de la persona rara.

rareza

(ra'ɾeθa)
sustantivo femenino
1. cualidad de aquello que es poco común o extravagante La rareza de la película me dejó azorado.
2. cosa que resulta poco común o extravagante Todos tenemos nuestras rarezas.
Sinónimos
Traducciones

rareza

Rarität

rareza

rareté

rareza

raridade

rareza

نادرة

rareza

рядкост

rareza

sjældenhed

rareza

珍しい

rareza

sällsynthet

rareza

SF
1. (= calidad) → rarity
2. (= objeto) → rarity
3. (= rasgo singular) → oddity, peculiarity
tiene sus rarezashe has his peculiarities, he has his little ways
tiene alguna rarezathere's something odd about him
Ejemplos ?
Declina tu cabeza de honda noche delincuente sobre mi tétrica frente, sobre mi aciaga cabeza; deje su indócil rareza tu numen desolador, que en el drama inmolador de nuestros mudos abrazos yo te abriré con mis brazos un paréntesis de amor.
La esposa del intendente Solá era limeña, y a ésta se presentó el maestro Lucas ofreciéndola en venta seis magníficos anillos. En uno de ellos lucía una preciosa esmeralda, y examinándola la señora, exclamó: «¡Qué rareza!
Pero manjar exquisito para el criollo, por su rareza, hace que éste viva al par del héroe de la historia y tenga gestos, hasta palabras de protesta, en los momentos álgidos.
Me lisonjeo de no haber mirado con indiferencia una obligación tan sagrada, de que ningún ciudadano está exceptuado, y en esta materia creo haber merecido más bien la censura de temerario, que la de insensible o indiferente: pero el fruto de mis tareas es muy pequeño, para que pueda llenar la grandeza de mis deseos; y siendo mis conocimientos muy inferiores a mi celo, no he encontrado otro medio de satisfacer éste, que reimprimir aquellos libros de política que se han mirado siempre como el catecismo de los pueblos libres, y que por su rareza en estos países son acreedores a igual consideración que los pensamientos nuevos y originales.
No llevaba armas, pero en las Pirámides de Tequil, a un indio que vendía pieles de jaguar había tenido el capricho de comprarle su bordón que me encantó por la rareza de las labores.
No es, pues, llano el que haya por allí mucho marido sufrido, mucho padre complaciente y mucha interesada y fácil mujer. La que lo es se lo hace pagar caro, no tanto por la rareza, sino por lo que pierde.
Según el desarrollo de la metodología que califica varias características de importancia científica y turística como tamaño del área, número y rareza de las especies, exposición geológica, preservación, distancia de otros bosques petrificados, cercanías a otras atracciones y centros poblados, edad geológica, entre otros aspectos, situó al bosque petrificado de Puyango al mismo nivel que el Parque Nacional Bosque Petrificado de Cerro Cuadrado de la Patagonia en Argentina y el Monumento Nacional Fósil en Dakota del Sur, pero menos que los bosques petrificados de los Parques Nacionales Yellwstone y Arizona, donde los árboles están en su posición original de crecimiento.
Y ya que de libros tratamos, ¡cuánto me aflige ver que sólo como una rareza se encuentran los autores modernos españoles en estas librerías, una de las tentaciones más irresistibles de París!
En ese momento una gran inquietud invadió el aparatoso palacio submarino al abrirse la puertas de cristales transparentes y permitir entrar a una multitud de seres oceánicos que se miraba deseosa de saber de mi caso. Todos me veían con rareza y comentaban sobre mi fealdad.
Pero él no me dijo que ella está así por la pérdida de su marido, sino simplemente: «Margarita fue trastornada toda su vida», y María atribuía la rareza de su ama a «tanto libro».
A lo cual, el mancebo respondió con vigor: -Margot, que aunque no es tan bonita como tú, posee una belleza íntima superior a ti. Sé que es una rareza a tu lado, pero la prefiero por bondadosa, amable, sencilla y amorosa.
Sin contar que en el estado en que te hallas, tu posición y tu empleo en la corte te retienen cerca de la reina. ¿Qué diría su Majestad si le hablaras de tal extraña rareza?