ralo

(redireccionado de ralos)
También se encuentra en: Sinónimos.

ralo, a

(Del lat. rarus.)
adj. Que es poco espeso o poco poblado ya tiene el cabello ralo.

ralo, -la

 
adj. Díc. de las cosas cuyas partes están separadas más de lo regular en su clase.

ralo, -la

('ralo, -la)
abreviación
pelo que es poco espeso una barba rala
Sinónimos

ralo

, rala
adjetivo
claro. espeso, denso.
Se refieren a lo poco espeso o poco poblado. Ejemplos: si tienes la barba rala, más vale que no la dejes crecer; cerca de mi casa hay un bosque ralo que deja ver la carretera.
Traducciones

ralo

licht

ralo

rado

ralo

A. ADJ
1. (= claro) [pelo] → thin, sparse; [bosque] → sparse; [tela] → loosely woven; [aire] → thin
2. (Cono Sur) (= insustancial) → insubstantial
B. ADV ralo-ralo (Cono Sur) → sometimes

ralo -la

adj (cabello) thin
Ejemplos ?
Juliana, prontamente, había retirado el seno de los bezos del mamón, y, descubierta la diminuta faz de este, iluminada por el sol claro, Juan se sorprendió: el hijo del señorito Raimundo se asemejaba a su nieto, al nieto del tejero, como un huevo a otro; todos los niños pequeños se parecen; pero aquellos dos eran exactamente idénticos: los mismos ojos azulinos, la misma nariz algo ancha, la misma tez de nata de leche, la misma plumilla rubia saliendo de la gorra y cayendo en dos mechones ralos sobre la frente abultada.
Aunque el libro de texto, durante mucho tiempo se ha sacralizado como un esfuerzo altruista para educar a las nuevas generaciones y muchos de sus autores, en sus preámbulos han afirmado que sus más profundos deseos son contribuir a la formación de niños y jóvenes, siempre ha existido algo que rebasa a tales declaraciones: la posible gran venta y una salida de escape a los ralos sueldos de los maestros que de esta manera ven en ellos, un modo honesto de mejorar sus entradas económicas.
En un ángulo de la sala una mujer de anguloso perfil, canosa y con cara de hambre miraba con sus ojuelos grises cargados de odio, a una pobre chiquilla de doce a trece años de ralos cabellos de un rubio sucio, desteñida tez salpicada de pecas, y descolorida boca entreabierta que dejaba ver los dientes picados y las encías desteñidas.
El terror y la venganza derramaban su expresión fulgurante por los miles de arrugas que surcaban su piel de amarillento marfil. Aquella frente, cubierta de ralos cabellos grises, expresaba la cólera divina.
Los otros dos hermanos de este mozo, de una tísica madre como él hijos, vivieron siempre mal; y sin rebozo la enfermedad manifestóse en ellos, llevándoles enclenques y canijos a través de la vida; débil conformación, fuerzas escasas, ojos con baja luz, ralos cabellos, tristeza, palidez, tos prematura: ¡siempre se les creyó cosa perdida, flores de cementerio nacidas en su propia sepultura!
Vestía un largo guardapolvos negro, llevaba el sombrero de paja encasquetado hasta los ojos y permanecía inmóvil, con los brazos cruzados sobre el pecho. Unos rizos negros y ralos le caían casi hasta la nariz; los labios finos apretaban la boquilla de una pipa corta.
Le bastaba una ojeada para saber de cuántas ovejas se componía una majada; y esto, que la viese extendida en el campo, muy suelta en pastos ralos, o muy tupida en un trebolar, o bien encerrada en el corral, echada o parada.
Su cabeza de pelos ralos aún parece más grande moviéndose sobre un cuello cartilaginoso, del que surgen los ligamentos con duro relieve.
Mas puesto que atacar de cerca al enemigo 595 no nos es dado, a él desprevenido pierde con una oculta saeta.” Asiente, y al ánimo a la vez de su tío y suyo el Delio cediendo, de una nube velado, a la tropa llega ilíaca, y en medio de esa matanza de hombres a Paris, que ralos disparos por desconocidos aqueos dispersaba, 600 ve, y confesándose un dios: “¿Por qué tus puntas pierdes en la sangre de la plebe?”, dice.
La señora Grandet era una mujer seca y delgada, amarilla como un membrillo, desmañada, torpe, una de esas mujeres, en fin, que parecen nacidas para ser tiranizadas; tenía los huesos grandes, nariz grande, ojos grandes, frente grande, y, al primer golpe de vista, ofrecía una vaga semejanza con esos frutos pasados que no tienen ya sabor ni jugo. Sus dientes eran negros y ralos, su boca estaba arrugada y su barba tenía la forma de esa barba que suele llamarse de vieja.
Con ligera tendencia calcícola, en lugares rocosos, umbrosos, pastizales y cultivos muy ralos y secos, en sustratos aluviales calizos con abundante pedregosidad.
Habita en variados ambientes, mayormente asoleados: lomas cubiertas de pasto corto, junto a caminos de tierra, en terraplenes de ferrocarril, en ambientes de médanos fijados con pastizales ralos, en sierras, etc.