raja


También se encuentra en: Sinónimos.

raja

(Derivado de rajar.)
1. s. f. Pequeña abertura de forma lineal en una cosa. corte, grieta, hendidura, rajadura
2. Una de las partes de un leño que resultan de abrirlo con hacha, cuña u otro instrumento.
3. Trozo delgado y largo cortado de una cosa una raja de pan, una raja de limón, una raja de chorizo. rebanada, rodaja
4. vulgar Vulva, parte externa de la vagina.
5. hacer rajas una cosa Dividirla en porciones.
6. hacerse rajas una persona Poner excesivo empeño en hacer una cosa se hizo rajas intentando terminar el trabajo a tiempo.
7. sacar rajas Sacar astillas.

raja

(Del ital. rascia.)
1. s. f. TEXTIL Paño basto usado en la antigüedad.
2. raja de Florencia TEXTIL Tejido muy fino y caro de origen italiano.

raja

 
f. Parte de un leño que resulta de abrirlo al hilo con hacha, cuña, etc.
Hendedura, abertura o quiebra de una cosa.
Pedazo que se corta a lo largo o a lo ancho de un melón, sandía, queso, etc.

raja

('raxa)
sustantivo masculino
1. abertura estrecha y alargada de una superficie Hay rajas en el techo.
2. porción delgada de un alimento una raja de melón
Sinónimos

raja

sustantivo femenino
2 rebanada, tajada.
Rebanada especialmente se aplica al pan y tajada a la carne cocinada.

raja:

hendidurarebanada, resquebrajadura, tajada, abertura, hendedura, grieta,
Traducciones

raja

raja

raja

Раджа

raja

رجا

raja

Раджа

raja

拉贾

raja

拉賈

raja

Raja

raja

Raja

raja

Raja

raja

라자

raja

Raja

raja

SF
1. (= hendidura) (en la piel) → gash; (en muro) → chink; (en porcelana, cristal, madera) → crack
2. [de melón, sandía] → slice
3. (= vagina) → cunt
4. sacar raja (= sacar tajada) → to get a rake-off, get one's cut
5. (Caribe) (= sangre negra) tener rajato have some black blood, be of African descent
6. (Andes) estar en la raja (= sin dinero) → to be broke
7. rajas (Méx) (Culin) → pickled green pepper
Ejemplos ?
La niña estaba asombrada de ver tantas galas, a causa que las que ella en su vida se había puesto no pasaban de una saya de raja y una ropilla de tafetán.
Y concurrían frailes (etiam periere ruinae) y señores canónigos, que aún los había de veras, y el señor asistente, acompañado de algunos machuchos personajes, y varios oficiales de la guarnición, porque entonces no se conocía la milicia nacional; estudiantes con sus hopalandas, por supuesto, y mozalbetes vivarachos, que sacaban raja de visitar y obsequiar a la vieja, pues, como se dice vulgarmente, «por la peana se besa el santo»; y gallardas muchachas que, aunque rodeadas de sus respetables y vigilantes familias, llevaban los ojos, algunos harto hermosos y expresivos, para hacer de ellos el uso más conveniente.
Cree que es tan larga su vida como fragante su olor. Nunca vio el rayo que raja a la renegrida nube, ni ve al gusano que sube, ni al fuego del sol que baja.
-En buen hora -dijo Ricardo-; y vuélvote a advertir que los cinco versos dijo el uno y los otros cinco el otro, todos de improviso; y son éstos: Como cuando el sol asoma por una montaña baja y de súbito nos toma, y con su vista nos doma nuestra vista y la relaja; como la piedra balaja, que no consiente carcoma, tal es el tu rostro, Aja, dura lanza de Mahoma, que las mis entrañas raja.
En ellas vienen exhibiéndose millares de bellezas vigorosas, de ingenios peregrinos, de tipos y escenas que hubieran envidiado, para su gloria, los pinceles de Goya y de Theniers; y no obstante, no han logrado una pluma que los ensalce y los sahume, o siquiera los reviste a la faz del público, hoy que en el gran mundo no se come una mala raja de salchichón, ni se hace una cabriola, ni se suelta un vocablo ingenioso, sin que las cien trompas de la fama cuenten, enaltezcan y sublimen el suceso desde el folletín de los periódicos más en boga, y le lleven en alas de éstos hasta el último confín de la tierra.
Y cuando el gaita mótorman arrancó, él, como quien saluda a una princesa, se quitó el capelo mientras que ella digitaleaba en el espacio como si se alejara en un "píccolo navío". Y fijándome en la pinta déla dama, nuevamente reflexioné: -¡Atenti, nena, que el tiempo raja!
Ni ya, tal vez, besarán Mañana mis pobres chozas ::Enramadas Tus ondas, ni turbarán Tu silencio mis cantares ::Y baladas; Pues todo á morir camina, Todo la hoz de los años ::Hiende y raja, Desde la nudosa encina, Hasta la más leve arista ::De la paja.
FILOCLEÓN: ¡Claro que sí! Una antorcha. BDELICLEÓN: ¿Y esa raja negra que se le ve en medio? FILOCLEÓN: La pez, que se derrite al quemarse.
Cuando volvió el chiquilín, le salió al encuentro, bamboleándose, emponchado, y desafinando a raja y cincha con la guitarra y con la voz; el mancarrón, un viejo servidor bichoco, se asustó y volteó al muchacho; don Pedro no vaciló, sacó la cuchilla, y degolló al caballo.
Tienen bueyes y potreros del caudal para (la) ventaja, pero, aunque ellos se hacen raja, nunca salen de pobreza, pues vinculan su riqueza en cuernos, lanas y paja.
Y miré a las mesas relucientes, en las que me veía reflejado en el mismo fondo de la antigua caoba; y a las lámparas, sin una sola raja en sus colgajos tan limpios; y a los confortables cortinajes verdes, con sus pulimentadas anillas de cobre, cerrando cuidadosamente cada departamento; y a las dos grandes chimeneas de carbón que ardían resplandecientes; y a las filas de jarras jactanciosas, como demostrando que en la cueva no costaba trabajo encontrar viejas barricas poseedoras de buen vino de Oporto; y me decía que, en Inglaterra, tanto la fama como el foro eran muy difíciles de ser tomados por asalto.
Para comenzar, raja y mata con sus potentes colmillos a los perros que temerariamente se le acercaron, y destrozando las débiles redes con las patas, salió corriendo hasta perderse de vista.