rajá

(redireccionado de rajás)

rajá

1. s. m. Soberano hindú.
2. vivir como un rajá Hacerlo con lujo y opulencia desde que le tocó la lotería vive como un rajá.

rajá

 
m. Soberano de la India.

rajá

(ra'xa)
sustantivo masculino
soberano de la India los soldados del rajá
Traducciones

rajá

Раджа

rajá

라자

rajá

SMrajah
Ejemplos ?
Por mi parte, miraba a Jack Maldon como a un Simbad moderno y me lo figuraba amigo íntimo de todos los rajás del Oriente, sentado fumando largas pipas de oro, que lo menos tendrían una milla de largas si se hubieran podido desenvolver.
XI Un día, tu padre abandono el templo para dirigirse a las selvas que se extienden al pie de la colina en cuya cumbre esta oculto; de pronto, una nube de polvo blanca e inmensa, que elevándose de la parte de oriente oscurecía la luz del sol, atrajo su curiosidad., dice volviéndose a uno de los pérfidos rajás portadores de su escudo y su aljaba.
Y mientras en Europa charlaban sobre la inviolable santidad de la deuda nacional, ¿no confiscaba acaso los dividendos de los rajás que habían invertido sus ahorros personales en acciones de la propia Compañía?
Era el Oriente de las ensoñaciones: las reinas impúdicas, temblorosas de febriles deseos bajo las túnicas consteladas de pedrería, los cuerpos reales macerados en perfumes, las balanceantes caravanas, los tetrarcas nutridos de crueles voluptuosidades, la humareda aromática de los pebeteros, las rizadas barbas de los tiarados príncipes de Assur y Nínive, de los rajás de las mil y una nochescas Indias, de los magnates de los fabulosos califatos.
IX El ultimo de estos sacerdotes que, encendidos en amor por la divinidad, han consagrado sus días a venerarla en contemplación de sus obras, es un anciano cuyo origen envuelve un misterio profundo: nadie sabe la época en que llego a Kattak para guarecerse en la gruta de Vichenú. Rajás venerables sobre cuya cabeza han lucido más de cuarenta mil soles, aseguran que en su juventud el bracmín del torrente tenia ya los cabellos blancos y la frente inclinada.
La historiografía de Gran Bretaña ha mantenido tradicionalmente la visión del conflicto como un simple "motín militar" limitado a una masa de cipayos descontentos y manipulables por rajás locales, negando la existencia de una "rebelión india" a gran escala.
En septiembre y octubre de 1857, la Rani logró defender exitosamente a Jhansi de los ataques de los rajás vecinos de Datia y Orchha.
El primer milenio vio la aparición de principados marítimos y su desarrollo a estados marítimos compuestos por los barangays independientes o aliados con naciones más poderosas como las talasocracias malayas lideradas por Dato, los estados tributarios chinos gobernados por huangs o los reinos con influencias de la India gobernados por rajás.
Cuando un jugador tiene su propio Rajá en el tablero y el de su aliado ha sido capturado, puede reemplazar a su cautivo compañero si logra tomar los dos Rajás contrarios, y si no alcanza este objetivo, puede cambiar su Rajá por uno de ellos y redimir al aliado que se pondrá en su lugar.
El declive del Imperio Brunéi culminó en el siglo XIX cuando Brunéi perdió gran parte de su territorio a los rajás Blanco de Sarawak, resultando en su pequeña masa de tierra actual y la separación en dos partes.
Los Rajás tradicionales de Tondo, lod Lakandula, retuvieron sus títulos y sus propiedades, aunque no el poder político real, que pasó a manos de la Casa de los Solimán, los Rajás de Manila.
Mahmud fue un habil ministro que puso fin al pillaje sobre los peregrinos que hacían el Hajj y acabó con los ataques de las flotas de los rajás de Khelna (Vilasgarh) y Sangameshwar a los mercaderes bahmanis.