radiante


También se encuentra en: Sinónimos.

radiante

1. adj. FÍSICA, ÓPTICA Que radia o despide rayos o radiaciones energía radiante .
2. Que es muy brillante o luminoso. fúlgido, reluciente, resplandeciente apagado
3. Que muestra gran belleza, alegría o felicidad su madre estaba radiante de satisfacción; tiene un aspecto radiante . exultante
4. ARQUITECTURA, ARTE Se aplica a un estilo arquitectónico gótico caracterizado por la forma radial de las tracerías de los ventanales.

radiante

 
adj. Que radia.
fig.Brillante, resplandeciente.
m. metrol. Radián.

radiante

(ra'ðjante)
abreviación
1. que tiene mucho brillo y resplandor un día radiante
2. que muestra visiblemente contento o bienestar Tienes el rostro radiante.
3. aparato que emite radiaciones antena radiante
Traducciones

radiante

bright, radiant

radiante

raggiante, ramoso

radiante

radiante

radiante

مشع

radiante

Лъчиста

radiante

辐射

radiante

輻射

radiante

放射

radiante

Strålande

radiante

ADJ
1. (Fís) → radiant
2. [persona] → radiant
estaba radianteshe was radiant (de with)

radiante

a. radiant, that emits rays.
Ejemplos ?
En Madrid fui amigo de Ramón Pérez Ayala… Susiche, indignada, dio los buenos días y se fue; y me dejó a Herr Braumenn para dos días de cerveza clandestina. VII Hoy, al bajar a un subwayme me ha alcanzado Susiche, venía atropellada escaleras abajo; venía radiante.
El canto sagrado, las luces en los altares, el recogimiento profundo de los fieles, la claridad del sol penetrando por los ventanales a dejar chispas, halos y colores en los vidrios y en el metal de las molduras y de las efigies, todo había cobrado ante sus sentidos una gracia adorable, un encanto tan fresco y hechizador, que le colmaba de bienestar, elevándolo y haciéndolo ligero, ingrávido y alado, sacudiéndole, haciéndole cosquillas y despertando una vibración incontenible en sus nervios. Los niños, contagiados, por fin, de la alegría candorosa y radiante de Juncio, acabaron también por reír, sin saber por qué.
La hizo subir, mas al mirarla a su lado, tan radiante, resplandeciente de belleza, YAPPAN no se contuvo, la abrazó y se olvidó de toda su rectitud, de todo el control de su cuerpo y le dio tantos besos que de inmediato, YAOTL, el enemigo dio un enorme grito de triunfo que resonó hasta los cielos donde TEZCATLIPOCA se encontraba.
Lucía temblaba de terror, el indio estaba radiante, su rostro se había animado, su color amarillento se había encendido de un subido carmín.
Apareció usted radiante en la apoteosis de esa fiesta patriótica que la alianza rusa fue para Francia, y se prepara para presidir el solemne triunfo de nuestra Exposición Universal, que coronará nuestro gran siglo de trabajo, de verdad y de libertad.
Tú, solo, brillando, en tu manifestación de Atón viviente, Elevado, radiante, distante, cercano, Creaste millones de manifestaciones de ti mismo, Ciudades, pueblos, campos, el discurrir del río, Porque eres el Atón del día en las alturas.
No obstante, allí, a plena luz radiante del sol, recuperaba su seguridad y tranquilo, el espejo ahumeante de su mente no dejaba de fluir lo pasado.
Después de este lapso de aturdimiento sobrevino un período de amorosa inquietud, el sordo y mutuo acecho de un disgusto que no llegaba y que se ahogó por fin en explosiones de radiante y furioso amor.
Allí tienen su casa los hijos de la oscura Noche, Hipnos y Tánato, terribles dioses; nunca el radiante Helios les alumbra con sus rayos al subir al cielo ni al bajar del cielo.
Vengan con nosotros y esparcien sus miradas por la radiante perspectiva que embellecen los viñedos en los declives de la montaña, el verdinegro olivar entre cuyas ramas deja oír la tórtola solitaria su ronco arrullo; el áureo rastrojo, en que el ganado sestea; los blancos caseríos y las eras limpísimas, donde llegado que sea el crepúsculo vespertino, rendirán las resecas mieses su grano de oro a los rudos requerimientos de la cobra regida por el trillador, que turbará la solemne quietud del atardecer con sus canciones.
Pero es imposible pintar lo hermoso que era. -¿Quién sabe si estoy destinado a recorrer también tan radiante camino? -exclamó gozoso el abeto-.
De tu insigne linaje saldrá aquella amiga de las letras y del arte, a quien no sé si tengo más por bella o más por sabia y casta que alabarte; la espléndida Isabel, radiante estrella que con su luz alumbrará la parte que baña el Mincio, río entre floresta al que el nombre la madre de Ocnos presta; »donde disputará con su consorte en lid de gran honor y gran regalo quien de los dos con más amor soporte y aprecie las virtudes frente al malo.